viernes, 21 de abril de 2017

MADRUGADA CALIENTE EN CARACAS ENTRE SAQUEOS Y PROTESTAS

Los saqueos y protestas en el centro de Caracas elevan el clima de estallido social


Un hombre herido junto a miembros de la Guardia Nacional Bolivariana. EFE
F.Manetto / EL PAÌS, MADRID

La tensión entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición ha derivado en Venezuela en un clima de estallido social. Durante la noche de este jueves y en la madrugada del viernes, se produjeron choques en El Valle, en el centro de Caracas. Los vecinos dieron cuenta a través de Twitter de saqueos, de la actuación de las fuerzas de seguridad —que dispersaron las protestas con gases lacrimógenos— y de un ambiente cercano a la insurrección popular. La ministra de Exteriores, Delcy Rodríguez, se refirió a un ataque a un hospital materno infantil y responsabilizó a “bandas armadas contratadas por la oposición”. Los líderes opositores, entre ellos Henrique Capriles, del partido Primero Justicia y gobernador del Estado Miranda, rechazaron la acusación aunque denunciaron la represión policial.


Los venezolanos, cansados del Ejecutivo de Maduro volvieron el jueves a las calles para continuar con las protestas contra el presidente. Tras la primera gran marcha del miércoles, el objetivo de los manifestantes consiste ahora en mantener viva esa presión en los próximos días, aunque hay cierto riesgo. Muchos ciudadanos aseguran estar dispuestos a movilizarse a ultranza, a pesar de los choques con las fuerzas de seguridad, que dejaron al menos tres fallecidos.
La escalada de tensión en Venezuela continuó con la que fue bautizada como “madre de todas las marchas”. Eso fue el punto de partida para nuevas protestas. Los convocantes comunican sus planes día a día, sobre todo a través de las redes sociales. Cientos de ciudadanos volvieron a concentrarse el jueves en las mismas zonas que el miércoles desde las 10.00 de la mañana. Con el paso de las horas, el número de asistentes fue aumentando y se convirtieron en miles. En la plaza de Altamira, en el oeste de Caracas, en vías estratégicas como la de Prados del Este, y con la meta inicial: alcanzar la sede de la Defensoría del Pueblo, en el centro de la ciudad. Las protestas continuaron hasta la noche y se recrudecieron en El Valle. Este viernes lo harán en los barrios y urbanizaciones, el sábado prometen volver a marchar, y también el próximo lunes, con un “parón” contra el chavismo.
Mientras tanto, el presidente del Gobierno anunció una investigación a Movistar Venezuela, la filial de Telefónica en el país. “He pedido una investigación [contra Movistar Venezuela], porque se sumó a la convocatoria golpista contra el país, y no es su función. La empresa Movistar debe de saberlo, no es su función”, mantuvo Maduro. “He pedido una investigación para establecer los hechos”

No hay comentarios: