martes, 3 de mayo de 2016

Eddie A. Ramírez S. Maduro: muerte asistida

                         
 
                                                                                                                  

Cada día más países aprueban  la muerte asistida a enfermos que  sufren severos,  largos e irremediables padecimientos. Políticamente, Maduro se encuentra en esa fase. Por su bien y el de Venezuela es necesario que  lo ayudemos a pasar a otro plano diferente al que  usurpa.  
A veces parece  que  está consciente de su grave situación política y por ello toma medidas  orientadas a profundizar la crisis para acelerar su salida y poder descansar en paz. Otras veces, entra en la fase de negación, amenaza  a los demócratas  y se apoya en quienes venden su alma al diablo. Como es natural, se debate entre seguir  luchando por su vida política o retirarse a disfrutar de  Capua junto con la  tía de los narcosobrinos. 
Quizá quiera entregarse al eterno descanso político, pero a su alrededor hay corruptos,  violadores de derechos humanos  e ineptos que   lo mantienen con la ilusión de que puede superar la crisis. Pareciera que en su entorno no hay quien le diga: ¡Desengañate compadre, tú estás en fase terminal, no tienes remedio!
¿Qué podemos hacer  para ayudarlo a que cese su agonía y mejore nuestra situación? Lo primero es  cerrar filas entre nosotros, que no haya ninguna fisura. En segundo término incorporar en  la MUD a personalidades que no  hagan sombra a los políticos, pero que tengan proyección hacia la población que no es militante. En tercer lugar  confrontar al régimen desde la Asamblea  desconociendo las ilegales decisiones del TSJ y los decretos del Ejecutivo. Por último, seguir protestando y votando.
Con respecto al primer punto, los  ciudadanos de a pie perciben  que la unidad pasa por altibajos. A veces se logran acuerdos,  pero en otras los dirigentes se caen a ¨twitterazos¨ descalificando  acciones de otros compañeros de lucha.  En relación al segundo, es incomprensible la renuencia a incluir en la MUD a personalidades independientes que no tengan aspiraciones políticas. 
Con respecto a las relaciones Asamblea-Ejecutivo, no se puede ceder ni un ápice. Nunca debió aceptarse la descalificación a los diputados de Amazonas. Para permitir el acto de presentación de la Memoria y Cuenta de Maduro se debió negociar un armisticio que contemplara el acatamiento a las decisiones de la  Asamblea y no un simple alto al fuego por pocas horas que le permitió al régimen ganar tiempo. Se perdió la iniciativa y no se tomaron medidas tales como declarar ilegal la designación de los nuevos magistrados del TSJ y exigir la partida de nacimiento de Maduro. Sin embargo, debemos reconocer que posteriormente la Asamblea  ha endurecido su posición de exigir respeto a la Constitución, así como  la valiente posición y firmes declaraciones de nuestros diputados, empezando por Ramos Allup, y de Chuo Torrealba, cobardemente agredido por hordas rojas.
Aplaudimos la iniciativa del referendo revocatorio y aspiramos se concrete. En buena lid es claro que tendría que efectuarse este año y Maduro sería revocado. Sin embargo, por las trabas del régimen a través de sus sumisas rectoras del CNE, podría no lograrse el objetivo. Nadie debe desanimarse por ello. La  recolección preliminar de firmas evidenció que el pueblo quiere que Maduro descanse. La crisis se agudiza y es indetenible, las protestas se multiplican, a pesar de la escasez de agua los ministros se ahogan en sus torpezas, el hampa desbordó a la policía y la corrupción brota por todas partes. El enfermo no matriculará el año entrante. 
 Sería muy importante que la OEA aplique la Carta Democrática, pero probablemente  no se logre  por las trabas de sus estatutos, así  como por el deseo de muchos gobiernos de no comprometerse. Sin embargo, el solo hecho de que países importantes hayan mostrado simpatía por nuestros presos políticos y  criticado  los atropellos del régimen es un avance significativo. 
Falta la inyección que permita un epitafio político que diga descansa tú, así como descansamos nosotros. Ceausescu, el dictador rumano  cayó por la  protesta  debida a la escasez de alimentos, medicinas, energía y otros productos, brutalmente reprimida en la ciudad de Timisoara y que se extendió a Bucarest. De nada le valió su alegato de supuestas ¨agresiones de fuerzas externas y agresiones a la soberanía¨. Al final la Fuerza Armada se le volteó y tanto él, como la primera combatiente rumana fueron juzgados y  fusilados.  Desde luego que nadie apoya, ni desea,  este desenlace para el Ceausescu tropical. Solo queremos  presionarlo para que acepte la muerte política asistida.  
Como (había) en botica:  Ante el voto de censura  de la  Asamblea  el inepto general Marco Torres debe renunciar para acatar la Constitución.  Rusia derrotó a Napoleón y a Hitler gracias al  ¨ general invierno¨. Aquí,  el  general Motta twitteó:  ¨las lluvias se acercan y con ellas la victoria¨. Si a ese par agregamos a Padrino,  Rangel  y Osorio  podemos exclamar ¡   Qué vergüenza de generalato!   Maduro amenazó con llevar la revolución a América Latina, já já  ¡ Felicitaciones al demócrata luchador  Antonio Ledezma por su reciente cumpleaños ¡ No más prisioneros políticos, ni exiliados! 

No hay comentarios: