domingo, 9 de julio de 2017

NUEVA VIDA, VIEJA LUCHA



Víctor José López

Leopoldo López, sigue preso y sigue libre. Titulo del testimonial de cómo y porqué se entregó a los militares. Evidencia del escarnio en los juicios. Su vida en solitario.
Es el preso político de Nicolás Maduro. No ha cambiado nada. Leopoldo retoma la lucha, la misma que ha llevado entre cuatro paredes, el calabozo que no pudo impedir que su mensaje viajara por los cuatro rincones de la nación. Lo hace por una Venezuela libre, en contra el propio Nicolás Maduro y lo que representan Diosdado Cabello y Vladimir Padrino López.
Sabe Leopoldo que el enemigo sigue y no deja de ser poderoso. Mucho menos maquiavélico. Conoce por experiencia propia que la intención de los esbirros del régimen ha sido perseverante en lograr lo que no lograron cuando lo castigaron y torturaron, cuando lo encerraron en una celda en solitario, sin agua, luz o comunicación en el piso cuarto de un edificio vacío.
La idea de los carceleros ya ha sido escrita y anteriormente descrita en la literatura, es la procura convertirlo en un ser invisible. Sepultarlo en el silencio.

Leopoldo ya les adelantó desde el mismo día de su detención con su consigna ; “El que se cansa pierde”. 

No hay comentarios: