lunes, 10 de abril de 2017

LA CARTA PASTORAL DEL ARZOBISPO ARIAS BLANCO QUE TUMBÓ LA DICTADURA DE MARCOS PÉREZ JIMÉNEZ

SIMÓN ALBERTO CONSALVI Y GARCÍA MÁRQUEZ

describen el episodio cuando los curas en Venezuela leyeron la Carta Pastoral del Arzobispo  Rafael Arias Blanco



Uno de los grandes episodios del último año de la dictadura de Pérez Jiménez fue la Carta Pastoral del 1° de mayo de 1957 del arzobispo Rafael Arias Blanco, leída en todas las iglesias de Venezuela. En un país de rigurosa censura de prensa, fue como un grito de libertad.
Desde las páginas de la revista Momento, Gabriel García Márquez describió el episodio: “El 1º de mayo del año pasado, -fiesta del trabajo-, los curas párrocos de Venezuela leyeron en los púlpitos una Carta pastoral del Arzobispo de Caracas, Monseñor Rafael Arias. En ella se analizaba la situación obrera del país, se planteaban francamente los problemas de la clase trabajadora y se evocaba en sus términos esenciales la doctrina social de la Iglesia”.  García Márquez dio una ojeada al mapa, y añadió: “Desde Caracas hasta Puerto Páez, en el Apure; desde las solemnes naves de la Catedral Metropolitana hasta la destartalada Iglesia de Mauroa, en el Territorio Federal Amazonas, la voz de la Iglesia, -una voz que tiene 20 siglos-, sacudió la conciencia nacional y encendió la primera chispa de la subversión”.

“Una inmensa masa de nuestro pueblo —observó el Arzobispo en una de sus primeras notas— está viviendo en condiciones que no se pueden calificar de humanas”.

Según García Márquez, después de “45 días de trabajo, de consulta con sus asesores, la primera copia definitiva —once hojas a máquina, a doble espacio— estuvo lista en la primera semana de abril. Entonces pareció muy apropiada para su publicación la fecha del 1° de mayo, día del trabajo, fiesta del patriarca carpintero, San José. Fue precisa una actividad extraordinaria para que la Pastoral estuviere en todas las parroquias de Venezuela en la fecha convenida. Fue dada, sellada, refrendada en Caracas a las 10.30 de la mañana del lunes 29 de abril. Dos días después fue leída en los púlpitos”.
Un análisis de la Carta Pastoral y de las circunstancias políticas y sociales de Venezuela, fue hecho por el historiador Manuel Donís Ríos en su biografía del arzobispo Arias Blanco.  La Carta Pastoral fue como un campanazo  que despertó la conciencia de los venezolanos y desarmó la censura que el régimen usaba como un muro de contención.

SIMÓN ALBERTO CONSALVI



No hay comentarios: