sábado, 8 de julio de 2017

OIDO EN LA CHATA: El Ajedrez del Chavismo




Víctor José López


El 8 de julio de 2017, tres días más tarde del atropello a los diputados el 5 de Julio – Día de la Patria- en la sede de la  Asamblea Nacional, el Palacio Legislativo, Caracas despertó con la noticia que “Leopoldo López será trasladado de Ramo Verde y su  hogar será su prisión”.
La noticia reventó la tensa calma de una ciudad despejada, cuando ya se habían formado las colas en los abastos para buscar los escasos alimentos que racionados son distribuidos entre los más pacientes capaces de soportar sol tropical o la lluvia. Una ciudad en la que los apagones detienen el tránsito del metro, provocan desorden en el tránsito automotor por enloquecer semáforos e inutilizar servidores de gasolina. Todo ocurre Venezuela desde el primero de abril, la nación es una unidad en la protesta. Hay un desencanto que cubre su territorio. Lo hace sin recurrir a la violencia, aunque es violentamente reprimida por un componente militar: la Guardia Nacional.
Militares que violan los derechos humanos y ultrajan la propiedad privada. Lo hacen en operaciones que despliegan de madrugada, tapándose la cara sus efectivos, cubriéndose con capuchas. Comandos que iinvaden edificios de condominio.
Todo ocurre en Caracas, donde sus diputados fueron sometidos en el recinto legislativo por sicarios paramilitares, donde revienta con intensidad el estruendo de la noticia: -“Leopoldo está en  libertad”.

No es cierto. En un movimiento de piezas del ajedrez del régimen Leopoldo Lopez es el un Alfil para ejecutar el Gambito de Budapest.

Leopoldo no ha sido liberado, estar libre como debería estarlo si lo que le atara a la prisión no fueran los falsos testimonios tejidos por la señora Luisa Ortega Díaz y la fiscal Narda Sanabria de acuerdo a lo denunciado por el fiscal Franklin Nieves, que huyó del país en defensa de su integridad. Leopoldo López es un preso de conciencia, libre pero un preso del régimen de  Maduro. Leopoldo es una pieza del ajedrez político en el terreno del chavismo  con la que ahora pretenden Nicolás Maduro, Diosdado  Cabello y el General Padrino López, eliminar a Luisa Ortega Díaz, actual Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela que Maikel Moreno en su condición de Presidente del TSJ intentó sustituir con la Fiscal Harrington, ficha de Cilia Flores y ahora destituida por Ortega Díaz…

¿No se entiende? Pues así es el chavismo y por eso Venezuela es un disparate.

*El Gambito Budapest es de los pocos planteamientos de apertura que, pese a contener muchos trucos, celadas e ideas de ataque, no cuenta con una refutación. Y es que la mayoría de gambitos arriesgados que tratan de plantear trampas en las primeras jugadas, suelen tener varios modos de ser cuestionados. 




No hay comentarios: