martes, 3 de enero de 2017

Eddie A. Ramírez S. Personajes 2016: La Iglesia y el pueblo

 
Postulamos que  la Iglesia y el pueblo fueron  los personajes de un año que  será recordado en  la historia por haber alcanzado el clímax en cuanto a  violaciones a los derechos humanos y a escasez de productos de primera necesidad. La Iglesia en sus púlpitos, pastorales y comunicados fue un baluarte en defensa de la libertad y el pueblo en la calle y en las redes sociales exigió  sus derechos y dio muestras de que contamos con una sociedad que no se doblega ante un régimen totalitario adaptado al siglo XXI. 
Frecuentemente los enemigos de la Iglesia solo recuerdan sus errores cometidos en un pasado remoto, tales como la Inquisición. También por  sus feroces ataques, muy alejados del cristianismo,  a judíos y musulmanes. A veces por su apoyo activo o pasivo a dictadores e incluso por casos de corrupción y de pederastia. 
Hoy, en tiempos de obscuridad para nuestro país es oportuno recordar el importante papel desempeñado por la Iglesia en la Edad Media. Gracias a los laboriosos monjes recluidos en monasterios y abadías, Cluny la de más prestigio,  pudieron llegar a nuestros días  los escritos de los pensadores clásicos de la antigüedad.  Al respecto, no podemos olvidar la obra de Alcuin de York en el siglo IX,  tiempos de Carlomagno.  Por cierto que cuando este  emperador del imperio romano-germánico decretó la pena de muerte para quien no se convirtiera al catolicismo, Alcuin alegó que ¨Puedes forzar al pueblo para ser bautizado, pero no puedes obligarlo a creer¨. Ante este razonamiento, el gran Carlomagno abolió su abominable decreto.   
La Iglesia venezolana actual siguió los pasos de Monseñor Arias Blanco, quien en tiempos de la dictadura perezjimenista se atrevió a denunciar la pobreza reinante en medio de la bonanza petrolera. Más recientemente debemos recordar al fallecido cardenal Castillo Lara.  Hoy, nuestra Iglesia ha sido aún más crítica. No solo   denuncia a diario las desigualdades, sino también  los atropellos del régimen y las dificultades económicas  y exige la libertad de los presos políticos, el respeto a la Asamblea Nacional,   el regreso de los exiliados y la realización del referendo revocatorio del presidente. 
Por ello, nuestro principal personaje del año 2016 es la Iglesia católica. Nuestro agradecimiento  a  sus Eminencias cardenales  Jorge Urosa y  Baltazar Porras,  así como a los monseñores Lucker, Padrón,  Azuaje, Santana  y demás integrantes de la Conferencia Episcopal.   También a monseñor Ovidio Pérez Morales y al padre Ugalde. Al combativo  padre Palmar, quien nos recuerda al aguerrido y apreciado padre Simón Salvatierra, que en paz descanse. Ojalá haya un pronunciamiento conjunto de la iglesia católica, las iglesias evangélicas, el Rabinato y  la Asociación de la Liga Mundial Musulmana de Venezuela.   
El otro personaje del 2016 es ese pueblo que siguió marchando en señal de protesta y que acudió a votar con la esperanza de lograr un cambio  que rescate  a Venezuela de la pobreza y la enrumbe hacia un desarrollo sustentable. Muchos de los integrantes de este combativo pueblo han pagado con torturas, cárceles y exilio por el solo hecho de protestar en la calle o por twitter.  Con equidad, Chuo Torrealba reconoció que ¨el venezolano demostró estar muy por encima de sus dirigentes políticos¨.
Cabe parafrasear para el presidente de facto las palabras de  Alcuin : ¨Podrás obligar a vestir una camisa roja y a que los empleados públicos asistan a tus concentraciones, pero no los harás creyentes de tu llamada revolución¨.  Desde luego que Maduro dista años luz de ser un Carlomagno y por ello seguirá con sus atropellos. Por eso, los demócratas debemos continuar la lucha para sacarlo del poder  lo antes posible. Para ello exigimos a nuestra dirigencia más unidad, descartar a  quienes dicen tener identificados como traidores, ampliar con  nuevas caras  el organismo de toma de decisiones y no transigir en la defensa de nuestros derechos constitucionales. En el 2017 podemos lograrlo  e iniciar la recuperación económica de Venezuela.  
Como (había) en botica: Nuestra solidaridad con los propietarios y personal de El Impulso, momentáneamente  fuera de circulación por criticar al régimen. El TSJ vuelve a inclinarse ante el régimen al ratificar injustas  medidas en contra del Consejo Editorial de El Nacional.  En el 2016 hay que reconocer la lucha de María Corina desde la calle y de Antonio Ledezma y Leopoldo López desde la cárcel. También la labor realizada por Mitzi  de Ledezma, Lilian Tintori de López y Antonieta Mendoza de López por la libertad de los presos políticos.  Fredy Guevara,  José Guerra y Carlos Berrisbeitia fueron los diputados más destacados. Henry Ramos fue combativo  al frente de la Asamblea Nacional. Capriles  hizo lo posible para que se realizara el revocatorio.  Diego González y Nelson Hernández los petroleros que más aportaron al conocimiento de nuestra industria. Beatriz García realizó excelente trabajo como Coordinadora Nacional de Gente del Petróleo, organización que sigue presente y comprometida con  la defensa de los principios y valores de la democracia  y con las denuncias del mal manejo de Pdvsa.  Diego González afirmó hace años que la prioridad debería ser explorar y producir petróleo en las áreas tradicionales y no en la  Faja petrolera del Orinoco. Ahora esta tesis también la comparte   Carlos Mendoza Potellá, de posición política diametralmente opuesta ¡ No más prisioneros políticos, ni exiliados! 
eddiearamirez@hotmail.com    3/01/17     Noticiero Digital y Runrunes

No hay comentarios: