martes, 25 de febrero de 2014

IGNACIO SERRANO. Grandeligas criollos insisten en llamar a una verdadera paz

VIZQUEL Y CABRERA, ENTRE TIGRES CRIOLLOS
IGNACIO SERRANO



Se redoblan los pronunciamientos de los peloteros y coaches criollos en contra de la violencia que ha sacudido a Venezuela en las últimas dos semanas



Venezolanos que hacen vida en las grandes ligas como peloteros, coaches y asistentes, multiplicaron en las últimas horas sus llamados a una paz de verdad en el país, con manifestaciones gráficas y declaraciones en contra de la pérdida de varias vidas en las últimas dos semanas.

Un grupo de 17 criollos que trabajan con los Astros de Houston, encabezados por José Altuve y Marwin González, posaron con banderas tricolores y mensajes contra la violencia en el complejo de los siderales, en Florida.

Lo mismo hicieron los contingentes nativos de los Marlins de Miami y los Reales de Kansas City, uniéndose a las manifestaciones que comenzaron cuando Miguel Cabrera, Omar Vizquel, Víctor Martínez y el resto de los venezolanos de los Tigres de Detroit hicieron el primer llamado, el viernes.

Otros están tratando otras vías. Un reporte de MassLive aseguró que los criollos de los Medias Rojas planean enviar una carta al presidente Nicolás Maduro, pidiendo poner fin a la espiral de violencia.


El reporte cita a Félix Doubront, Jonathan Herrera, Brayan Villarreal y Edward Mujica.

Una nota de la agencia AP hizo un repaso de muchos de esos pronunciamientos:

“Cabrera tuiteó el viernes una foto con varios compañeros, entre ellos su compatriota y nuevo coach de infield Omar Vizquel, posando con dos banderas venezolanas y mensajes como "#SOMOSTUVOZVENEZUELA", "#LEJOSPERONOAUSENTES" y "#SOSVENEZUELA".

"Desde aquí apoyando a VENEZUELA", escribió el toletero de los Tigres de Detroit, oriundo de la ciudad de Maracay y elegido dos veces como Jugador Más Valioso de la Liga Americana, desde los campos de entrenamiento en Lakeland, Florida.

El pitcher de los Marlins, Henderson Alvarez, también posó con compañeros —entre ellos el lanzador cubano José Fernández— con una bandera de Venezuela y pancartas con la palabra "Paz".

El derecho de 23 años dijo que llevó a Florida a su esposa y su hija de dos meses, después que la bebé sufrió problemas respiratorios por gases lacrimógenos lanzados cerca de su casa en Caracas.

"Mi familia en Valencia está bien. Mi hija es la que fue afectada", comentó Alvarez. "Dos veces fue afectada por gases lacrimógenos. Ayer las mandé a buscar, la traje a ella y a mi esposa a Miami".

Valencia, en el estado de Carabobo, es la ciudad natal de una reina de belleza local de 22 años que murió durante una manifestación.

Hernández, as de los Marineros de Seattle, también es oriundo de Valencia.
"Estoy algo preocupado porque mi familia está allá", comentó. "Sólo quiero paz. Eso es todo lo que quiero. Venezuela es un poco peligrosa, sólo quiero que mi familia esté segura. Eso es todo".

Indicó que intenta sacar a su madre del país y llevarla a Estados Unidos.

"Mi mamá está tratando de averiguar cómo puede venir", agregó el ganador del Cy Young de la Liga Americana de 2010 desde el campamento de los Marineros en Peoria, Arizona.

Hernández señaló que "mete miedo" ver en televisión las imágenes de los enfrenamientos callejeros entre grupos en contra y a favor del gobierno en Venezuela. Muchos peloteros se mantienen al tanto de los sucesos en su país a través de las redes sociales.

"Estoy viendo las noticias aquí, y por Twitter e Instagram, y viendo los canales en español", agregó Hernández.

El pitcher de los Medias Rojas, Félix Doubront, otro oriundo del estado de Carabobo, dijo que su esposa e hijos están en Fort Myers, Florida. Sin embargo, está preocupado por su madre, padre, hermano y hermana, que siguen en Venezuela.

Al mismo tiempo, el zurdo de 26 años intenta concentrarse en su trabajo en la pretemporada.

"Hay muchas cosas que te preocupan, pero no puedo hacer nada, sólo ayudar a mi familia y protegerlos desde aquí", señaló. "Todos están hablando sobre Venezuela, pero no quiero perder mi concentración aquí".

Elvis Andrus, torpedero de los Rangers, comentó que tiene dos hermanos mayores que viven en Venezuela. Dijo que habla con ellos todos los días y que están seguros, aunque llevan un par de días encerrados en sus casas con sus familias.

"Como ser humano, uno se molesta cuando ve lo que está pasando en su país con la milicia haciéndole cosas a los civiles, y a los estudiantes, y eso es lo que me molesta", expresó en el hogar de pretemporada de los Rangers en Surprise, Arizona.

"No soy un tipo que se meta en la política", agregó. "Pero detesto ver a alguien que sólo camina y trata de decir algo y es golpeado por la policía, o es golpeado por cualquier militar que se supone que defienda al país, en vez de dispararle o agredirlo", termina la nota de AP.


No hay comentarios: