lunes, 26 de junio de 2017

TORTURAS EN RAMO VERDE DENUNCIAN ABOGADOS DE LEOPODO ANTE LA FISCALÍA

 Los abogados de Leopoldo López denuncian las torturas ante la Fiscalía venezolana

También han informado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la ONU.

La familia del preso político Leopoldo López vuelve a vivir horas de angustia después de que el pasado viernes desde su celda el líder de Voluntad Popular gritara que lo estaban torturando y que denunciaran su situación. Desde ese día la incertidumbre ha ido creciendo porque no les han permitido entrar en Ramo Verde.
Lilian Tintori, su esposa, ha insistido en todo momento que le permitan verificar la condición de su marido. Ayer fue hasta la cárcel militar y todo estaba fuertemente custodiado. Una vez más le impidieron entrar y pasó varias horas, angustiada y parada ante un piquete de la Guardia Nacional esperando respuesta. Mientras, Tintori lloraba porque el domingo, como a los familiares de los demás presos, le correspondería visita familiar. En todo momento la tuvieron vigilada.
Otros políticos, como el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara o el alcalde de El Hatillo, David Smolansky, también han intentado, infructuosamente, ver al preso político. «Chávez no sólo estuvo menos tiempo preso que Leopoldo López por un delito que sí cometió, sino que jamás lo escuché decir que lo habían torturado», escribió a través de la red social Twitter, Carlos Vecchio, político exiliado y miembro de la agrupación política que creó López.
Su abogado, Juan Carlos Gutiérrez, relató en exclusiva a LA RAZÓN que una vez escucharon a López gritar, acudieron a la Fiscalía a hacer la denuncia. Fiscales de Derechos Fundamentales fueron hasta Ramo Verde, pero se desconoce si se les permitió el ingreso. Ya internacionalmente notificaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y al Comité contra la Tortura, de la ONU. Rápidamente, Amnistía Internacional en Venezuela dio un espaldarazo a López y su familia y pidió que se investigara la denuncia. Y hoy ratificarán la denuncia ante la Fiscalía e irán a la sede del Ministerio de la Defensa a pedir la destitución del director de la cárcel y a elevar una queja ante sus superiores.
«Durante los tres años de injusta prisión en condiciones de aislamiento, confinamiento, requisas violentas, entre otras atrocidades, que constituyen tratos crueles, inhumanos y degradantes, no habíamos tenido la información de actos de tortura. La prohibición de verle, tanto a su familia, como a sus abogados son indicios que nos ratifican lo dicho por Leopoldo desde su celda. En este momento sólo contamos con los gritos en el vídeo que se difundió», afirmó Juan Carlos Gutiérrez, quien además teme que López esté siendo sometido a torturas de tipo físico. Sus abogados llevan cerca de 80 días sin ver al preso político.
Larga espera de Tintori
Tal como hace unas semanas, cuando se corrió el rumor de la supuesta muerte de Leopoldo López, el Gobierno respondió a las denuncias con la difusión de unas fotos y de un vídeo donde se ve al opositor en atención médica con un tensiómetro y después recibiendo la comida que le llevara su esposa, Lilian Tintori, en fecha 23 de junio, según reza la persona que habla en la cinta. Pero ni su madre, su esposa, ni los demás dirigentes confían de la veracidad del material suministrado por el Gobierno de Maduro y piden constatar, en primera persona, que está «bien». La familia pide que les permitan ver a López, que ingresen sus abogados, que permitan que los fiscales del Ministerio Público verifiquen la denuncia que hizo de torturas, e incluso que se le haga un examen forense para determinar su condición física.
Al tiempo que la esposa de Leopoldo López estaba esperando para saber de su marido en Ramo Verde, se había convocado en las diferentes ciudades de Venezuela una jornada de recogida de comida para ayudar a los familiares de los presos políticos a tener los ingredientes necesarios para prepararles los alimentos.

No hay comentarios: