miércoles, 5 de octubre de 2016

ÁLVARO URIBE HA VUELTO A SALVAR A COLOMBIA




Tenemos que dar las gracias a Dios y a Álvaro Uribe Vélez, que por 
segunda vez ha salvado a Colombia. El Gobierno empleó todas las armas a su disposición, lícitas e ilícitas, para forzar al pueblo colombiano a apoyar el Sí. El presidente dijo hace unos días, en un arresto de petulancia, que “nada ni nadie impedirá que se vote por el Sí”. Pues bien, ayer se manifestó la Colombia profunda, contra toda esperanza, contra todos los engaños e intimidaciones. El país quiere la paz, pero no en los términos en los que Santos se les entregó a las Farc.
Por lo pronto, Santos tiene que renunciar. Fracasó. El primer ministro David Cameron, que fracasó en un referéndum, renunció de inmediato. Y todo su equipo negociador también. Otras personas deben traer claridad y ver qué es salvable del mamotreto firmado y qué se debe dejar de lado.
El Acuerdo Final está muerto. Por arte de alquimia lo querían meter como instrumento de las Convenciones de Ginebra. El país dijo que No. Esto hay que reconsiderarlo pero Santos ya no tiene la capacidad de hacerlo, pues desde ayer perdió toda la gobernabilidad. Entre otras cosas, porque no se puede negar que esta votación es en buena medida contra Santos y contra las Farc. La Colombia profunda que no consultan las encuestas dijo que no quería un Acuerdo así.

ALBERTO LOPERA

No hay comentarios: