martes, 25 de febrero de 2014

¡Maduro Vete YA! Por Luis Manuel Aguana


 
¡Maduro Vete YA!
Por Luis Manuel Aguana

Sí, “¡Maduro Vete YA!”. No alcanzo a entender cuál es la picazón de Henrique Capriles a que los venezolanos todos al unísono gritemos esa consigna. Tal vez él no se acuerde- pero yo si-, que con una consigna semejante, “Chávez Vete YA”, el pueblo se fue a las calles el 11 de Abril de 2002 y ECHAMOS DE MIRAFLORES a Hugo Chávez Frías, con un estado de crisis política y económica muchísimo menor del que ahora estamos sufriendo todos los venezolanos. La historia posterior no tuvo nada que ver con la consigna, pero Chávez renuncia por la sangre de los muertos derramada por sus asesinos de Puente Llaguno.

Sin embargo al parecer la sangre de las víctimas desde el 12F no tiene el mismo valor para los militares de ahora que los de aquel entonces cuando el Gral. Lucas Rincón le presentó la renuncia “la cual aceptó” ¿Cuánta sangre necesitará el Ilegitimo para que él, todo su tren ejecutivo y el Alto Mando Militar renuncien para que este país pueda lograr la estabilidad política necesaria y hacer frente a esta explosiva crisis que ellos mismos han provocado? ¿Cuántos Estados como el Táchira deberán hacer resistencia sin dar cuartel para que deponga su actitud y entregue su gobierno para darle paso a una solución democrática? ¿Cuántos muertos más necesitará Venezuela para expulsar a los cubanos de esta tierra?

A estas horas las protestas en las calles de Ucrania provocaron la caída del régimen de Víktor Yanukóvich después de más de 80 muertos en enfrentamientos. Y no es que la lucha en Ucrania sea diferente que la nuestra, sino que hubo un pueblo que se lanzó a las calles con la idea de no regresar hasta producir los cambios que la sociedad demandaba y lo lograron. Yanukóvich se dio a la fuga y su sucesor destituyó a los altos cargos del antiguo régimen y tiene la misión de formar un gobierno de unidad nacional y preparar elecciones. Eso lo logró un pueblo decidido.

El Ilegitimo se equivoca al pensar que puede más que la decisión del pueblo venezolano de no seguir la senda “socialista”-o mejor dicho COMUNISTA-, de la cual está empeñada el régimen y de sus políticas de destrucción del aparato productivo nacional y la propiedad privada. Al parecer no acaba de entender que el pueblo le dice NO a su Plan de la Patria, que muestran como SU Constitución, no es más que la receta cubana para llevarnos al Mar de la Felicidad del Comandante Galáctico.

Y lo más impresionante de todo es que el régimen y más aún los voceros de la oposición oficial todavía creen que la gente esta arrecha en las calles acompañando a los estudiantes porque Leopoldo Lopez está preso o porque no consiguen un paquete de harina pan. Si eso fuera así no habría crisis. La crisis es estructural y ya ha llegado a unos niveles de no retorno. Estos delincuentes han desplumado a nuestra gallina de los huevos de oro y ahora van por el resto de nosotros. Y para ello nos necesitan domados o muertos. Así de simple está planteado el problema de lo que acontece hoy en Venezuela.

Entonces, ¿en qué cabeza cabe “negociar” con quien te tiene puesta una pistola en el pecho para que le entregues la vida o la cartera? Y lo voy a enunciar en los términos más claros: en Venezuela está planteada la supervivencia de una manera de vivir y de concebir el desarrollo futuro de los venezolanos. Esta planteado si vale la pena que la juventud se quede o se vaya del país, está planteado si hay posibilidades o no de subir en la escalera social con tu trabajo, si un pobre puede o no puede salir de su pobreza sin depender de un funcionario vestido de rojo. Esta planteado si es viable la Venezuela que tenemos ahora sin libertad, bajándole la cabeza a un esbirro que te mata si te atreves a protestar. Y lo peor es que ese esbirro ni siquiera es venezolano.

No acaba de entender el régimen que si ya la gente se hartó de este gobierno y de sus nefastas políticas, saliendo a protestar todos los días, no regresará hasta que no vea que haya una posibilidad de cambiar el rumbo de la nación. Si mañana bajara el mismo Arcángel Gabriel en un coro de trompetas y le ordenara a toda la gente en pie de lucha en todos los Estados de Venezuela que se marche a sus casas, no se resolvería la situación porque el pacto social que existe ahora entre los venezolanos NO ES VIABLE. Y aunque lo pisen por un lado, el “cuero seco” se levantará por el otro…

Unos tipos que se han robado todas las elecciones, tratándose de imponer como una falsa mayoría a una verdadera mayoría no entienden que ES IMPOSIBLE gobernar imponiendo un modelo a la fuerza. O se declaran en abierta dictadura echándole plomo a todo el que levante la cabeza-lo que no les duraría mucho-, o simplemente se van. No hay otra.

Y eso es lo que está planteado, QUE SE VAYAN. Pero no que se vayan para llamar a una nueva elección en 30 días y que de nuevo realicen las trampas acostumbradas para que alguien intente quedarse electoralmente usando la magia de las máquinas del CNE. NO. Un estado de cosas como el que padece el país amerita UNA TRANSICIÓN (ver detalles enhttp://venezuelasoberana.com/urge-una-transicion-para-rescatar-la-democracia-en-venezuela/
 
). Eso es lo UNICO que devolvería la gente a su casa.


Un periodo de reacomodo y reconstrucción que se debe dar antes de volver a llamar a una nueva elección. Muchas cosas hay que reconstruir en Venezuela para que de nuevo sea viable la democracia, comenzando con la recomposición de los poderes públicos, las Fuerzas Armadas, la Asamblea Nacional, el TSJ y por supuesto, el CNE. Hay que rehacer el Registro de Venezolanos y el Registro Electoral y hacerle reingeniería a todo el sistema para garantizar Elecciones Auténticas. Volver a colocar en su sitio las bases institucionales de Venezuela, destruidas por estos vándalos.

Luego de ese reacomodo básico, ese gobierno de TRANSICION entonces debería convocar al Constituyente para redefinir un nuevo Pacto entre los venezolanos, uno que pueda hacer sustentable la paz en la Venezuela de las próximas décadas. Una Constituyente convocada y contada de acuerdo a verdaderos principios de transparencia con toda la Observación Internacional correspondiente, si garantizaría un texto constitucional que redistribuya el Poder y establezca instituciones sólidas donde todos nos veamos representados. Ese período de reacomodo y reconstrucción sería tan largo como lo que se requiera para darle paso a un país sano institucionalmente para llamar a elecciones.

“Maduro Vete YA” no significa “Diosdado Vente YA” como lo sugiere Capriles. Eso es miope y propio de quienes piensan en las próximas elecciones cuando deberían estar pensando en las próximas generaciones, como los verdaderos políticos. Significa el primer paso, el principio de una Venezuela VIABLE, democrática e inclusiva. Entonces Maduro, no sigas derramando la sangre de los venezolanos y destruyendo al país, Vete YA!

Caracas, 25 de Febrero de 2014

 


Twitter:@laguana

No hay comentarios: