viernes, 30 de junio de 2017

... Lo que no logre con los votos, lo logrará con las armas


LA ORDEN AL MÉRITO DEL PATÁN 

Víctor José López

Los Miserables es la novela más conocida de Víctor Hugo, una novela en la que se evidencia el fracaso de un sueño que se convierte en pesadilla para  un pueblo que se sacrificó, entregando la vida para llegara convertirse en nación con la Revolución Francesa. El relato de Hugo en Los Miserables es la fase resultante de una Revolución que provocó la rebelión popular a sus hijos decepcionados.
Decepcionada, está la sociedad venezolana, con los resultados de esta podredumbre. El farragoso desorden calificado de Revolución Bolivariana, del Siglo XXI : pozo séptico rebosante de corrupción.
Corrupción que corrompió la corrupción, echando por la borda la solidaridad nacional a fuerza de poner de lado los derechos humanos, con el único popósito, fruto de la siembra del odio,  de  acabar con lo poco que nos quedaba de dignidad.
Somos una nación de decepcionados, un pueblo resentido que camina  desorientado y tambaleante, desesperado y ciego, hacia la dictadura militar absoluta. Una nación que por un cambio, sea el que sea, está absurdamente dispuesta a comprar cantos de sirena que habrán de ofrecer lobos con piel de ovejas, un estamento con su formación de patanes carentes de elementos para cumplir esa ilusión.
Somos una sociedad amedrentada, aterrorizada ante la fuerza bruta impuesta por militares gorilas y patanes y la salud de  la nación se ha quebrantado con el miedo. Que el Presidente de la República condecore a un coronel por gritar y empujar al Presidente de la Asamblea Nacional, electo por la nación como su representante en el Congreso es una ofensa a la institucionalidad republicana. Viola el espíritu de la vigente Constitución de la República. El que el Presidente de la República haya dicho que “Maduro dice que lo que no logre con los votos, lo logrará con las armas" ... Nos amenaza con días de violencia, de destrucción y de muerte: si Venezuela fuera sumida en el caos y abandona toda investidura democrática con la consigna:  ¡Lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas, ...

Nicolás Maduro como Diosdado Cabello, Pedro Carreño, Aristóbulo Istúriz, Jorge Rodríguez son los lazarillos del monstruo enceguecido, y conducen a la nación hacia una dictadura militar, lo que en manera alguna ha de evitar el estado fallido,.
La agresión a la institucionalidad, el desprecio por los poderes públicos, la traición a la Constitución provocarán como resultado una sociedad sometida a un Estado fallido.
Es decir, a un paso de la Guerra Civil según pronóstico de Maduro, a sólo un empujoncito de los Perros de la Guerra, de voraces apetitos a la espera que los bandos a enfrentarse los llamen para llenar sus alforjas con dinero sangriento.   


No hay comentarios: