jueves, 30 de mayo de 2013

Eddie A. Ramírez S....Permanecer o renunciar


   Globovisión

Distinguidos profesionales  decidieron permanecer en Globovisión a raíz del cambio de propietarios. Otros, igualmente  distinguidos, decidieron renunciar.  Sin duda son decisiones personales que todos debemos respetar, pero el tema está sobre el tapete. Inevitablemente viene a mi memoria el caso de Pdvsa en el que los mejores profesionales se sumaron a un paro que les costó el empleo. ¿Cuál es la decisión apropiada desde el punto de vista de enfrentar al régimen sin claudicar en los principios?
Sin duda  la intención de los rojos es poner a Globovisión  al servicio de la revolución, tal y como hizo con Pdvsa. Es asunto de tiempo. Sin embargo son casos muy distintos. Si quienes laborábamos en Pdvsa no nos hubiésemos sumado al paro convocado por todos los sectores de la oposición hoy seríamos cómplices de las irregularidades, accidentes y  corrupción que imperan en nuestra principal industria. Además, seríamos señalados de indolentes ante la tragedia nacional. Dimos ese paso para no ser alcahuetas y para poner nuestro grano de arena en el intento de cambiar el rumbo del país. La convivencia no era posible a menos que se cediera en la práctica de principios y valores.
En el caso de Globovisión   hay signos evidentes de la razón de la compra. Sin embargo, quienes decidieron quedarse no corren el riesgo de ser cómplices de irregularidades. Por ello pensamos que solo en el caso en que los propietarios presionen para censurar noticias  e interfieran en  la libertad que debe tener un comunicador social  es procedente que este renuncie. También hay que considerar que hay casos de casos. Por ejemplo, es comprensible que se llegue a acuerdos amigables para a retirar a determinado conductor de programa que aspire a un cargo electivo, como el caso del combativo Ismael García, para evitar un ventajismo indeseable sobre otros candidatos. Por otra parte es injustificado y arbitrario eliminar las intervenciones en vivo de Capriles o de cualquier otro político, incluido Ismael, ya que sus intervenciones generan noticias que interesan a la ciudadanía.
Nuestra solidaridad con  María Fernanda Flores, Lysber Ramos Sol, Linia de Amicis, Kico, Carla,  Roland y  Pedro Luís,  pero también con quienes decidieron quedarse para defender hasta donde sea posible la libertad de expresión. Cabe recordar a Julián Marías en sus trabajos sobre convivencia y complicidad: “ Con la distorsión intelectual, con la desfiguración de la realidad no se puede cooperar. …Se debe intentar corregir las instituciones o empresas para evitar los peores males pero puede llegar un momento en que la permanencia no sea aconsejable”. Apoyemos a quienes decidieron permanecer en esa empresa para dar la pelea, la cual no les será fácil. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!
eddiearamirez@hotmail.com

No hay comentarios: