martes, 21 de junio de 2016

MENSAJE A LOS PROFANADORES DEL SARCÓFAGO DE GALLEGOS: “Los huesos de los escritores suelen ser, andando el tiempo, el fetiche de aquellos que nunca los leyeron”,

Los huesos de Rómulo Gallegos
Por Luis Manuel Aguana

La grotesca noticia de la profanación del sitio de descanso eterno del insigne escritor y ex Presidente venezolano Don Rómulo Gallegos, nos ha llegado profundamente a todos aquellos que de alguna manera respetamos el significado que este compatriota tuvo en lo que somos hoy como país (ver El Nacional http://www.el-nacional.com/sucesos/quedo-tumba-profanada-Romulo-Gallegos_0_866913462.html).

Gallegos estrenó en febrero de 1948 la Constitución de 1947, siendo el primer Presidente electo bajo los avances sociopolíticos producidos por la Asamblea Nacional Constituyente de ese año. Esto es, fue el primer Presidente venezolano electo a través del voto directo, universal y secreto, una de las conquistas políticas mas importantes alcanzadas por los venezolanos desde la fundación de la República. 

“Los huesos de los escritores suelen ser, andando el tiempo, el fetiche de aquellos que nunca los leyeron”, decía con buen tino el año pasado el poeta y periodista español, Antonio Lucas cuando en tierras madrileñas comenzaron a buscar los huesos de Cervantes (ver Cervantes, el voto necrófito, en http://www.elmundo.es/opinion/2015/03/17/5508809222601d09098b4578.html). Y eso al parecer es lo que estaría sucediendo con la desaparición de los restos mortales de Rómulo Gallegos.

Los ignorantes de su obra, probablemente algunos rojitos extraviados en las artes oscuras cubanas, buscan en sus huesos un fetiche a los que quizá le atribuyan poderes sobrenaturales, tal y como se dice que ocurrió con la profanación del sarcófago del Libertador.

Imaginemos por un momento que Chávez al profanar la tumba del Libertador buscaba en su creencia, investirse con el genio y liderazgo de Simón Bolívar, utilizando las artes oscuras del recetario palero y santero cubano. Mucho se escribió en las redes sociales en relación a que lo que ocurrió en el Panteón Nacional no fue más que un ritual religioso cubano que tenía el objetivo, de acuerdo a la creencia de Hugo Chávez, de consolidarlo en el poder (ver el excelente trabajo de la periodista Maibor Petit, Hugo Chávez y la religión Palo Mayombe, en http://www.maibortpetit.com/2010/08/hugo-chavez-y-la-religion-palo-mayomb.html).

No se trata aquí de afirmar que eso sea posible, pero sí que ellos efectivamente creen que eso es posible y tienen el poder para mover lo que sea para hacerlo posible. Y lo hicieron en el caso de El Libertador. Y lo hicieron también en el caso de los restos del Ilustre Americano, Antonio Guzmán Blanco traídos de Francia, y luego de los restos de Manuelita Saenz; lo hicieron con el intento de recuperación de los huesos del Generalísimo Francisco de Miranda, y la hermana del Libertador, Antonieta Bolívar, lo que da cuenta de un patrón de actuaciones que rondan en el fanatismo religioso, con el fin de lograr lo mismo que intentó el Galáctico de preservar el poder, basándose en rituales extraños a nuestras costumbres, con la profanación de los restos de Bolívar, utilizando las mismas técnicas descritas por la periodista Maibor Petit en su artículo, con Presidentes que tuvieron una honda significación en la historia contemporánea y el imaginario popular de Venezuela, como es el caso de Don Rómulo Gallegos.

¿Hasta dónde pretenderán llegar estos delincuentes? Si con la profanación de Bolívar intentaba Chávez consolidarse en el poder, ¿qué creerá ahora el régimen lograr con los huesos de Gallegos? De acuerdo a la investigación de la periodista Petit, lo que pretende el ritual de esa religión es “apoderarse de la fuerza y brillo de ese espíritu, para elevarse como poderoso, haciéndose de la voluntad del pueblo y venciendo las fuerzas del enemigo opositor”.

Esto es el extremo en la búsqueda de mantenerse en el poder utilizando fuerzas del ocultismo de una religión. En mi experiencia no se puede desestimar nada de lo que estos delincuentes hagan para mantenerse en el poder, incluso si manipulan lo más sagrado, que es el respeto que le debemos a la memoria de quienes nos formaron como Nación. Porque si aunque creyéramos que estos rituales nos pueden afectar, como lo creyó en su oportunidad Hugo Chávez al profanar el sarcófago del venezolano más Ilustre, en este país tenemos creencias mucho más arraigadas y profundas que se sobreponen a cualquier intento de las fuerzas de la oscuridad a doblegar la esencia misma del venezolano.

¿Qué representó y representa la figura de Gallegos para Venezuela? La inteligencia, la decencia en la conducción política, la esencia misma del venezolano integral, conocedor de su tierra y de sus perfiles humanos profundos. Sus novelas retrataron quiénes somos y quienes podemos ser. Antes de “Doña Bárbara” y “Cantaclaro”no existía en la mente de los venezolanos una imagen clara de esa Venezuela que sucedía efectivamente más allá de Caracas. Un antes y un después de Gallegos marcó una comprensión del país completo que antes no existía: “Así como Gómez con sus carreteras intentó la unificación física del país, Gallegos lo haría en la conciencia y sensibilidad de cada ciudadano…” (ver Rómulo Gallegos, horizonte y caminos, en https://youtu.be/-avLZJmuRm8). 

¿Es de eso de lo que quieren apropiarse ahora con rituales paleros? Difícilmente lo lograrían, precisamente porque esa esencia, esa fuerza y ese brillo de espíritu que representa Don Rómulo Gallegos para los venezolanos, fue la que derrotó al Diablo en el histórico trance escrito por Alberto Arvelo Torrealba, en el inmortal poema llanero “Florentino y el Diablo”. Una fuerza de la obscuridad tratándose de llevar el alma de Florentino pero éste le gana la copla con brillo e inteligencia, llevándolo hasta el amanecer, invocando a todas las fuerzas que siempre nos han acompañado y protegido:

“…Mucho gusto en conocerlo / tengo señor Satanás. / Zamuros de la Barrosa / salgan del Arcornocal /que al Diablo lo cogió el día / queriéndome atropellar. / Sácame de aquí con Dios / Virgen de la Soledá, / Virgen del Carmen bendita, / sagrada Virgen del Real, / tierna Virgen del Socorro, / dulce Virgen de la Paz, / Virgen de la Coromoto, / Virgen de Chiquinquirá, / piadosa Virgen del Valle, / santa Virgen del Pilar, / Fiel Madre de los Dolores / dáme el fulgor que tú das. /¡San Miguel! dame tu escudo, / tu rejón y tu puñal, / Niño de Atocha bendito, / Santísima Trinidá…”

Y con esa invocación de todos nuestros protectores, no le quedo otra al Diablo que darse por derrotado a manos del venezolano del llano descrito por Gallegos. Así pues que no es la primera vez que Satanás trata de llevarnos, pero invocando la misma protección de Florentino saldremos del intento de estos fanáticos de alargar la agonía del pueblo de Venezuela utilizando los huesos de quien precisamente nos descubrió la nobleza de ese llano que supo derrotar la maldad. Lo haremos de nuevo porque Dios está de nuestro lado. Ya sabemos quiénes somos, y eso lo aprendimos de Don Rómulo Gallegos, primer Presidente de una democracia de todos.

Caracas, 21 de Junio de 2016

Twitter:@laguana

No hay comentarios: