martes, 30 de mayo de 2017

EDDIE A. RAMÍREZ S Fuerza Armada, Pdvsa, paramilitares y economía


Resolver estos cuatro problemas  es un requisito sine qua non para que un nuevo gobierno logre gobernabilidad y enrumbe al país por la senda del desarrollo.  ¡Menudo trabajo! No caben medias tintas, deben solucionarse al unísono. Nada hacemos intentando vender soluciones mágicas. Los rojos pasaron mucho tiempo acumulando estiércol en los establos de la Nación  y no contamos con un Hércules que desvíe las aguas del Alfeo y el Peneo para limpiarlos. Por ello debe ser una acción conjunta. 

La Fuerza Armada está sobrecargada de generales. Según  Guaicaipuro Lameda, ya llegan a casi dos mil.  Lo peor no es el número excesivo, sino la calidad intelectual y moral de los mismos, consecuencia de la masificación con fines político- partidista. La corrupción, incluido el narcotráfico y el contrabando, está minando a nuestra Fuerza Armada y la brutal represión de la Guardia Nacional está  logrando que los ciudadanos la odien.  

Produce pena ajena escuchar las intervenciones de algunos generales. A título de ejemplo, citamos  la  del general del ejército Wistohor Gregorio Chourio Andrade, quien explicó, en presencia de Padrino y del presidente de facto,  la “estrategia”para repeler a un enemigo presente en  Caracas, la cual incluye a cincuenta francotiradores. Lo  grave  es tanto lo simplista de la maniobra, como  el mensaje de amedrentamiento a los valientes ciudadanos que protestan. Pretenden  engañarnos con una supuesta invasión del “imperio”, la cual nunca se producirá porque no  somos un estorbo y ya no  necesita nuestro petróleo.

No toda nuestra oficialidad está incursa en delitos y hay muchos con buena formación. También debemos recordar que  hay numerosos militares presos, exiliados, sin cargo y pasados a retiro arbitrariamente. Como la Fuerza Armada es una organización piramidal, si un nuevo gobierno desplaza a los corruptos y a los violadores de derechos humanos, gradualmente podrá sanearse. Un paso que pueden y deben dar quienes están activos en el ejército, la aviación y la marina es presionar para que los generales Reverol y  Benavides y la Guardia Nacional cesen  la represión y manifestar a Maduro que su convocatoria a una Constituyente es anticonstitucional. 

El petróleo es imprescindible para nuestra economía.  Pdvsa fue destruida por Alí Rodríguez, Rafael  Ramírez  y Del  Pino. Nunca volverá a ser tan importante como en el pasado. Muchos de sus  gerentes no tienen méritos para manejarla, la corrupción está muy extendida, sobra más de la mitad de  sus empleados y realiza actividades que no le competen. Como también es una organización piramidal, si se desplazan a los corruptos y a los ineptos, y se reduce el personal puede seguir operando, pero con  una menor dimensión, recayendo la mayor parte de la producción en las empresas mixtas, las cuales deberán tener mayor autonomía. 

Los paramilitares rojos son  una   papa caliente. La Fuerza Armada los permitió  y a ella le 
corresponde desarmarlos. No será tarea fácil. Muchos de ellos son malandros y pueden hacer incluso más daño que actualmente. La Milicia también debe desaparecer. 

El aparato productor está en el suelo. No hay ningún sector que sea competitivo. Gradualmente será necesario que el Estado se desprenda de las empresas de las que  se apoderó o que creó, ya que todas fracasaron. Para la producción de divisas solo contamos con el petróleo y no es suficiente.  Por mucho tiempo tendremos que olvidarnos del hierro, del aluminio y de la petroquímica. El "arco minero" atenta contra nuestros indígenas y contra los recursos naturales renovables. El  turismo seguirá siendo una fantasía, mientras no se garantice la seguridad, la infraestructura y los servicios. 

La agricultura está en el suelo por la inseguridad jurídica y personal,    escasez de insumos y de repuestos, así como por el control de precios,   debilitamiento de la investigación y desaparición de la asistencia técnica. Sin embargo, es el sector que puede reaccionar más rápido, generando empleo y mejorando el suministro de alimentos.  Para un nuevo gobierno debe ser el sector prioritario, junto con el petrolero y el de la construcción sin la corrupta Odebrechet.  

Solucionar estos cuatro grandes problemas es tarea que no requiere a un Hércules, sino a todo un equipo. Los establos de la Nación tienen  más estiércol que los de Augías. No queda otra que lograr un gran acuerdo político  con algunos que han estado en el actual gobierno y están conscientes de los errores cometidos. Despojémonos de fanatismo y  de espíritu de revancha.  El país requiere urgentemente un gobierno de transición de amplia base. 

Como (había) en botica: Nuestro reconocimiento a Marcel Granier, gran luchador demócrata a quien el régimen despojó de RCTV  por informar sobre  los atropellos. También nuestro agradecimiento a Miguel  A. Rodríguez.  Nadie ha podido presentar fotos o videos de opositores armados o disparando. Solo guardias nacionales, policías nacionales y de municipios rojos han sido señalados. El caso de Paola Ramírez no está claro, hay alguien indiciado y se captaron  paramilitares rojos disparando ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados! 

eddiearamirez@hotmail.com    30/05/17 Noticiero Digital y Runrunes



No hay comentarios: