martes, 18 de noviembre de 2014

EDDIE RAMÍREZ S Venezuela, el camino equivocado



El régimen  prefiere  gastar en la Fuerza Armada, en empresas del Estado, en dádivas internas y externas y en propaganda, en lugar de invertir en educación, salud e infraestructura. Nuestra Fuerza Armada, deteriorada  porque sus mandos permitieron el  adoctrinamiento  político  y  la corrupción,  requiere armamento apropiado para garantizar la defensa de nuestras  fronteras, pero hoy el peligro no  proviene de tradicionales ejércitos enemigos, sino de la narcoguerrilla y del contrabando. En consecuencia los medios a su disposición no pueden ser tantos Sukhoy y tanques pesados, tampoco una nómina de cientos de  generales y almirantes.
Seguir gastando en las empresas del Estado es un crimen y una estupidez. Continuar  hablando de empresas ¨básicas y estratégicas¨ en el mundo actual no tiene sentido y mucho menos cuando por una gerencia politizada están quebradas o bien distraen fondos que deberían ir a satisfacer necesidades de la población. Lo que requerimos son empresas eficientes que tengan responsabilidad social, que cancelen los impuestos y respeten las leyes.  Por razones constitucionales Pdvsa tiene que ser una empresa estatal, pero no sus empresas mixtas en las cuales puede ser accionista minoritaria pero garantizando por estatutos que las decisiones importantes cuenten  con su aprobación. El  que Pdvsa tenga el 60 % de las acciones la obliga a aportar enormes sumas que deberían ser destinadas a satisfacer necesidades apremiantes de los ciudadanos. Nuestros políticos de la alternativa democrática deben percatarse de que no es apropiado   seguir ofreciendo  más de lo mismo.
Las dádivas a nuestra población son necesarias en algunos casos para proteger a quienes están realmente desamparados, pero   lo primordial es crear empleos productivos. Al exterior solo se justifican en casos puntuales de catástrofes naturales en países con pocos recursos. Los cuantiosos gastos en propagando son inmorales. Solo buscan lavar cerebros y  sembrar odio.  
En economía el régimen ahogó al sector privado,  quebró las empresas del estado y endeudó al país. En política internacional se colocó del lado de otras dictaduras y de grupos terroristas. Internamente actúa con lenidad ante la delincuencia que asesina por igual a policías y a ciudadanos desarmados, y sus paramilitares son tan inescrupulosos  como  los que asesinaron  a 43 estudiantes en México o como los integrantes del grupo extremista  islámico Boko Haram que masacraron 48 estudiantes  y secuestraron  y violaron  a cientos de niñas en Nigeria. Además, es notoria la corrupción de funcionarios de diferentes niveles.  
  Mientras nos hundimos como país y los venezolanos sufrimos por la inseguridad personal y jurídica, por el alto costo de la vida y por la escasez de productos,  otros grupos humanos  llevan a cabo

estrategias exitosas para disminuir la pobreza  y realizan la  proeza de colocar un laboratorio en un cometa después de un viaje de diez años a través del universo. Los resultados están a la vista. Los venezolanos debemos reaccionar para tomar el camino de los países desarrollados, para lo cual es requisito indispensable, pero no suficiente, salir del régimen por las vías constitucionales.
Como en botica:   Cuesta entender que ahora que el régimen va en picada la MUD insista en un diálogo que, ante unas próximas elecciones, solo favorece al oficialismo. Es evidente que la cúpula roja no permitirá un CNE, ni un TSJ autónomos, tampoco decretará una amnistía, ni desarmará a sus paramilitares. Entonces, ¿pueden explicarnos  cuál es el objetivo? Debe dialogarse pero con los disidentes del Psuv y con los ciudadanos desencantados del régimen. Son válidos los argumentos de  Antonio Ecarri Bolívar de que para seleccionar candidatos a diputados debe seguirse el mismo procedimiento anterior: consenso cuando sea posible y primarias cuando no se logre. La alcaldesa de Brampton, cerca de Toronto, no solo perdió la reelección sino que  debe devolver a la ciudad 144.150 dólares por uso indebido de una limusina, ¿cuánto deben devolver a Pdvsa Jaua, su esposa, suegra y niñera por el viajecito a Sao Paulo?  En China acusan de corrupción a la  empresa Wison, pero aquí Pdvsa la contrata  para construir una planta en la refinería de Puerto La Cruz.  En su aspiración al TSJ Delcy Rodríguez reúne los mismos requisitos que los actuales magistrados: roja y sumisa a Miraflores.  ¡ No más prisioneros políticos, ni exiliados!
eddiearamirez@hotmail.com 18/11/14 Noticiero Digital, Runrunes


No hay comentarios: