sábado, 3 de diciembre de 2016

LOS HIJOS DE FIDEL NO SON SUS HEREDEROS




Tal y como lo recoge un viejo decreto no escrito, “el muerto al pozo y el vivo al gozo”, La viuda del difunto comandante en jefe y sus hijos, exceptuando a Fidelito, el primogénito, todos irán siendo despojados de privilegios.
Fidel Castro deja 9 hijos. Fidel Ángel “Fidelito” Castro Díaz-Balart, Jorge Ángel Castro Laborde, Alina Fernández Revuelta, Francisca Pupo, Alexis Castro Soto del Valle, Alex Castro Soto del Valle, Alejandro Castro Soto del Valle, Antonio Castro Soto del Valle y Ángel Castro Soto del Valle, los cinco que tuvo con su última esposa reconocida, Dalia Soto del Valle, a quien el dictador mantuvo durante años en el anonimato.
Francisca ha vivido alejada, y al parecer no le gusta la notoriedad, Alina, aunque vive itinerante entre las ciudades de Miami y La Habana, no tiene influencias en la esfera de poder, y Jorge, aunque reside en la isla, mantiene un perfil tan bajo que parece vivir en el más absoluto insilio.
Fidel Ángel Castro Díaz-Balart, nacido del matrimonio de Fidel Castro con Mirtha Díaz Balart, hermana de Rafael Díaz Balart, se graduó en la Universidad de Lomonosov en Moscú y estuvo vinculado al Instituto Kurchatov, una prestigiosa institución de energía atómica de Rusia. Su mala relación con Dalia, la madre de sus hermanos, hizo que siempre viviera a la sombra de su tío Raúl. Quizás por eso, y su real talento, hoy es doctor en física nuclear y asesor para los asuntos científicos del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba. Para él, el futuro inmediato de la isla, no representa cambio alguno.
Las relaciones de Dalia Soto del Valle para con los mencionados, fueron siempre inexistentes. Por lo que intuyo es la causa que solamente sus 5 hijos aparecen en las imágenes que el gobierno ha publicado, sin retoques, de la salida del cortejo fúnebre, desde la base del MINFAR en la Habana, con las supuestas cenizas de Fidel, con destino a Santiago de Cuba, a donde serán sepultadas este sábado.
Fue una clara señal de despedida, un mensaje de “hasta aquí llegó el poder, y la sombrilla del mito”. De ahora en adelante, me arriesgo a pronosticar que la vida cambiará, no radicalmente, por aquello de la ética, pero sí racionada y con medida, para los Castro Soto del Valle.
Alexis (ingeniero en telecomunicaciones), Alex (ingeniero electro químico), Alejandro (graduado de información científica y bibliotecología), Antonio (médico ortopédico), Ángel (ingeniero en diseño y construcción de maquinarias, carrera que abandonó para dedicarse a la mecánica), todos serán poco a poco arrojados del centro de poder cubano. Uno de los efectos prácticos de este cambio, como duro gancho al mentón, es que sus actividades ya no estarán incluidas en la agenda institucional de la nueva corte y, para evitar encogerse, se verán obligados a ausentarse y permanecer temporadas alejados del país.
La nueva Familia Real, que es en exceso excluyente y exclusiva, sólo tendrá 5 miembros: El General Raúl, el príncipe Alejandro y las infantas Deborah, Mariela y Nilsa Castro Espín.
Por lo demás sólo nos queda esperar. El 2018 será un año decisivo y está al doblar de la esquina.
FUENTE: Diario LAS AMÉRICAS/Miami

No hay comentarios: