viernes, 20 de enero de 2017

LLEGÓ LA HORA DE LA CONSTITUYENTE ORIGINARIA PARA REALIZAR EL GRAN CAMBIO EN LA NACIÓN



Mensaje a la Nación para realizar el gran Cambio

A las preguntas ¿Cuál es la diferencia ente convocar una Constituyente y la promesa de arreglar el país que siempre hacen los partidos políticos? ¿Por qué tenemos que hacer una Constituyente, es que eso acaso va a solucionar nuestros problemas? El doctor  Enrique Colmenares Finol, presidente de Alianza Nacional Constituyente respondió:
-“ Venezuela es un barco que hace aguas por todos lados en el medio del mar, producto de innumerables errores de todos –los de antes y los de ahora-, y en lugar de ponernos todos de acuerdo para sacar el agua y llevar entre todos el barco a un puerto seguro para hacerle reparaciones mayores, los oficiales que lo dirigen se están matando entre sí para determinar quién será el capitán. Y yo me pregunto ¿de qué sirve ser el capitán de un barco que se va a  hundir, que no llegará a ningún puerto? ¿No sería mejor llevar entre todos a reparar el barco y luego, una vez reparado, decidir quién será el capitán? Esa reparación mayor se llama Asamblea Nacional Constituyente Originaria. Y se llama Originaria o sea una  rebeldía ciudadana, porque todos los que estamos montados en ese barco que se llama Venezuela, somos responsables de llevarlo a un puerto seguro porque en nosotros reside la Soberanía Nacional, que la Constitución nos determina en el artículo 347.”

El doctor Colmenares Finol expresó durante la rueda de periodistas convocada ayer por la Alianza Nacional Constituyente, realizada en la sede de la Cámara de Comercio de Caracas. Asistieron a la convocatoria de destacadas personalidades de la política nacional y los miembros de la junta Directiva de la ANC, entre quienes distinguimos  la doctora Blanca Rosa Mármol de León, al profesor Luis Manuel Aguana, los Arquitectos Lourdes Colmenares y Luis Granados, el Coronel Luis Alfonso Dávila, el profesor Sergio Matamoros y los periodistas Víctor José López y Albderto Hidalgo. Además de representantes de  las directivas de provincia como José Bravo…….

La diferencia del discurso político tradicional con la propuesta que ahora le hacemos al país .ageegó Colmenares Finol -  es que nada hacemos con cambiar a un gobierno si dejamos las mismas estructuras institucionales que han sido la causa fundamental del desastre sin límites al que nos han llevado a todos los venezolanos.

Venezuela, producto de de una cadena interminable de errores históricos  Es la hora de llamar al Constituyente. ES EL MOMENTO CONSTITUYENTE.

Venezolanos, ante esta dramática e injusta situación y ante el impedimento oficial y consecuente fracaso en la aplicación de iniciativas constitucionales para solventar la crisis, la Alianza Nacional Constituyente, movimiento de movimientos, constituida como red nacional de organizaciones políticas y de la Sociedad Civil,  líderes y ciudadanos todos,  anunciamos hoy ante el país y la Comunidad Internacional, nuestra firme y categórica decisión de acudir a los poderes creadores y libertarios de  los venezolanos, para profundizar el propósito de convocar por Iniciativa Popular a un Proceso Constituyente Originario que nos permita en autentico y verdadero dialogo, discutir en torno a la mesa constituyente, el país que queremos y  superar el desastre que amenaza seriamente la gloriosa existencia de la República; ante la cual estamos todos convocados y obligados a agotar nuestro mayor esfuerzo por el restablecimiento de la unidad nacional, la justicia, la paz social y política, la libertad, la democracia, el progreso y el bienestar general de nuestra población. Esfuerzo que ha de iniciarse con un auténtico proceso de Reconciliación Nacional que supere el enfrentamiento que amenaza con una indeseable y trágica confrontación violenta y nos permita mediante un gran pacto social y político, la transformación del Estado y la refundación nacional. 

Queremos y anhelamos vivir en un país distinto, independiente,  auténticamente federal y descentralizado, libre, solidario, justo, participativo, desarrollado  y democrático. Estamos dispuestos  a luchar porque el destino de Venezuela este íntimamente ligado a un nuevo Proyecto de País que garantice el cambio radical y profundo al que aspiramos con un  desarrollo social e integral sostenible, para comenzar a transitar por el camino de la paz y la libertad, con reconciliación en justicia.

Nos han preguntado una y otra vez como podemos convocar a una Constituyente sin la participación de los Poderes Constituidos, como el CNE o el TSJ, quienes en esta situación de vacío institucional se han erigido en poderes por encima del Poder Originario de los venezolanos. Luego de años de profundo análisis y consulta a los más destacados constitucionalistas del país, presentamos a los venezolanos una solución constitucional, pacífica y electoral, por la vía de la iniciativa popular establecida en nuestra Constitución en el Artículo 348, contenida en una propuesta denominada “Bases Constituyentes – Propuesta de los Ciudadanos para la Reconciliación y el Cambio”. Esta Propuesta que hemos ido discutiendo y actualizando permanentemente, contiene el desarrollo justificado de la Iniciativa Popular.

Venezolanos, esta  iniciativa propia del Pueblo Soberano Depositario de la Soberanía Nacional y del Poder Constituyente Ooriginario es supraconstitucional, pues nace de su propia naturaleza y como tal no puede ser normada ni codificada por norma o legislación alguna del Poder Constituido. Esto ya fue establecido desde 1999 cuando sin estar establecida la convocatoria al Poder Originario en la Constitución de 1961, la Corte Suprema de Justicia de ese entonces autorizó la consulta al Pueblo para su convocatoria. En este momento es Constitucional y derecho de todos los venezolanos.  

 VENEZOLANOS esta iniciativa que nos permite a todos con plenos derechos y garantías, prodigarnos el destino y futuro de nuestra nación, donde impere la  libertad, la justicia, la seguridad, la igualdad y equidad, la solidaridad, la salud, educación, vivienda y  trabajo, el respeto a la propiedad privada, la libre expresión, el progreso y desarrollo en su conjunto de la nación.

 Como corolario: citemos  a nuestro Libertador Simón Bolívar en Carta dirigida a Santander,  Octubre de 1826

 “En una palabra, mi querido general, yo no conozco más partido de salud, que el de devolver al pueblo su soberanía primitiva para que rehaga su pacto social. Ud. dirá que esto no es legítimo: y yo, a la verdad, no entiendo qué delito se comete en ocurrir a la fuente de las leyes para que remedie un mal que es del pueblo y que sólo el pueblo conoce. Digo francamente que si esto no es legítimo, será imperioso a lo menos, y, por lo mismo, superior a toda ley: pero más que todo es eminentemente popular, y, por lo mismo, muy propio de una república eminentemente democrática.” 
A todos los venezolanos. Es posible convocar al Constituyente para resolver la crisis, si todos con fe en nuestras propias capacidades y disposición patriótica, ejercemos la Soberanía de Venezuela, que en nosotros reside, y como depositarios del Poder Originario,  nos sobreponemos como una sola voluntad, convocando a una Asamblea Constituyente de carácter Originaria por iniciativa Popular, en acatamiento a los artículos 2, 3, 5, 7, 19, 25, 70, 328, 333, 347, 348, 349 y 350 constitucionales y  darnos un nuevo Pacto Social que garantice el ejercicio libre y soberano de la ciudadanía para nosotros y las nuevas generaciones.

Ha llegado el momento preciso para “El Cambio”.

¡Estamos en tiempos de activación del poder Originario

Con la Constituyente cambiamos todo.

Caracas, 17 de Enero de 2017


EDUARDO FERNANDEZ Hambre y diálogo


Lo que hay son políticas equivocadas por parte del Gobierno que tienen que cambiarse urgentemente si queremos que haya comida en la mesa de la familia venezolana.




La gente está pasando hambre. Los ciudadanos están desesperados buscando medicinas para sus enfermos. El dinero cada día que pasa vale menos. No hay comida, no hay medicinas, el dinero no alcanza para nada y mientras tanto, el Gobierno dialoga con algunos partidos de la oposición. Nada hay más urgente y más importante que la comida y las medicinas. Ambos temas están ausentes de la llamada mesa de diálogo.

Yo me considero en el deber de manifestar que el llamado diálogo que se está celebrando en Caracas no tiene ninguna seriedad.

Los protagonistas del diálogo caraqueño son, por una parte, un Gobierno enormemente desacreditado y por la otra, figuras subalternas de un grupo de partidos que juntos, no llegan al diez por ciento de la opinión pública nacional.

Ni siquiera las principales figuras de AD, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia se atrevieron a sentarse. Enviaron a figuras subalternas. ¿Por qué? ¿Sería que les daba pena tomar parte en esa representación?

Lo cierto es que en la llamada “mesa de diálogo” no están todos los que son ni son todos los que están. Mientras pasa el tiempo, para regocijo del Gobierno, el hambre y la desesperación de los ciudadanos aumenta y los problemas se agravan.

En la llamada “mesa de diálogo” no están participando los factores de la producción. Allí no están ni los empresarios ni los trabajadores. Y son justamente los empresarios y los trabajadores los que podrían hacer algo por destrabar a la economía nacional y podrían ponerla a producir para que logre llegar a la mesa de las familias venezolanas el alimento indispensable y las medicinas necesarias para atender a los enfermos.

Para resolver los problemas económicos y sociales de Venezuela existen medidas muy concretas y muy urgentes que hay que adoptar de inmediato. Esas medidas tienen que ver con el desmontaje de los controles artificiales de la economía, el control de cambios y el control de precios.

Además, hay que asumir con seriedad los problemas y dejar de repetir la fábula esa de la guerra económica, o como la llama ahora la mesa de diálogo entre el Gobierno y algunos partidos de la oposición: “el sabotaje”. Ni hay guerra económica ni hay sabotaje.

Lo que hay son políticas equivocadas por parte del Gobierno que tienen que cambiarse urgentemente si queremos que haya comida en la mesa de la familia venezolana y medicinas a la orden de nuestros enfermos.

Lamentablemente en la Venezuela del presente no existe cultura de diálogo. Ni en el Gobierno ni en la oposición. El llamado diálogo no es serio. Y mientras tanto, aumenta el hambre y la desesperación de la familia.

Seguiremos conversado.

Eduardo Fernández
@EFernandezVE

Leer más en:
http://www.ifedec.com/category/articulos/eduardo-fernandez/
http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/opinion/eduardo-fernandez-hambre-dialogo/

EDDIE A. RAMÍREZ S Lo que nos espera



Parece que, después de las dudas de algunos, nuestra dirigencia  tiene claro que estamos frente a un régimen dictatorial que  viola constantemente la Constitución y reprime sin ningún escrúpulo a quienes se  oponen.  Ahora hay que proceder acorde con el diagnóstico. Lo que nos espera puede ser malo o bueno, según actuemos como Lord Halifax o como Churchill.

Recordemos que,  ante los primeros éxitos de Hitler, Lord Halifax  quería que  Gran Bretaña firmara la paz aprovechando la intermediación ofrecida por Mussolini. A este planteamiento  la posición de Churchill fue  que era inaceptable una paz bajo la dominación de Europa por los nazis.  Halifax no era un  colaboracionista, sino un patriota apaciguador temeroso de que si no aceptaban la paz se perdería el  imperio británico. Para bien de la humanidad se impuso la tesis del León inglés, en cuyo escritorio tenía un letrero con palabras de la reina Victoria durante la guerra de los Boers: ¨Las derrotas no existen. No estamos interesados en esas posibilidades ¨.   A pesar de las críticas de muchos de los suyos, Churchill mantuvo a Lord Halifax en Asuntos Exteriores argumentando que ¨Si iniciamos una pelea entre el pasado y el presente  perderemos  el futuro.

Esto es válido para el caso de algunas actuaciones de la MUD. Sin duda que causa escozor su lentitud de respuesta y la torpeza como participó en el diálogo, sin estrategias, cediendo las únicas  armas  que eran  la presión de la calle y los diputados por Amazonas, además de  designar a  negociadores inadecuados. La última cita de Churchill también  es válida para el caso de Henry Falcón y de Rosales.  No simpatizo con muchas de las  posiciones de  los citados, pero ambos tienen seguidores y puntos a favor por lo que  no debemos caer en el error de  tildarlos de traidores.

Evidentemente no tenemos otra vía  que seguir luchando, para lo cual hay varias opciones.  - Insistir en el referendo revocatorio: La designación de El Aissami como vicepresidente no fue para reprimir. Ello lo puede hacer Maduro con Reverol o con cualquier otro, como lo ha hecho desde un principio.  La jugada de Maduro es para evitar ser defenestrado antes de tiempo, ya que a nadie se le podría ocurrir promover un revocatorio para que quede El Aissami de presidente. 
- Elecciones regionales:  hay que presionar para que se realicen y las probabilidades de que los demócratas ganemos la mayoría es muy alta. Políticamente es importante ya que debilitaría al régimen, pero entendamos que no es la panacea. Los nuestros serán asfixiados económicamente y más de uno será encarcelado con cualquier pretexto o destituido por el sumiso TSJ. El país seguiría cuesta abajo.
- Asamblea Constituyente: algunos compatriotas han dedicado tiempo y talento con miras a la convocatoria de una Constituyente. Esta opción tiene sus más y sus menos, pero debe ser  evaluada  para determinar si el momento es propicio. 
-Negociación con grupos disidentes del oficialismo: la idea sería constituir un frente amplio  con participación de esos disidentes, los partidos de oposición y representantes de la sociedad civil.                   -Negociaciones con equipo del gobierno: no deben descartarse por el fracaso del pasado. Fuimos a ese diálogo sin prepararnos y con negociadores novatos. Podríamos reiniciarlo sujeto a que el gobierno fije elecciones regionales a corto plazo, acepte las decisiones de la Asamblea Nacional y  libere a los presos  políticos. Además de estas condiciones previas, la nueva carta sobre la mesa debería ser elecciones generales anticipadas o un gobierno de transición. 
-   Acciones de calle: son imprescindibles para logar el cambio, pero solas no bastan.  
Salir del régimen no es suficiente para enrumbar el país. El reto está, según plantea José Antonio Gil Yepes en su excelente  libro ¨Escenarios de Venezuela 2017-2030¨, en lograr consensos para pasar de los gobiernos  autoritarios y rentistas a otro que sea pluralista y orientado a la producción. Este trabajo de Gil  Yepes amerita ser discutido por políticos y no políticos, para evitar que un nuevo gobierno nos venda más de lo mismo aunque con brochazos de democracia. 
  
El precio del petróleo probablemente se mantenga por debajo de los 50 dólares el barril y las probabilidades de nuevos préstamos no se visualizan y, de lograr algo, los montos  no serán suficientes. Se mantendrá la escasez de medicinas, alimentos y repuestos, la inflación seguirá aumentando al igual que las protestas. Si el régimen no incrementa la represión puede caer y si la aumenta también. Por ello le conviene negociar y ceder, siempre y cuando perciba una oposición unida y dispuesta a confrontar.

Como (había) en botica: El expresidente de facto pronunció un discurso sin contenido y ante un espejo. Muchos  actúan como nuestro distinguido Dudamel y prefieren no criticar las violaciones del régimen a la Constitución. No se puede pedir que  todos los venezolanos tengan la entereza moral para protestar. Descalificarlo no tiene sentido. Allá cada quien con su conciencia. Los ¨ejercicios cívico militares  anti imperialistas¨ fueron una pantomima. Por lo menos pudieron cambiarse la camisa roja por otra  menos visible a las supuestas fuerzas invasoras. Lamentamos el fallecimiento de Diógenes Madrid, impulsor del cultivo de la uva y del Centro Vitícola del Zulia  ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!


eddiearamirez@hotmail.com    16/01/17   Noticiero Digital, Runrunes

LUIS BELTRÁN GUERRA Luis Ugalde, asambleísta

A pesar de que en la religión se hallan argumentos favorables y contrarios a la calificación de Dios como fuente de bondad suprema, en los países católicos la creencia en el Señor es determinante cuando ha de reaccionarse ante el oprobio, mediante la indignación que como sabemos se opone a la actitud pasiva ante el desastre.
Mucho debemos a los sacerdotes, representantes de nuestro Padre Celestial, ejerciendo en el sacerdocio el poder eterno para la salvación. Venezuela no ha estado ajena a la voluntad de los representantes de Dios en períodos dominados por Satanás, el espíritu maligno que nos induce al mal hasta el juicio final.
Así lo explica Patricia Jiménez en su clase de Religión IV en la Academia Militar a los cadetes, cuyo deber primario será, conforme al artículo 328 constitucional, defender la soberanía cuando sea irrespetada interna y foráneamente y sin importar por quién.  Así les ha enseñado en Derecho Constitucional Alberto Müller Rojas, quien participó el 23 de enero del 58 en el rescate de la democracia ante la dictadura de 10 años que con el fuete nos había mandado. La imaginería lo indujo también a pensar que el denominado socialismo del siglo XXI sería democrático, acudiendo a su retiro al convencerse de lo opuesto. La docente Jiménez acota que ha de reconocerse a soldados y sacerdotes el coraje para reclamar la vigencia del Pacto Social Constitucional, cuando crisis como la nos aqueja impone  que a la República hay que rehacerla.
Demanda la atención de los alumnos preguntando si consideran como manifestaciones de concurrencia de civiles y soldados en la defensa de la soberanía: 1. La Pastoral de monseñor Arias Blanco con respecto a la desigualdad, la corrupción y el atropello y represión al pueblo por la Seguridad Nacional y 2. El coraje de monseñor Jesús Hernández Chapellín para expresarle al entonces ministro del Interior que el pueblo odiaba al régimen, cuyo último capítulo consistió en el repudiado plebiscito del 15 de diciembre de 1957. Tengan presente, manifiesta la profesora, que cercano a esas manifestaciones de la Iglesia los aviones de Hugo Trejo volaron por el cielo de Caracas y el 23 de enero del 58 un gobierno de Salvación Nacional quedó constituido, resultado del concurso de soldados y civiles, incluyendo muy particularmente a los sacerdotes.
Patricia Jiménez les refiere asimismo los señalamientos de monseñor Diego Padrón, para quien la revocatoria popular es el mecanismo para cambiar a un gobierno con locura de permanencia en el poder y que ha resquebrajado la democracia y creado la crisis social. Constituye una alternativa para evitar que se siga deteriorando la vida y prosiga el odio y la muerte. Es por tanto el anhelo de la mayoría que espera una solución pronta y definitiva.
He aprendido a ser equilibrada advierte la docente, razón para entender la pasividad que observo en ustedes ante mis consideraciones y las interrogantes contenidas. Pero no puedo dejar de lado argumentaciones pertinentes al tema que ha planteado el padre Luis Ugalde, quien, al calificar al Gobierno como una dictadura militar, estima como indispensable resquebrajar el grupo castrense que lo apoya, identificando a un militar como sucediera en l958 con Wolfgang Larrazábal, empeñado en adelantar la transición democrática. Ese soldado necesita ayuda por parte de los civiles. Y por supuesto, mucho como diariamente lo hace el sacerdocio.
El ambiente es de silencio. No obstante la docente observa que unos cuantos alférez tienen en sus escritorios las declaraciones de Ugalde y la Propuesta a una Constituyente Originaria y que algunos tienen subrayado “En ejercicio de nuestro derecho humano a la participación política, nos constituimos en Junta Activadora del Poder Constituyente Originario, para organizar un proceso de Recolección de Firmas y adelantar una Asamblea Constituyente a fin de reedificar a la República como un Estado democrático, social, de Derecho y de justicia, Federal y descentralizado”. La profesora no insiste en respuestas, pero intuye que a los cadetes les ha interesado la lección. Dios quiera se incorporen al rescate de la democracia.
Al final de la clase los alumnos entregan los trabajos encomendados como tareas. Al revisarlos Patricia ha de destapar una botella de vino Malbec, la cual consume sorbo tras sorbo a medida que lee el material y asigna calificaciones. La última copa la bebe casi de un trago al leer en uno de los trabajos una crítica a Luis Ugalde por no estar de acuerdo con una Constituyente, presagiando que pudiera ser un torneo de opinión a lo Escarrá. El comentario que más llama la atención lo encuentra en el trabajo del Alférez Mayor, para quien el sacerdote ha de sopesar el tema y que si se produjese el concurso cívico militar y la democracia se rescata, se sentiría muy satisfecho al ver guindadas pancartas en los postes de Caracas con la mención:
Luis Ugalde, Asambleísta.
@LuisBGuerra

jueves, 19 de enero de 2017

THAYS PEÑALVER La herencia de Hugo Chávez


Los Presidentes Ricos y…
 La Herencia de Chávez 

Por Thays Peñalver


Si usted se fija bien en la última historia presidencial, Hugo Chávez nació en una casita de barro, durante la dictadura. Y nada más llegada la democracia fueron sacados a una casa de verdad, con luz eléctrica; se le educó gratuitamente, se le operó y trató gratis. A su padre se le educó en programa especial y se le transformó en maestro, en coordinador, en director de colegio, director de grupo y jefe de sección hasta llegar a la cúpula de los destinos públicos, jubilándose a los 20 años de trabajo y con lo reunido pasó de un rancho de bahareque, con techo de palma a dos aguas a comprar con su esfuerzo de profesor y empleado público una finca de 20 hectáreas, con tractor, desgranadoras, ordeñadoras y más de 100 animales de todo tipo (1). Ya quisieran hoy los campesinos tener esas oportunidades.
Era como para estar agradecidos con la democracia porque salieron de la miseria, algo que en 150 años de dictadura y botas militares nadie soñó en su familia. Sus hijos serían profesionales universitarios, educados gratuitamente y a todos se les dio empleo digno. Y aun siendo ellos la prueba más clara de que Venezuela es la tierra de las oportunidades, se empeñaron en mentir descaradamente, sobre que la democracia nunca dio oportunidades a los pobres.
Abra, amigo lector, cualquiera de las biografías del despropósito que dirige esta “nueva República”, y se encontrará con una única constante. La mayoría de los ministros, gobernadores y alcaldes nacieron en la pobreza durante la dictadura militar o el comienzo de la democracia, como muchos de nosotros, el resto son representantes de la clase media baja. La mayoría de ellos siendo pobres, pudieron estudiar gratuitamente en las escuelas y liceos, asistieron gratuitamente a las universidades que no existían en dictadura, absolutamente todos consiguieron buenos empleos.
Del liderazgo principal en los ministerios, a todos -y especialmente a los comunistas- la democracia les permitió no solo graduarse, sino que fueron enviados a las mejores universidades de Europa y Estados Unidos a hacer sus maestrías y doctorados. algunos Nacidos en la pobreza y llegado Chávez, todos ellos ya eran universitarios, maestros y doctores, con sus casas y automóviles, todos tenían buenos empleos y una vida digna. ¿Pueden ellos decir que los pobres no tuvieron oportunidades, siendo ellos la prueba clara de lo contrario?, ¿Pueden ellos hablar de que los oligarcas no les dieron oportunidades, si sus propias biografías son prueba categórica de lo contrario?
Y ¿quiénes fueron los oligarcas? ¿Rómulo Betancourt? Hijo de un inmigrante canario establecido en la Guarenas del siglo XIX. ¿Raúl Leoni? Hijo de otro inmigrante radicado en El Manteco asolado por la malaria. ¿Carlos Andrés Pérez? Que nació en un rancho del siglo XIX y que salió a lomos de un burro de su tierra. ¿Jaime Lusinchi? Hijo de una increíble doña María que regentaba una pensión y a veces se iba sin comer a la cama para que su hijo pudiera estudiar medicina. ¿Rafael Caldera? huérfano de padres españoles y criado en el estricto hogar de Tomás Liscano. Si algo ha tenido la presidencia democrática de Venezuela, sus ministerios y la mayoría de su funcionariado toda la vida es que ha estado “100% libre de ricos y burgueses”.
¿Justicia, Independencia de Poderes? ¿Acaso no hay mayor mentira cuando los golpistas hablan de la justicia de la 4ta República, cuando ellos querían nombrar al Fiscal General, Ramón Escobar Salom, para su Junta de Gobierno?
La verdad es que Chávez su familia y quienes hoy gobiernan estaban relegados a vivir como todos los dictadores y comunistas que se adueñan de un País, porque el cabito terminó viviendo en un hotel de París con botellas de coñac de 1.000 dólares de la época; Marcos Pérez Jiménez en su cuenta tenía nada menos que el presupuesto de la educación de todos sus ancestros.

Mientras que a Rómulo hubo que hacer una colecta para comprarle una casa porque no tenía dónde vivir y aceptó el regalo condicionado a que una vez muerto, la casa sería un museo. Sus hijos, por tanto, no heredaron absolutamente nada, como tampoco heredaron fortuna los hijos de Leoni. Conozco a los hijos de Lusinchi que heredaron solo buenos recuerdos, y Caldera legó su dignidad a toda prueba, como Luis Herrera del que nadie puede negar que más allá de sus quesos llaneros, jamás se preocupó en hacer fortuna. Dejo de penúltimo al “hombre más temido y odiado por Chávez” CAP, que muere en estado de semi abandono (por los millones que votaron por él). Y de último dejo al hombre que nunca sabremos cuánto legó a sus hijos, informense como viven, y no se como hizo el inocente, porque con “su sueldito”, dos ex esposas y varios hijos, es difícil). Pero a Venezuela sí le dejó el mas grande legado: Hugo Chávez dejó partido en dos al país, destruyó a la izquierda, reinstauró el militarismo, triplicó la deuda, quebró las arcas, y parafraseando a Cabrujas: “Ni la caída del muro de Berlín, ni Yeltsin inaugurando un McDonald’s junto a la tumba de Lenin, hicieron tanto por la derechización nacional”.

martes, 17 de enero de 2017

BLANCA ROSA MÁRMOL DE LEÓN: - Es el pueblo el que va a salir adelante con la constituyente y la Constitución”

El anuncio de Blanca Rosa Mármol de León, magistrada emérita del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, afirmó que desde este martes anunciarán la recolección de tres millones de firmas, correspondientes al 15 % del registro electoral, para activar una constituyente originaria, mecanismo contemplado en la carta magna para solucionar la ruptura del hilo constitucional en el país.

“Es la ciudadanía en acción ejerciendo sus derechos. No hay participación del Consejo Nacional Electoral, oficina electoral del régimen y no hay participación del Tribunal Supremo de Justicia. Es el pueblo el que va a salir adelante con la constituyente y la Constitución”, relató.

“Hemos transitado todas las vías constitucionales para rescatar la independencia de poderes. 

El régimen puede intentar valerse del TSJ, cne, Fiscalía y Fuerzas Armadas para impedir que ejerzamos este derecho. Ante la fuerza, el número. 

Con tres millones de firmas ya tenemos activada la convocatoria. Tocará a las Fuerzas Armadas decidir tomar partido a quién van a apoyar”, resaltó. 

(¿Es la implosión interna necesaria?)

“Ya estamos en los artículos 347, 348 y 349. 

El 350 dice que el pueblo desconocerá el gobierno que no respete sus derechos humanos. 


Entre las medidas de la constituyente originaria el primer paso sería la designación de un gobierno transitorio”, afirmó.