viernes, 21 de julio de 2017

OÍDO EN LA CHATA: La Constituyente Comunitaria, parodia de la tradición revolucionaria.



Víctor José López

Dentro de una semana se realizará en Venezuela una parodia, se llevará a cabo una mentira con el nombre de Constituyente.
Alega Nicolás Maduro, abusando de la credibilidad de lo que le queda de masas, que cumple rigurosamente los preceptos constitucionales.
Miente Maduro, porque la Constitución de 1991, la “bicha” de Chávez, aunque deficiente en muchos órdenes, en lo que respecta al mandato constitucional si que está clara. Lamentablemente, el claque gubernamental, al grupete de enchufados que no le da la gana de leer, viola el Artículo 347 que dice  clarito:
 -El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.
Escuchando la ensalada de estupideces que los aspirantes chavistas a la Asamblea dicen todas las mañanas a las siete, en su retahíla de propaganda, nos damos cuenta que no tienen idea de lo que dicen. Se habla en los mensajes de resolver los problemas económicos, la precaria o trágica situación de la salud y de la seguridad, son tan audaces que hablan de educación y de abastecimiento de alimentos así como los que orden público que, Nicolás Maduro y Hugo Chávez, en 18 años de disparates no han sido capaces de resolver.
Todo lo contrario: arruinaron al país y ahora regalan el Arco Minero de Guayana como le entregaron el petróleo a rusos y chinos y se lo regalaron a cubanos y pueblos del Caribe.
Carlos Marx, en su obra El dieciocho de Brumario , refiriéndose a un acontecimiento bicentenario, dice cosas que tienen mucho que ver con lo que ahora ocurre en Venezuela; y por ser, palabras de un hombre de indudable vocación socialista, las traemos a esta tribuna en un intento de hacerle comprender a la masa que engañan los fascistas del chavismo con ofertas y mentiras que: -“La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. Y cuando estos aparentan dedicarse precisamente a transformarse y a transformar las cosas, a crear algo nunca visto, en esta época de crisis revolucionaria es precisamente cuando conjuran temerosos en su auxilio los espíritus del pasado, toman prestados sus nombres, sus consignas de guerra, su ropaje, para con este disfraz de vejez venerable y este lenguaje prestado, representar la nueva escena de la historia universal. Lutero se disfrazó de apóstol Pablo… “

Aquí en Venezuela Chávez se disfrazó de Bolívar .

1 comentario:

losbrown dijo...

De total acuerdo. Ojalá los que siguen fielmente este "disparate criminal" pudieran leer y entender. Pero sus cerebros si que están fritos, lamentablemente. Un abrazo.