sábado, 8 de marzo de 2014

DOCUMENTO DE LOS ESTUDIANTES A LOS MILITARES

LA JUNTA PATRIÓTICA 
ESTUDIANTIL Y POPULAR (JPEP)
A    LOS MILITARES DE LA REPÚBLICA

Las protestas pacíficas que hemos llevado a las calles de Venezuela, se han convertido en un gigantesco torrente de rebeldía cívica que se expande incontenible en toda la Nación.

Desde el 23 de enero de 1958, cuando el pueblo unido instauró la democracia, nuestra patria no había participado en una jornada libertaria como la que hoy convoca al país. En aquella fecha histórica alguien dijo que los estudiantes eran el canto del gallo en la madrugada de la libertad.

Hoy, cuando quieren matar la libertad para convertirnos en esclavos del totalitarismo castrista, de nuevo nuestra voz convoca y Venezuela nos acompaña en esta jornada por el rescate de la soberanía, la dignidad y la democracia.

En nombre del país civil, que hoy representamos, queremos hablar a los militares de la república que juraron defender la integridad de la Nación, la soberanía y las instituciones democráticas.

Por mandato constitucional son ustedes componentes militares apolíticos, no deliberantes y por tanto ajenos a toda parcialidad partidista.

Cuando se les utiliza a ustedes, militares de la república,  como medio de represión de manifestaciones justas y pacíficas se les obliga a violar la Constitución Nacional y los derechos ciudadanos.

Cuando permiten y protegen ustedes a los colectivos armados del régimen, se les hace cómplices de los delitos y crímenes que estos cuerpos delictuales cometen. Cuando obedece a órdenes superiores contrarias a la dignidad y al derecho de las personas, comparte el militar que las cumple el mismo grave delito de quien las ordena.

La situación nacional tiende a agravarse por la escalada represiva que se extiende a toda la Nación. Saben ustedes, militares de la república, que esta escalada es ordenada y dirigida por la dictadura comunista de Cuba. Saben ustedes que para vergüenza de todos los venezolanos, nuestra patria es vejada por un régimen parasitario que exprime nuestras riquezas y humilla la dignidad nacional.
Traición a la patria comete el oficial y el soldado que acepta y convive con un estado de cosas que repugna a la conciencia de cualquier ciudadano digno. Humillación ésta, que hace estremecer en sus tumbas los restos de los viriles libertadores cuya memoria están ustedes, militares de la república, obligados a honrar y seguir.  

El régimen presidido ilegítimamente por Nicolás Maduro y manejado por los hermanos Castro ha perdido la calle. Su único instrumento para aferrarse al poder es el ejercicio de la fuerza. No importa que el país se hunda en medio de un gigantesco baño de sangre. Han demostrado estos tiranos que están dispuestos a matar. Hemos demostrado los ciudadanos que combatimos con la fuerza de la paz que estamos dispuestos a morir en la defensa de nuestra libertad.

Militares de la república, la sangre honesta de valientes venezolanos ha sido regada en lucha desigual.

Los cobardes disparos del Estado Forajido que hoy nos rige, han matado.

Los órganos represivos han torturado.  Las cárceles  se llenan de mujeres y hombres valientes y dignos. En nombre de ellos, en nombre de todos, ante Venezuela y el mundo exigimos a ustedes, militares de la república, detener la muerte, el dolor y la crispación en esta triste etapa de la historia nacional. 



No hay comentarios: