domingo, 6 de noviembre de 2016

OÍDO EN LA CHATA Víctor José López LA CONSTITUYENTE ES EL REVOCATORIO SIN OBSTRUCCIÓN DEL CNE

:

 LA CONSTITUYENTE
 ES EL REVOCATORIO DE MADURO
 SIN OBSTRUCCIÓN DEL CNE



VÍCTOR JOSÉ LÓPEZ


A Dios, que es todo poderoso, le bastó una Constitución con 10 mandamientos para gobernar la Humanidad. De estos mandamientos, ocho son prohibiciones. Mientras que Nicolás Maduro, que ni es dios y mucho menos poderoso, somete a la nación habilitando leyes, dictando decretos y prohibiciones, que nos impiden respirar hasta llegar a convertir nuestra penosa existencia en un último suspiro.

El Vicario de Dios en la tierra, el Papa Francisco, muy preocupado por la tensión que vivimos, le ordenó a su experto en situaciones extremas, Monseñor Claudio Celli integrarse a la Mesa de Diálogo, una reunión que organizaron los capitostes del régimen y algunos miembros de la Unidad Democrática  venezolana. 

Al cura le sobraron horas, para declarar que “… la situación está muy fea."

 No solamente a nivel político, señaló Monseñor, sino a nivel social, económico, porque “no hay comida, no hay medicinas".  Además, y para males peores, los venezolanos vivimos como vivieron los polacos en guetos, donde todo está prohibido como campos de concentración bajo un régimen militar, donde se extermina una nación. El enviado del Papa agregó a esta evidente realidad que vive la nación: "Si fracasa el diálogo nacional entre el gobierno venezolano y la oposición, no es el Papa sino el pueblo de Venezuela el que va a perder, porque el camino podría ser el de la sangre."

Vale la pena recordar que hace unos años, cuando el mundo vivía una fantasía en la euforia por los alzamientos civiles, contra regímenes militares, movimientos calificados como de actos primaverales, intentos de liberación de aquellos pueblos de milenarias naciones,  porque surgían del estiércol de la opresión que como flores de libertad, como los terribles ejemplos de Siria, Egipto, Libia, Irak fueron acciones que muchos en Venezuela pedían seguir para liberar al país del yugo chavista. 

Hoy el infierno Siria con Alepo destruida y convertida su población en un tsunami de emigración, hambruna y de terror, el pronóstico de Monseñor Celli, el enviado del Papa Francisco, debería hacernos reflexionar y evitar, a toda costa un alzamiento militar o una confrontación violenta para dirimir la horrible situación de hambre, insalubridad e inseguridad en la que el chavismo ha llevado al pueblo de Venezuela. 

Por todas estas cosas nos opusimos cuando se anunció a la Toma de Miraflores, posición que no ha variado.  

Maduro, colocado como “Cabeza de turco” en esta tragedia, obediente a un grupo de militares de alto rango, quienes obedecen intereses de naciones extranjeras. Igual ocurre con grupos fuera de la constitución, que han convertido a la República en una deleznable Oclocracia, donde todo está prohibido menos la impunidad de los criminales, donde la juventud rompe barreras y paradigmas sólo para escapar del gueto, huir de la tierra de sus ancestros, para así poder respirar aires de libertad allende nuestras fronteras.

¿Dónde está la solución a esta situación?

 Se preguntarán ustedes, amables y pacientes lectores. Pues está, eso sí, dentro de nuestras fronteras y en la voluntad de los venezolanos en los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En 347 simplemente nos recuerda que “el pueblo es el depositario del poder constituyente originario”. L0 que quiere decir que “puede convocar una Asamblea Constituyente con el objeto de transformar el Estado”; y es lo que tenemos que hacer para que cambien las cosas. No revocar un presidente convertido en incordio del tumor cancerígeno que ha destruido la nación. Hay que cambiarlo todo para realizar la única y verdadera revolución del pueblo: la Constituyente Originaria. Revolución en la que debe participar, de forma directa, la nación venezolana.

La actual Constitución de la República, en su artículo 348 nos dice que: -“ La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Consejos Municipales en cabildo, mediante voto de las dos terceras partes de los mismos: o el 15 por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral”.

Leyendo este 348 entendemos la vorágine chavista en borrar del mapa político nacional la voluntad de los electores de Amazonas, porque le daban la fuerza que tienen los ciudadanos a la Asamblea Nacional para convocar, sin CNE ni TSJ, los brazos opresores de la oclocracia, al Poder Originario y convocar una Asamblea Constituyente. 

Convocatoria que de acuerdo al 349  los poderes constituidos –CNE, TSJ, Fiscalía, Ejecutivo – no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente.

Así pues, la convocatoria de la Constituyente Originaria es la activación inmediata, sin obstrucciones, sin CNE o TSJ, del revocatorio de Nicolás Maduro de los poderes públicos que han convertido en un gueto a la nación …

Pero, si aún persiste la autocracia en imponer la tiranía, está el recurso del famoso 350, que textalmente dice:


-“El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislacióno autoridad que contraría los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

No hay comentarios: