miércoles, 19 de febrero de 2014

Santiago Guevara PENSAR OTRO PAÍS LA QUERENCIA AL ESTADO

PENSAR OTRO PAÍS
LA QUERENCIA AL ESTADO



……………...

Santiago José Guevara García
sjguevaragarcia@gmail.com / @SJGuevaraG1

“Desaforado afán de empresas públicas, estado hipertrofiado, querencia al gasto público, subsidios, exenciones, etc.”. Así definíamos en nuestro primer artículo el modo de expresión del concepto de Estado para el sistema político venezolano, incluido el sector democrático.

Sector democrático, en buena medida, premoderno y mercantilista: con una noción aún absolutista, providencial y clientelar de su naturaleza y desempeño.

El Estado prima sobre la sociedad, en vez de ser lo contrario, en respeto del ideal democrático. En realidad, la sociedad no manda y el Estado no solo no es expresión de ella, sino que se constituye en una práctica política de señoreaje.

Revísese el discurso político democrático venezolano y lo encontrará plagado de situaciones de hecho que expresan el manejo estatista y sin ninguna definición analítica acerca de la naturaleza del Estado necesario: una que se exprese en términos de campos precisos de gestión.

Observará paternalismo, en vez de derechos ciudadanos firmes en leyes de avanzada; controles y acciones administrativas, en vez de regulación profesional; empresas públicas, en vez de promoción sana al iniciativa privada; beneficios a grupos especiales (o de presión) en vez de intereses generales; y patrañas de representación ciudadana, en vez de control ciudadano institucionalizado.

La querencia al Estado arropa nuestra vida ciudadana y política. Lo dice un firme creyente en la relevancia de la acción estatal. Pero, de otro Estado.








No hay comentarios: