miércoles, 15 de octubre de 2014

LEOPOLDO LÓPEZ EL GRITO DEL SILENCIO

PUBLICADO EN ZETA No 1972 
16 de Octubre 2014

 
EL APOYO DE TODA UNA NACIÓN
Víctor José López

-No me he arrepentido, ni un segundo haberme entregado. Mucho menos de mi estada en esta cárcel militar de Ramo Verde. Mi decisión, esa que tomé el pasado 18 de febrero y que ha despertado enfrentada polémica, considero fue la correcta. He demostrado mi inocencia, una y cientos de veces. Ante los tribunales de la República, ante la nación y, lo más importante en mi conciencia porque cada día estoy  más convencido de haber hecho lo correcto.

Leopoldo responde la pregunta que se hacen cientos de miles de venezolanos, cuando conocen del trato inhumano y la actitud de marcada y deshonesta parcialidad, de los jueces y fiscales que ha sido ordenada desde Miraflores por Nicolás Maduro. Órdenes impartidas públicamente, por todos conocidas por haberse dado en cadena nacional a través de la red de radioemisoras y televisoras de las que el régimen hace uso diario para su propaganda y adoctrinamiento político de la población.

NO LO PUEDEN QUEBRAR

A Leopoldo no lo han podio “quebrar”, término que en el argot carcelero venezolano implica reducir al ser humano a la condición moral del esclavo, como ha  sido por más de 50 años la fórmula del comunismo castrista a los presos de conciencia. Leopoldo es la joya de la corona de los presos de conciencia de Nicolás Maduro, obediente y al pie de la letra, quien aplica la rigurosa la receta que a los 75 cubanos miembros del movimiento independiente Pro Democracia, encausados en juicios sumarios,  condenados y  encarcelados durante la ola represiva que llevó a cabo Fidel Castro en marzo-abril 2003.Todos fueron condenados a penas de entre 10 a 25 años de prisión, en juicios sumarios.
Es el método de aniquilamiento humano de los comunistas del Caribe, tiene distintos caminos. Primero, el de la destrucción, moral y física al prisionero con un juicio infinito, en sus comparecencias. Parcializado y amañado, sigue un guión político impidiéndole a Leopoldo López aportar pruebas y testigos. Un juicio que, de acuerdo a la Constitución y las Leyes, debería de ser público. La realidad es que los custodios militares impiden  que el ciudadano común asista al juicio. Como le impiden a los allegados a Leopoldo y le niegan el recurso de testigos y de pruebas a la defensa. A pesar del celo por parte de los esbirros, se han colado  representantes de la Comunidad Europea y de la Embajada de los Estados Unidos.

LA TORTURA DEL  TERROR Y EL ACOSO
Hace poco, la misma noche del rescate del Pollo Carvajal por el régimen chavista en Aruba , Leopoldo y otros prisioneros en Ramo Verde fueron sorprendidos  en medio de la madrugada. Un grupo de seis o siete efectivos fuertemente armados con equipos de asalto, uniformados de negro  y sus caras tapadas con pasamontañas agredieron a los prisioneros.
A Leopoldo le confiscaron documentos y  cuatro capítulos del  libro Preso de Conciencia.
Ocurrió, insistimos, la misma noche del rescate del Pollo Carvajal en Aruba por parte del régimen chavista. Leopoldo y otros prisioneros en Ramo Verde fueron sorprendidos en medio de la madrugada por un grupo de seis o siete efectivos. Así nos relato Leopoldo los hechos:
- Esa noche me despertó un bullicio en mi propia celda. Abrí los ojos y estaban frente a mí dos hombres uniformados, de negro de pie a cabeza, armados, con chalecos, radios y pasamontañas que le tapaban el rostro. Se encontraban allí, parados velándome el sueño mientras otros cuatro o cinco, con el mismo aspecto, destrozaban mi celda, tirando todos los libros al piso, sacando la comida de una pequeña nevera que tengo, sacando el café, el azúcar y el resto de los alimentos de sus envases. Abriendo y revisando cada libro, cada milímetro de la celda. Pregunté qué pasaba y no me respondieron. Nadie lo hacía. Seguían con su labor como autómatas sin dirigirme una mirada o una palabra.
Comenzaron a recolectar “objetos de interés” para confiscarlos: libros, Ipod, linterna, reloj despertador, correspondencia recibida y escrita por mí, apuntes. Lo más grave: todas las anotaciones que tenía preparadas para mi defensa en un juicio que es inminente. Al solicitar saber que pasaba, nadie me respondió y tampoco se hizo presente ningún representante del Ministerio Público ni de la defensoría militar como en otras ocasiones. Más tarde, subió por la escalera y apareció desde las sombras un hombre de mediana estatura, con el mismo uniforme que sus “compañeros”, pero sin el rostro tapado. Lo reconocí al instante. Se trataba del General Wilman Hernández Aquino, Jefe de Investigaciones de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y hombre de confianza de un General detenido ese mismo día en Aruba por narcotráfico: el Pollo Hugo Carvajal.
Desde que llegué a la cárcel de Ramo Verde, me han hecho ocho requisas, de las cuales sólo dos han sido extensivas también al resto del penal. Mientras que los otros tres presos políticos de Voluntad Popular sufrieron cinco inspecciones en total. En las tres restantes, sólo revisaron mi celda.
He llegado a la conclusión que mas que buscar algún elemento para robarnos (digo esto, porque nunca devuelven nuestras pertenencias) lo que realmente intentan con estos movimientos es intimidarnos. Quieren que se sienta de cerca el peso de la bota militar.
Esa noche la requisa fue distinta a todas las anteriores. Fue sigilosa. Entraron como ladrones, sin tocar la reja de la celda, evitando el sonido de los candados y las puertas. Buscaban intimidar tapándose el rostro y por primera vez fueron violentos. Nos cayeron a golpes. Cuando se iban a llevar los papeles de mi defensa, reclamé y lo que recibí como respuesta fue un empujón hacia adentro de mi celda y el cierre con el candado.
Con Scarano y con el comisario Salvatore Lucchese fueron más rudos aún. Cuando Enzo solicitó que firmaran un acta con lo que se estaban llevando fue neutralizado por cuatro o cinco funcionarios que lo tiraron al piso y le dieron golpes y patadas.
Cuando el comisario trato de intervenir también fue tirado al piso y maltratado. Yo estoy en el piso de arriba de ellos y no pude bajar porque habían cerrado la reja, pero se escuchaba como en estéreo los golpes secos y los gritos de reclamo y denuncia por parte de Enzo y Salvatore.

LA TORTURA DEL AISLAMIENTO

Otra ruta hacia la sumisión es la absoluta incomunicación. El aislamiento total, la negación al derecho a la vida, es decir a respirar aire puro y recibir la luz solar.
Este aislamiento ocurrió por casi tres meses, y nos confesó Leopoldo que fue el más duro de todos los castigos, pero que padeciéndolo descubrió las vías para superar sus consecuencias.

DENTRO DEL CALABOZO

Su calabozo de la Cárcel de Ramo Verde donde se encuentra recluido Leopoldo está en el Pabellón de los Procesados Militares.  Se trata de un edificio que un día sirvió para expiar  penas de máximo castigo. Hoy es el sudario de un mártir que lucha por la libertad de todo un pueblo. Son los calabozos que los procesados conocen con el nombre de “El Tigrito.
La paredes del calabozo están cubiertas por pinturas.  Una de ellas es un  sol radiante, de color amarillo bandera que resalta sobre el blanco de la pared seca. Palmas multicolores, de manos abiertas, regadas sobre el friso como palomas que vuelan libremente. Una bandera nacional, el tricolor con sus  siete estrellas originales y cuatro figuras humanas, dos ángeles, Manuela y Leopoldo Santiago, forman una cadena de libertad con Lillian y el propio Leopoldo. La autoría es de él y de su hija Manuela Rafaela, que llama “mi casa” a las cuatro paredes de la prisión.
En colaje fotográfico integra un grupo de líderes: Rómulo Betancourt, Gallegos, Leonardo Ruiz Pineda, José Antonio Páez, Mahatma Gandhi y Martin Luther King. Más abajo Muhammad Alí , la madre de Calcuta y Renny Ottolina.
Solitaria y sobre el catre ,donde duerme Leopoldo, una panorámica  del Acopan Tepuy, el macizo de la inmensa Guayana, testigo silencioso del paso de millones de años sobre la tierra.
Para Leopoldo el día comienza, salvo traslados y otras diligencias de los carceleros, las cinco de la mañana. Son las  oraciones de Leopoldo las que rompen el intenso ruido del silencio en el calabozo y sus alrededores. Ha despertado la voz de la libertad.

TRAS LOS PASOS DE ZELOT

Es hora para las primera lecturas del día. Zelot, la cuarta secta, además de los fariseos , los saduceos y los esenios, los zelotes tenía un apego inviolable a la libertad. Para el zelote Dios ha de ser su único Soberano y Señor, y en el tiempo su líder, Jesús de Nazaret, sería el dios de Judá. Su accionar fue durante la Crisis del régimen tiránico, despótico y corrompido de Calígula. Es la  primera ruptura abierta entre Roma y los Judíos
Cada día, pasadas las seis de la mañana, en el castigo de la soledad, el ciudadano que no ha sido juzgado, sentenciado o cuya culpabilidad se ha comprobado, el líder de la nación secuestrada, cumple su rutina de ejercicios.Son los haces de luz, los que rompen la sombra fría.
Ha comenzado la jornada de cada día: Boxeo, Gimnasia, Meditación, Lectura, mucha lectura. Un poco de sol a la caída de la tarde, la migaja que le permiten o le dan como monedas a un mendigo,  y escribir mucho o dibujar cuando la oscuridad vuelve a ser su solitaria compañera.
-No me arrepiento. Aquel día hice lo que debía hacer. Al entregarme cumplía con la Ley y evitaba sacrificios de vidas inocentes.
Más de un centenar de libros en la pared. Mucha historia de Venezuela, de la que hace referencias fundamentadas con análisis importantes. Nada repetitivo, sin recurrir al recital de memoria, a pesar de tener una memoria impresionante. Conversamos mientras saboreábamos un café con cardamón, y comentábamos los acontecimientos en el Congreso en 1848. Fue cuando José Tadeo Monagas y se desmonta el aparato militar favorable al General Páez. La solución para acabar con la imposición militarista fue pasar a retiro a los oficiales y desarmando la milicia formada por liberales de la clase baja.  
España es muy estudiada por Leopoldo. El histórico Felipe González y el influyente Alfonso Guerra, entre las biografías, lo que nos desvía en la entrevista y habla Leopoldo del partido Podemos de Pablo Iglesias en España. “Supo liderar a los Indignados”, es la opinión de Leopoldo, recordando que, la propuesta de Iglesias es la de los Indignados. Sabía qué los manifestantes en La Puerta del Sol protestaban,  pero también se había percatado que no presentaba soluciones.
-En Venezuela tenemos décadas estudiando los grandes problemas que le agobian. Sí tenemos soluciones, muchas soluciones para los problemas de Venezuela. Inseguridad, Salud, Vivienda, Inflación, Educación. Lo hemos demostrado. Lo hicimos en los sitios donde hemos sido gobierno, a pesar de la evidente y varias veces denunciada obstrucción del régimen en detrimento de los intereses de los ciudadanos.
Leopoldo sigue con su trabajo social, sin que el aislamiento lo impida
-Fíjate que desde este calabozo hemos organizado la entrega de útiles escolares a los hijos de los presos Procesados Militares en Ramo Verde. Las autoridades del penal lo impidieron. Nosotros no bajamos la guardia y solicitamos la entrega de los útiles a los niños a una bodeguita vecina a Ramo Verde. Hasta allá fueron los militares para impedirlo, pero en encontraron con una población dispuesta a defender sus derechos y no pudieron hacer nada. Las mentiras del presidente de la Asamblea, crecen porque sabe que no habrá diálogo,  ya que Leopoldo está tras una reja. -Diosadado Cabello miente, con descaro y reiteración, en sus espacios de radio y de televisión. Miente cuando se refiere a los sucedido el 18 de septiembre. No dice lo que ocurrió, cuando le dijimos que los principios no se negocian. Él, y los generales que le acompañaban, proponían que me fuera del país, querían evitar me entregara a las autoridades que me reclamaban. Lo hicieron en casa de mi padre, días antes de la concentración. Jamás pensaron que sería la multitud más numerosa jamás reunida en un acto público en Venezuela. Ahora Diosdado amenaza, sabe que estoy enjaulado. No se atreve debatir cara a cara y frente a la nación. REl régien no sabe como impedir que el mundo se entere de sus atrocidades.- Ni Maduro, ni Diosdado, nadie ha podido ni podrá impedir  chavismo no pudo ni podrá impedir, y es que el mundo se exprese y opine sobre lo que me sucede y ocurre en Venezuela. Ya está en las redes el libro Preso de conciencia, realizado por los periodistas argentinos Graciela Russo y Marcelo López Masía. Diosdado en su programa Con el mazo dando  fustigó el libro.
 Leopoldo  valora el apoyo de Obama como el de Europa.
-El presidente Obama se ha expresado en la Asamblea de Naciones Unidas. La Comunidad Europea de Naciones lo ha hecho ante el parlamento continental. 

SOY UN PRESO DE CONCIENCIA

Los hechos lo han demostrado una y otra vez, Soy un prisionero de Maduro, como lo demuestra que cuando estaba siendo procesado ante los tribunales, Maduro recurriendo a una cadena de radio y de televisión me sentenciaba y le decía a la nación “ que yo era culpable de todos los hechos ocurridos a partir del 12 de febrero y que tenía que pagar por eso”. El veredicto de este juicio amañado no se basa en los hechos, se trata de un teatro, de una fachada que cubre la decisión política de encarcelarme.
 Diosdado Cabello no sólo me incrimina los hechos, sino que públicamente me acusa de los homicidios. Se ha comprobado  con fotos y vídeos irrefutables que Bassil da Costa y Juancho Montoya fueron asesinados por funcionarios de la policía política SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) y por los “colectivos” armados afines al gobierno. Al día de hoy, esas muertes, como todas las ocurridas durante las protestas, se mantienen impunes, a pesar de las pruebas y testimonios que involucran a los asesinos, quienes han sido amparados por el manto de la impunidad del poder.

La entrevista tiene por testigos a cuatro periquitos, los que cohabitan con Leopoldo López dentro de su celda. Ellos en una jaula, abierta. Libres como pretende Leopoldo sean los venezolanos. Dos de los pericos fueron bautizados Manuela Rafaela. Uno con el nombre de Sol, y la otra Luna. Nosotros nos permitimos los nombres de los otros dos. Uno Calle y el otro Salida.
En la Calle donde el pueblo en Asamblea ha de enterarse de los caminos de la Constitución, uno de ellos La Constituyente, para salir de la pesadilla catastrófica que es y ha sido el sistema que ahoga a la nación.
Le decimos hasta luego a Leopoldo, quien retoma la lectura del libro de Federico Vegas, Falke. Navega Leopoldo en el buque rebelled del viaje eterno hacia la Libertad …




No hay comentarios: