lunes, 10 de abril de 2017

CARLOS M. MONTENEGRO Se Fue el Brother Mayor EL MIRADOR FEDONDO

JOSÉ Y RICHARD ... LOS BROTHERS


                    

                                                                                                             A Juvenal y José



En Latinoamérica no tardó en entrar la TV con gran fuerza. Era el espectáculo hogareño por excelencia y la adquisición de receptores creció en proporciones inimaginables


Es a mediados del siglo XX donde la televisión se convierte en objetivo tecnológico de los países y cada uno de ellos va desarrollando sus sistemas de TV públicos y privados. Los años inmediatos siguientes a la Segunda Guerra Mundial fueron testigos de una dramática explosión en el interés por la televisión en los Estados Unidos.
Para 1950 la mayoría de las grandes ciudades norteamericanas poseían su propia cadena televisiva, y algunas incluso varias. En 1960, el 90 por ciento de los hogares tenía televisores y frecuentemente más de uno A diferencia de otras naciones, en Estados Unidos no hay cadenas del Estado con programación nacional; las estaciones son locales y pueden o no estar afiliadas a un circuito televisivo.
En Latinoamérica no tardó en entrar la TV con gran fuerza. Era el espectáculo hogareño por excelencia y la adquisición de receptores creció en proporciones inimaginables. En Venezuela Marcos Pérez Jiménez inauguró el 22 de noviembre de 1952, el primer canal televisivo de Venezuela, la Televisora Nacional Canal 5; en 1953 salieron al aire Televisa, Canal 4, hoy Venevisión y Radio Caracas Televisión, por el Canal 7, con meses de diferencia.
En los comienzos, la televisión venezolana como en la mayor parte de los países transmitía durante pocas horas diarias, generalmente en la noche, pero las emisoras comerciales fueron ampliando sus tiempos de transmisión. La programación al principio se inspiró en las formulas de las emisoras de radio, no conscientes de las posibilidades que la televisión ofrecía al incorporar la imagen. Sus contenidos se limitaban a dar noticias, eventos culturales y algunas piezas teatrales, carreras de caballos, lucha libre, programas de baile con orquestas (Luis Alfonso Larrain con “La Media Jarra Musical” fue el pionero), comedias, clases de cocina, misa los domingos y poco más. Es decir algo muy convencional pero atractivo por la novedad de ser un medio para toda la familia y en su casa.
Radio Caracas TV fue quién inauguró el Show de las 12 con Víctor Saume, que  conducía sobriamente un show de variedades con orquestas, bailarinas, cantantes nacionales y extranjeros, y mucho humor, agitando un poco las entumecidas programaciones convencionales y generando furor en una franja horaria, la del mediodía, que nadie había tomado en cuenta
El 1° de agosto de 1964 se inauguró un nuevo canal comercial: Cadena Venezolana de Televisión canal 8. Presidido por el empresario cubano Goar Mestre propietario también de emisoras en Argentina y EEUU, y que fuera dueño del canal CMQ de la Habana hasta su expropiación en 1960. CVTV estaba Integrada por un grupo de empresas asociadas: Producciones Venezolana de Televisión (Proventel), Color Televisión de Venezuela (Cotelve), Time Life y Columbia Broadcasting System (CBS). En 1971 El GrupoVollmer adquirió el canal 8 con capital íntegramente venezolano *. Para entonces la televisión estaba ya muy profesionalizada, La sociedad de postguerra transitaba por una nueva contienda, la guerra fría.
El rock & roll fue la música rebelde que arrastraba como en un Hamelín global, pero de buena onda, a la mayoría de la juventud que lo adoptó; las discográficas percibiendo como la música y la imagen hacían una buena dupla no perdieron el tiempo. La mesa estaba servida para que la industria del entretenimiento y la imagen televisiva se sentaran a darse un gran banquete, que aún dura; una generación clamaba por ver y escuchar a sus ídolos y la televisión tenía todo para ofrecer ambas cosas.
Y así fue como empezaron a llegar los programas musicales solo para jóvenes exclusivamente. Eran escenarios adaptados para que las grandes estrellas pop interpretaran las canciones que figuraban en las listas de éxitos más vendidos según los “Hit Parades”.
¡Oh Boy! Con este show empezó todo y en Inglaterra. Fue el primer programa para “teenagers” importante de la televisión británica en 1958 y 1959, producido por Jack Good para el canal comercial IndependentTelevision (ITV) y presentado por Tony Hall y Jimmy Henney.
Top of the Pops. El famoso programa semanal de televisión británico que sirvió de modelo a todas las productoras anglo sajonas. La BBC lo lleva emitiendo desde 1964 y desde finales de los ‘90 se difundió también en otros países.
Ready Steady Go! Era el musical rock del canal comercial ITV, competencia deTop of thePops de la BBC. Los presentadores eran CathyMcGowan y Keith Fordyce y el productor Elkan Allan. El espectáculo tuvo su “rating” más alto el 20 de marzo de 1964 cuando presentó a los Beatles que fueron entrevistados.
Ya en los EEUU hubo tres grandes musicales en aquellos años basados en los conceptos combinados de los británicos Top of thePops, Ready Steady Go! Y el veterano American Bandstand, conducido y producido por el experimentado Dick Clark desde 1956 hasta 1989. Fueron:
Shindig! Producido por ABC, de septiembre de 1964 a Enero de 1966, presentado por Jimmy O’Neill y producido por Arthur Stolnitz
Hullabaloo. Desde enero 1966 hasta agosto de 1966. Producido y animado por DonnaMcKechnie y Patrick Adiarte para la NBC.
Hollywood A Go-Go. Programa de producción independiente que se ofrecía como franquicia a televisiones de todo el mundo. Duró dos temporadas, 1965 y1966.
El éxito de los programas, de una factura excelente, dependía de la fama de los artistas que presentaban, sin embargo por cualquiera de ellos pasó la crema y nata de las estrellas del rock, el pop y la psicodelia.
En Venezuela no existían en los ’60 más que tímidos intentos de programas juveniles como “Media hora sin libros”, “Club Musical”, “Ritmo y Juventud” o “Gogoteca”, que solían durar media hora. Los shows verdaderamente importantes fueron el “Show de Renny” y “Renny Presenta”, que no eran netamente juveniles.
Ernesto Arraiz, un joven venezolano que fue de 5 años con su familia a la Argentina, regresó 15 años después con una idea para un programa de Televisión solo para adolescentes. Estaba basado en un programa de TV argentino llamado El Club del Clan, que partía de un concepto opuesto al de los shows británicos y gringos. Consistía en captar en exclusiva talentos nuevos y hacerlos populares desde el programa. En Argentina el concepto funcionó pues en menos de un año no solo eran populares sino que fueron verdaderas estrellas de su generación, una muestra: Violeta Rivas, Johnny Tedesco, Lalo Fransen, Palito Ortega, Raúl Lavié, Chico Novarro o Los Red Cap´s y así hasta una veintena de artistas.
La Idea de Ernesto Arraiz era producir un Club del Clan netamente venezolano. En su transitar por los canales 2, y 4, observando lo que se producía, conoció al joven productor de “Media hora sin Libros” Juvenal Hernández (Richard Herd) y a su hermano José, el animador del programa, debieron comentar sobre su idea del Club del Clan. Los hermanos tenían caracteres muy diferentes, la sobriedad de José contrastaba con el temperamento espontáneo y jodedor de Richard, así que podían lucir bien juntos animando el show. Goar Mestre el presidente del recién inaugurado canal 8, CVTV, compró la idea, y el director de ventas Rodolfo Rodríguez debió convencer a la Coca Cola para patrocinar el programa.
 Contrataron a una guapa y divertida chica “ye ye”, llamada Rosario Prieto como co-presentadora; pasaron meses haciendo “castings” con artistas novatos logrando formar un elenco de cantantes muy jóvenes que no competían entre sí, sino que se complementaban con sus caracteres bien definidos, formaron un cuerpo de baile de preciosas “go-gogirls”. Y por fin el día 29 de agosto de 1964, por el Canal 8 de CVTV, salió al aire el primer programa de El Club del Clan. Animado por “Los Brothers” José y Richard Herd, con Rosario Prieto.
Se transmitía los sábados de 5’30 a 7 pm., y el éxito de audiencia fue fulminante. Como sucedió en Argentina, en el primer año el Club del Clan se colocó en el primer lugar de sintonía entre los jóvenes de todo el país, a medida que el nuevo canal ampliaba su cobertura. El Clan se grababa en directo ante una grada llena de chicos y chicas utilizando dos estudios del canal; puso de moda a todos sus participantes: bailarines, solistas, grupos, y presentadores. Transmitía a la juventud el ambiente de sano compañerismo de un elenco que compartía su popularidad sin mezquindad. Desarrollaron talento y oficio hasta llegar a ocupar los primeros lugares en las listas de éxitos. Todo eso lo supieron descifrar perfectamente los “Brothers” generando una atmosfera divertida. José y Richard, junto a Rosario Prieto catalizaron las diferentes personalidades y egos artísticos convirtiendo el show en una fiesta de gran camaradería.
El Club del Clan batió records de permanencia en pantalla para programas de ese género en todos los países, pues, con pocas excepciones, la mayoría no pasaban de 2 temporadas. La cosecha artística fue estupenda, en el Club del Clan nacieron artistas importantes para la época, como: Los Claners, (grupo base del programa, del que tomaron el nombre), Nancy Ramos, Trino Mora, Tania, Los Darts, Andrés Trigo, Armando Biart, Los Supersónicos, Raúl Rivas, La Pavi, El Eléctrico Luque, y una preciosa bailarina, Marzia Piazza, Miss Venezuela 1969, que en el Miss Universo quedó entre las 5 finalistas.
José Hernández y Richard Herd produjeron y animaron varios programas de televisión más convirtiéndose en exitosos empresarios e industriales, pero entre la generación de los ‘60 del siglo XX, serán recordados por su exquisita labor en El Club del Clan.
La semana pasada  1° de Abril nos dejó José, el Brother mayor, en su casa de Cuyagua, Estado Aragua al parecer de un ataque cardíaco. Por eso, si me permiten, como miembro del Club del Clan y  amigo, quiero dedico este artículo con verdadero afecto a ambos profesionales en nombre de Los Claners, mis compañeros, y el mío propio.
        *  En 1974, al  tener cobertura nacional el canal 8 es adquirido por el presidente Carlos Andrés Pérez  para el Estado, renombrándose en 1976 como Venezolana de Televisión (VTV),  usado ahora únicamente para propaganda del actual gobierno.     

No hay comentarios: