jueves, 22 de septiembre de 2016

Oswaldo Álvarez Paz EL NACIONAL

FRACASOS, AISLAMIENTO Y SOLEDAD


El régimen venezolano se ha convertido en una verdadera vergüenza para la nación, para el resto del continente y buena parte del mundo. Tiene la responsabilidad exclusiva y excluyente de la dramática situación que viven los ciudadanos. Dado el control comunicacional existente, para el día de hoy pareciera haber más claridad en el exterior que en algunos sectores internos. Con contadas excepciones, las redes sociales gracias a Internet, permiten nutrir la información e intercambiar posiciones útiles.
Lo de este año ha sido una tragedia. Impresionante el documento suscrito por 31 expresidentes y exjefes de gobierno exigiendo libertad y democracia en el país. La OEA, encabezada por el secretario general Luis Almagro, conoció el corajudo informe que dejó abierta la puerta para la aplicación de la Carta Democrática Interamericana. MERCOSUR acaba de sacudirse la manipulación del régimen para poner la institución al servicio de la tiranía y le ha dado una especie de preaviso para poder permanecer sí cumple las obligaciones existentes. Pudiéramos extender esta lista de fracasos gubernamentales, pero no parece necesario. Todo está a la vista. De fracaso en fracaso se profundiza el aislamiento y la soledad de un Maduro cerrado sobre sí mismo, prisionero de una cúpula que lo arrastra hacia una caída aparatosa.
Lo último está referido a la XVII Cumbre de Países No Alineados, MNOAL. El derroche ha sido imperdonable y el respaldo recibido pasará a la historia como el último canto del cisne que, cuando canta muere. En nuestra opinión el MNOAL, perdió su justificación histórica. Está venido a menos. Se ha desvanecido perdiendo su esencia desde finales de los ochenta y principio de los noventa. Se acabaron los dos grandes bloques con la caída de Muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética. Ahora existen una globalización espectacular y múltiples acuerdos grandes, pequeños y medianos entre países que constituyen variados bloques liquidando la ideologización comunistoide del pasado. A Venezuela apenas vino una pequeña parte de lo peor de los países fundadores. Viejos y nuevos tiranos, buscones y vividores que nada aportan y mucho restan, a la orden del día.
Hasta donde sabemos, de 124 países, estuvieron 8 presidentes y 19 cancilleres. Lo demás fue material de relleno. La pobreza de las declaraciones, acuerdos e incluso del documento final, reflejan cuanto he dicho. El régimen está sólo, abandonado hasta por la mayoría de sus cómplices originarios. En etapa agónica.
Ojalá y la MUD entienda que no puede confundir indefinidamente el instrumento con el objetivo. Es decir, el referendo revocatorio con la salida de Maduro, como primer gran paso para el cambio de régimen.
Sábado, 17 de septiembre de 2016

@osalpaz

No hay comentarios: