sábado, 11 de marzo de 2017

DE LEOPOLDO a "Mis hermanos de Voluntad Popular"

A mis hermanos de Voluntad Popular:

Somos un partido joven y aguerrido que a diferencia del PSUV, no nació usufructuando el poder ni robando criminalmente las riquezas públicas, sino que es el resultado de un sueño de cientos de líderes de nuestras redes populares, de jóvenes luchadores, trabajadores, juventud prolongada, en fin, la representación de un pueblo humilde y valiente que ante tanta desgracia decidió ponerse de pie, sacudiéndose la desesperanza, para luchar con bríos y determinación por una meta común a todos: una Venezuela donde todos los derechos sean para todas las personas, y donde todos juntos podamos superar la pobreza en paz y en democracia.
 
La posición antagónica y desafiante que nuestro partido asumió desde un principio contra la dictadura nos ha valido una persecución inclemente a lo largo de los últimos años. En las cárceles hoy resistimos con infinita fuerza muchos de nosotros, en el exilio otros tantos enfrentan a la dictadura y luchan por regresar a su patria mientras que quienes siguen en las calles son estigmatizados y señalados por una élite corrupta y mafiosa que ha sometido a nuestro pueblo a infinitas humillaciones y sufrimiento. Pero nada de eso ha hecho mella en nuestro espíritu de lucha ni nos detendrá jamás en nuestra obligación moral, política e histórica por luchar a favor de la democracia venezolana.
 
Por eso mañana y el domingo con mucha conciencia y fuerza salgamos a defender más que unos colores, más que una tarjeta, a nuestro credo a nuestra casa y a nosotros mismos. Cuando digo con mucha conciencia aprovecho de hacer una reflexión sobre el espíritu con el que debemos asistir: no estamos celebrando una fiesta democrática, estamos enfrentando un procedimiento injusto y tramposo con el cual la dictadura pretende invalidarnos. Esto hay que tenerlo muy presente aún y cuando la jornada de recolección de firmas sea sumamente exitosa. 

Hermano, hermanas, Voluntad Popular nunca se esconde, al contrario, siempre da la cara: en cada rincón,  en todos los terrenos, en cada pueblo y en cada ciudad de nuestro país, unidos con nuestro pueblo y dando la lucha por su liberación. No habrá espacio ni lugar en el que la dictadura no nos consiga a nosotros de pie. .

Voluntad Popular, como una vez dijo el poeta Andrés Eloy Blanco cuando la dictadura de Pérez Jimenez también quiso disolver su partido, no es un partido creado por decreto, y por eso no puede disolverse por decreto. Voluntad Popular es un sentimiento y una conciencia de un pueblo que reclama paz, bienestar y progreso, y contra eso no hay prohibición ni ilegalización dictatorial que valga.

¡Fuerza, Fuerza y mucha Fe!

Su hermano
Leopoldo López
Cárcel Militar de Ramo Verde

No hay comentarios: