viernes, 28 de octubre de 2016

Eddie A. Ramírez S. Estertores del régimen y previsiones

                                                                                                                    El totalitarismo siglo XXI está es sus estertores. Su caída es inevitable ya que intentó implantar  un proyecto económico inviable y se enfrentó a una sociedad que nunca se doblegó. La decisión de la Asamblea Nacional de declarar la ruptura del orden constitucional  y de convocar al pueblo a la defensa activa de la Constitución invocando el artículo 333 e iniciar el proceso para determinar la situación constitucional de la presidencia de la República, así como los otros siete acuerdos marcan un importante hito.   

Quizá algunos rojos están queriendo negociar salvoconductos a cambio del revocatorio pero en el 2017.  Pensamos que la MUD puede aceptar negociar, pero exigiendo el revocatorio este año.  Negociar es válido si con eso logramos salir del régimen que, aunque está en sus estertores, todavía  puede ocasionar mucho daño. La Fuerza Armada tiene algo que decir. Hemos criticado mucho al general Padrino, sus  mayores  yerros  han sido  el decreto que autoriza el uso de armas de guerra para reprimir manifestaciones, el no desautorizar los abusos de la Guardia Nacional y dar declaraciones inapropiadas. Pero todavía está a tiempo de rectificar.  
El  régimen está llegando a su fin, pero es importante que no volvamos a caer en lo mismo. Siempre habrá quienes quieran reivindicar la utopía del comunismo y los populistas abundan en la política. Por ello cabe reflexionar sobre el por qué lograron imponerse  y cómo es posible que hayan perdurado tanto tiempo. 
Al respecto nos permitimos postular seis causas principales: 1-  Los últimos  gobiernos del período democrático iniciado en 1958, no llenaron las expectativas de la población.2- El discurso populista del difunto teniente coronel  entusiasmó a gran parte de la población. 3- Los elevados precios del petróleo permitieron muchas dádivas y crearon la ilusión de que el gobierno  estaba corrigiendo  injusticias. 4- Inicialmente el sector político, intimidado por el discurso encendido del difunto, fue muy permisivo.  5-  La falta de escrúpulos de los rojos, que compraron a jueces, fiscales y militares para poder violar la Constitución y 6- La posición blandengue de algunos  opositores que pensaron que solo con elecciones se puede salir de un totalitarismo.  
Los próximos gobiernos tienen que entender que un elevado porcentaje de la población está en la pobreza y que esta no disminuye con dádivas, sino con la creación de empleos bien remunerados y con medidas que permitan acceder a los mismos. El Estado debe despojarse de actividades que no le competen y concretarse en mejorar el sistema de salud, la educación, la seguridad y la construcción de infraestructura. 
Debemos estar claros de que una dictadura se inicia cuando se viola por  primera vez la Constitución y no hay rectificación. Antonio Ledezma  y Álvarez Paz fueron los primeros políticos  en advertirlo. La dictadura comenzó en el 2001 cuando se promulgaron 49 Leyes, algunas de las cuales eran inconstitucionales.  Se acentuó el 11 de abril del 2002 cuando el difunto propició la masacre. Se puso en evidencia cuando los chacales del Destacamento 44 de la Guardia Nacional asaltaron en horas de la madrugada el campo residencial petrolero de Los Semerucos  y a nadie le debía quedar duda cuando el régimen demoró ilegalmente el referendo revocatorio  en el  2004 y constituyó grupos paramilitares rojos asesinos.   La guinda de la torta fue la aceptación  por el CNE rojo de un candidato sin exigirle que presentara su partida de nacimiento,  el desconocimiento de las atribuciones de la Asamblea Nacional,  el diferimiento del referendo revocatorio y de las elecciones regionales  y el asalto del domingo al recinto legislativo por parte de turbas rojas. 
Lo procedente hubiese sido detener  a tiempo los avances del totalitarismo. Era necesario haber  impedido  la inconstitucional Constituyente,  identificar  desde un principio al régimen como una dictadura, no descalificar acciones distintas a la ruta electoral y  haber constituido  un gran movimiento unitario integrado por partidos políticos y sociedad.  A lo hecho pecho. Hoy pareciera que todos entendemos que es necesario votar, pero que ello no es suficiente. La MUD lo está haciendo bien y debemos apoyarla y participar en todas las marchas y concentraciones en contra del régimen.   El fin del totalitarismo está próximo, pero hay que  tomar medidas para prever que nunca  surja otro. 
Como (había) en botica: Aplaudimos la posición  de Iraida Villasmil, conocida luchadora democrática y miembro del Consejo Legislativo del Zulia por UNT, en la que expresa su desacuerdo con el acuerdo  de la alcaldesa de Maracaibo y de otros alcaldes. También la renuncia de Gerardo Blyde es significativa. Ojalá no sea cierto que Manuel Rosales esté alojado en apartamento de Heliodoro Quintero. ¿Quién ordenaría al juez Rojas Acevedo que dictara  prohibición de salida del país a distinguidos intelectuales como Arnoldo Gabaldón y Ricardo Sucre, junto a Capriles, Chuo y otros opositores, para después instruirle que se retractara? El comunicado de los trece países más importantes de nuestro continente expresando su preocupación por el diferimiento de la recolección de firmas para solicitar el revocatorio es demoledor para el régimen  ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados! 
eddiearamirez@hotmail.com 25/10/16  Noticiero Digital, Runrunes

No hay comentarios: