viernes, 31 de mayo de 2013

ARQUIMIDES HERRERA FUE EL MEJOR ATLETA EN LA HISTORIA DEPORTIVA DE VENEZUELA,

“Mi papá murió como un perro en el hospital”

Por María de Los Ángeles Ramos / Maracaibo / mramos@laverdad.com

Arquímedes Herrera falleció ayer sin importar que fuera una gloria del deporte venezolano. Su hija aseguró a La Verdad que en el Hospital Universitario no lo atendieron. El velocista olímpico necesitaba que lo dializaran. 
El cupo para la diálisis era para el jueves
Arquímedes Herrera, gloria del atletismo venezolano, se resistía a partir de este mundo, pero falleció en la emergencia del HUM. (Fotos: Alejandro Paredes)
Muchas veces el zuliano Arquímedes Herrera, velocista olímpico de 100 y 200 metros planos, hizo sonar el himno de Venezuela en el exterior. Ayer, después de su muerte a las 5.00 de la madrugada en la emergencia del Hospital Universitario de Maracaibo, su familia se preguntaba ¿De qué le valió darle tanto a Venezuela?.
 Unas de sus hijas, Ana María, tuvo la respuesta.
 De nada porque "Mi papá murió como un perro".
La mayor de los cinco hijos de la gloria deportiva nacional todavía no creía que estaba velando a su padre en una funeraria de Maracaibo. 
Le contó a La Verdad cómo fue la última semana de agonía, dolor e impotencia que vivió con su padre.
 
"Él se sentía mal pero cuando ya no pudo más se vino a Maracaibo (vivía en Bobures). El jueves de la semana pasada se vino y lo llevamos a la Paraíso, lo hospitalizaron porque tenía neumonía. Se complicó de los riñones, le hicieron una diálisis y tuvo una mejoría leve, cobró vida. Le cambió el rostro, pudo comer, vio la televisión, durmió más tranquilo".

Ana María indicó que ya se le había terminado el monto del seguro de la Guardia Nacional (30 mil bolívares) y estaban usando el segundo seguro, del IND, pero cada diálisis tenía un costo aproximado de 15 mil bolívares. Consiguió trasladarlo al HUM el lunes.
Cuando lo llevaron al Universitario sus familiares pensaron que sí se salvaría. "La doctora en la Paraíso le dijo 'viejito tú te vas a mejorar y vas a poder bailar el Día de los padres'. Ella estaba confiada en que una vez que le hicieran el tratamiento iba a cobrar fuerzas".
 
Herrera ingresó a la emergencia como todo civil "y de allí lo metieron en la sala de shock. Allí estuvo hasta que murió. Fue indignamente... eso no tiene palabras. No había un médico, creo que habían puros residentes". Las diálisis que tanto necesitaba no se las hicieron.
 
"El médico que me recibió para hacerle la historia me dijo: 'amiga no creas que esto es así, tu tienes que esperarte a que haya un cupo, un espacio para poderlo dializar, tienes que tener calma, no creas que esto es sencillo'".
 
Herrera, a sus 75 años se aferraba a la vida. "Me decía: hija tengo mucha fuerza de voluntad, sé que lo voy a superar... quería que llamara a todos los del deporte, al señor Cabeza, a 'Cuchillo', a un montón de gente, pero yo estaba aturdida. Me sentía ahogada y no hallaba como hacer".
 
Ayer jueves, a las 5.00 de la madrugada, falleció en la emergencia del HUM. La diálisis por las que esperaba desde el lunes, se la harían a las 8.00 de la mañana. ¡Demasiado tarde, Arquímedes!

No hay comentarios: