sábado, 29 de julio de 2017

OÍDO EN LA CHATA: … ¡Qué bueno que tengo ganas, porque a veces ni ganas traigo!



Víctor José López


Este domingo  30 de julio de 2017 es un día de competencia.
Dos grandes bloques, frente a frente.
El Chavismo fracasado, constructor de una nación de miserables, hará frente a los infatigables de la Oposición que piden Libertad, Democracia, Libertad de los Presos Políticos, Humanización de la Situación crítica y ejercer el Derecho a Elegir, Expresarse, Protestar y Participar.
 Los infatigables enfrentan hoy a los Militares, que han organizado el concierto siguiendo nota a nota la partitura del terror y de la violenta agresión escrita por los conductores del PSUV:  Diosdado, Aristóbulo, Jagua, Escarrá y Padrino.
El sector visible de la MUD –integración de libre pensadores – señala a Voluntad Popular, Primero Justicia,  Acción Democrática, Alianza un Bravo Pueblo y 17 organizaciones además de un pueblo extenso en su diversidad que ocupa más del 80% del espectro político nacional.
Los Militares llevan más de 100 días ejerciendo y patrocinando la violencia en las calles. En las calles de Venezuela, donde está un pueblo joven, de estudiantes, obreros y trabajadores que, simplemente reclaman el cumplimiento de derechos constitucionales como el disentir y de protestar públicamente.
Exigencias que han sido repelidas con criminal violencia.
La Oposición, repetimos “variopinta” en expresiones ideológicas, como exige sea la Democracia, ha sido infatigable en su solicitud: 1.- Queremos Elegir: 2.- Queremos se abran caminos humanitarios para la distribución de alimentos y medicinas a una nación en gravísima crisis; 3.- Queremos a los presos políticos en Libertad; 4.- Queremos recobrar el Hilo Democrático y el respeto absoluto de la voluntad democrática de la nación expresada en la integración de la Asamblea Nacional.

Hoy la nación venezolana no ha sido convocada a esta  pantomima de elección bajo sospecha, ya que no habrá supervisión ni testimonio de la jornada por jueces nacionales calificados  o internacionales reconocidos por honestos.
La inteligencia del castrismo ha organizado la fórmula letal con la que sentenciarán a la nación con el estratagema sectario que le ha dado resultados en otras latitudes y que tiene como misión aniquilar instituciones como la Asamblea, la Fiscalía General, los Partidos de Oposición, la Universidades Autónomas, la Libre Empresa, la Propiedad Privada con la instauración de un Estado totalitario, fiel semejanza del Estado cubano.
Amanecerá y veremos,  dice la jerga pública.

No dudo que deseamos, que tenemos ganas,  de un amanecer iluminado por el sol de la Libertad. Pero, nos preguntamos ¿tendremos la disposición de luchar por ello?

No hay comentarios: