sábado, 8 de marzo de 2014

Los barrios ante "La Salida" POR SAVERIO VIVAS | EL UNIVERSAL

Los barrios ante "La Salida"


SAVERIO VIVAS |  EL UNIVERSAL
jueves 13 de febrero de 2014  12:00 AM

"Son tiempos de histeria colectiva para un sector de la oposición venezolana"...

No quiero ser ofensivo, pero mi prioridad no es convencer a los convencidos de la oposición: Trabajo por llegar a los oficialistas. Por esa razón, los que trabajamos en los barrios, rodeados de miles de oficialistas, no podemos hablar como intolerantes.

Tolerancia es el diálogo...

¡Dios, cuánta histeria opositora por el tema del diálogo!... Naturalmente que la oposición no cree en la sinceridad del gobierno en el tema del diálogo. Pero estamos obligados a demostrar al público oficialista (que queremos captar para nuestra causa), que somos una oposición capaz de actuar racionalmente... Parece mentira, pero muchos no entienden que la batalla política hoy, es por conquistar el apoyo del oficialismo inconforme que viene de allá para acá. Hablo de gente que viene a la oposición ¡gracias al diálogo!... ¿Olvidan que más de 900 mil oficialistas se unieron a la oposición gracias al llamado de Capriles de diálogo y reconciliación nacional?... En el barrio, hasta el más bruto, entiende este asunto... La gente del barrio ve con buenos ojos, ese proyecto nacional de la oposición... Y si el gobierno se burla de esa buena intención, pues ¡pierde el gobierno!, porque queda en evidencia ante ese público oficialista que observa con interés las acciones de la oposición... De manera que la tolerancia y el diálogo, le están dando a la oposición venezolana, el sustento social en los sectores populares, que falta hoy para cosas como la salida López/Machado.

¿Con qué se sienta la cucaracha?

López/Machado invitan a que tumbemos al gobierno ¡Ya! ¡Ahora o nunca!, porque esto no se aguanta... Perfecto, pero ¿Con qué se sienta la cucaracha?... El apoyo de la clase media no es suficiente para tumbar al gobierno. Se requiere de los sectores populares: Sustento social. Se requiere más poder social, y ese no lo regalan en la plaza. Tenemos que ganarlo en la calle.

Querer "poder de calle" sin sustento en "poder social", es como querer ponerse los pantalones sin haberse puesto la ropa interior. ¡O como querer construir el techo de una casa sin haber puesto los cimientos!... En Venezuela una parte de la clase media opositora está intentando ser Súper héroe, usando la ropa interior sobre los pantalones, para derrocar al gobierno. Pero por más que lo intente ese sector, no tiene los "súper-poderes" para derrocar el gobierno sin la participación de los sectores populares.

Sectores populares indiferentes a "#LaSalida"

Entiendo que causa disgusto a clase media "salidora", la casi absoluta pasividad de los sectores populares ante los llamados casi histéricos a derrocar el gobierno. Pero es una dura realidad que debemos enfrentar para mejorar. Aunque nos une una tragedia nacional común (la de la crisis económica y social del país), los sectores populares no confían aún en el liderazgo opositor, como para seguirlos a una aventura insurreccional.

Y Capriles lo tiene bien claro... Su permanente trabajo de calle con el pueblo más humilde, le permite entender el sentimiento de la gente de los barrios, como si fuera un vecino más. Y él entiende que hay que ponerle los pantalones a la oposición, pero antes hay que ponerle sustento social a la lucha. Sin ese sustento social, sin ese apoyo de los sectores populares, la soñada "salida" López/Machado será una interesante "Convención 2014" de los mismos opositores de siempre, en los mismos lugares de siempre... ¡Y los barrios ni se inmutarán!... Es más, (como ya está pasando), el gobierno usará esa desorganizada acción de la oposición, para reforzar la imagen negativa de la misma en los sectores populares.

Mientras el pueblo (en especial los sectores populares), espontáneamente no levante la voz de forma contundente contra el gobierno, ni Capriles, ni María Corina, ni Leopoldo López, ¡ni todos los partidos políticos de oposición unida!, pueden hacer nada... Pero, no hay que dormirse en el chinchorro esperando. Hay que ponerse a trabajar duro para crear conciencia y ganar el sustento social que nos falta. Y estar listos, para que llegado el momento, el pueblo esté convencido que nuestra Unidad, con su organización y disciplina de lucha, es la solución.

La solución al conflicto opositor

Opositores, ¡la polémica es sana!, pero es tiempo de disciplinarnos a la causa de la lucha común, y a su máximo paladín: La Unidad... Fue divertido insultarnos, y decirnos barbaridades, pero ni Capriles es colaboracionista, ni López/Machado son golpistas... ¡Callémonos la boca ya un rato!... Tenemos que hacerle caso a Don Francisco de Miranda, dejar el bochinche y ponernos a trabajar.

Todos somos útiles a la causa: Los que quieran trabajo de calle para ganar el sustento social para nuestra causa, ¡háganlo!... Y los que quieran protestar en la calle por los insoportables problemas del país, ¡háganlo también!... Las 2 tareas son fundamentales y necesarias de hacer a un nivel mucho mayor del que hasta ahora hemos sido capaces.

Gladmar@gmail.com

@SaverioVivas

www.facebook.com/SaverioIdeas


No hay comentarios: