jueves, 30 de mayo de 2013

Jesús Elorza El atleta, el entrenador y por siempre EL AMIGO.

ARQUÍMEDES



Su historia comienza el 24 de Agosto de 1938 en Bobures, Municipio Sucre del Estado Zulia. Con sus primeros pasos dejo muy en claro la velocidad de sus piernas. A su madre le costaba alcanzarlo para cambiarle los pañales cuando correteaba por toda la casa. Con sus amiguitos de la comunidad asistía regularmente a recibir clases y en los recesos no podían faltar las competencias entre ellos sobre quien corría más rápido…demás esta decir quien resultaba ganador.
Sin embargo, el hecho más resaltante como corredor se presentaba cuando alguien lo llamaba “Bobures”. Ese sobrenombre lo enardecía y de inmediato comenzaba la persecución de todos aquellos que se burlaban de él…esas carreras podían durar toda una tarde. Nunca nadie supo el origen de ese apodo….y nadie se atrevía a preguntárselo.
A pesar de su velocidad, no pudo escapar a la recluta, nos imaginamos que lo agarraron en un callejón sin salida. Prestó su servicio militar en El Cuartel Bolívar de Conejo Blanco en Caracas. Allí, se inscribió en las competencias de atletismo y fue el eterno ganador de la prueba de velocidad de 60 metros. Todo el mundo en el cuartel hablaba de la velocidad de ese maracucho (a nadie se le ocurría mencionar el pueblo de donde venia) que ¡¡corría con botas militares!! Y nadie le ganaba.
En esas competencias fue visto por el entrenador de atletismo Ladislao Lazar quien de inmediato solicito el permiso necesario para que se incorporara a los entrenamientos en el Estadio Nacional….de allí surge con todas sus fuerzas el Atleta Arquímedes imponiendo sus cualidades en los campeonatos y en los Juegos Nacionales logrando con el tiempo su incorporación a la Selección Nacional de Atletismo y formar junto con Héctor Thomas, John Muñoz, Leslie Mentor, Rafael Romero, Danilo Ceriali, Jimmy Maldonado, Teofilo Davis Bell, Jesús Rodríguez, Lancelo Bob, Hortencio Fucil, Alberto Thomas, Arístides Pineda y Gisela Vidal el equipo bautizado como “Los Superdotados del Atletismo Venezolano” que resultaron Campeones en el “II Iberoamericano realizado en Madrid en 1962.
Además, tuvo una destacada participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964 y México 1968. En juegos Panamericanos compitió en Sao Paulo 1963 con balance de dos medallas de plata (100 metros y relevo 4x100 metros planos) y bronce (200 metros planos). En 1964 igualo el Record Olímpico de 200 metros planos al correrlos en 20.5 segundos. En los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Jamaica, su performance está resumida en una medalla de plata (200 metros planos) y bronce (100 metros planos). Dentro de los Juegos Bolivarianos, Herrera obtuvo oro (100 metros planos) y bronce (200 metros Planos) en la versión de Quito, Ecuador, 1965 y 2 de plata (100 y 200 metros planos) en Maracaibo, 1970. Por si fuera poco, reseña Zavala, logró medalla de oro en el Suramericano de Lima, Perú, 1961 al correr los 100 metros planos en 10:6; y de Cali, Colombia, 1963 al agenciar en la misma prueba 10:2 y en los 200 metros planos 20:9.
Al retirarse como atleta, se convierte en Arquímedes El Entrenador al servicio del Instituto Nacional de Deportes (IND), cumpliendo funciones en las categorías infantil, menor, juvenil y adultos. Compartió su labor con el desempeño como miembro del personal técnico de la Federación Venezolana de Atletismo.
En su desempeño como docente deportivo activo o jubilado mantuvo siempre en alto la bandera de la solidaridad gremial y siempre fue un miembro activo en las luchas gremiales por la dignificación del trabajo del entrenador deportivo.
Desde el año 2009, es miembro del Salón de la Fama del Deporte y del atletismo venezolano y en el 2011 la Villa Deportiva de Maracaibo es bautizada con su nombre. Arquímedes El Amigo siempre fue un solidario compañero y su recuerdo permanecerá vivo por siempre.

No hay comentarios: