lunes, 6 de marzo de 2017

CARLOS M. MONTENEGRO Lev Termen el Mago del Thérémin EL MIRADOR REDONDO

                                                        05-03-2017
          TEMAS DEL DIA

                                  

Si bien es cierto que el invento de Robert Moog fue el padre de todos los sintetizadores, también esta históricamente comprobado que a su vez el Minimoog-D tuvo el suyo: el Thérémin

La electrónica se introdujo en el arte musical por medio de artefactos que aportaron sonidos diferentes o lograban calcar las armonías y timbres de los instrumentos convencionales. La obsesión por la electrónica para la obtención de música a través de la misma no es reciente, se inició en el siglo antepasado. La avidez futurista por encontrar el instrumento de los instrumentos, aquél que fuera capaz de albergar en sí mismo los sonidos de una orquesta o de emular con la mayor fidelidad posible cualquiera de los producidos de forma natural, centró la vida y obra de muchos científicos.
Entre mediados del siglo XIX y los albores del XX se fabricaron multitud de artefactos como el “resonador Helmholtz”, del físico y matemático alemán Von Helmholtz, el Dynamophone, el Tehlharmonium, o el Choralcello, que hoy son joyas como Instrumentos Electrónicos de museos pero que resultaron ser, por su falta de efectividad y colosales tamaños, verdaderos disparates sonoros que no tardaron en desaparecer. Pero en la evolución de estos antiguos engendros de la electrónica experimental, algunos instrumentos como el Electrophon (1921), el Ondes-Martenot (1928) o el Kaleidophon (1939) lograron sonar. Fueron los parientes lejanos de la creación humana más relevante, en el mundo de la música, en varios milenios de evolución, el instrumento musical electrónico por excelencia: el Sintetizador, que llegó a adquirir verdadera importancia tras la aparición de su antecesor fundamental: El Moog. Este primitivo y modesto sintetizador realmente originó una revolución.
        Fueron los ingenieros norteamericanos Bill Hemsath y Robert Moog, quienes desarrollaron en un pequeño apartamento del Greenwich Village neoyorquino el primer “Moog” modular en 1964, usando un complejo sistema que integraba distintos módulos (un oscilador, un amplificador de voltaje controlado y un filtro) que permitían imitar sonidos de cualquier instrumento musical, generar timbres nuevos, modificarlos o combinarlos, y todo desde un único teclado.
Este sintetizador de los años 60 tenía un gran inconveniente: estaba ensamblado en un enorme armario de ocho metros cuadrados, repleto de botones, clavijas y huecos  interconectados por casi un kilómetro de cables por lo que debió pasar algún tiempo hasta hacer el instrumento más practicable.
El “Minimoog-D” en 1970, fue el que saltó  la barrera debido a su facilidad de uso, amplia disponibilidad, portabilidad y diseño sencillo; dotado de un teclado compacto de apenas tres octavas. Monofónico (sonaba una nota a la vez) solo se podían tocar líneas melódicas, hasta que años después aparecieron los sintetizadores polifónicos que podían cubrir la gama armónica como un piano o  un órgano.
Mientras trabajaban en su invento,  Robert Moog conoció a Walter Carlos (Wendy tras su cambio de sexo), un talentoso músico norteamericano, compositor y arreglista recién graduado, alumno de Vladimir Ussachevsky, pionero de la música electrónica en la Universidad de Columbia,  donde obtuvo su máster en música. Se entusiasmó con el proyecto de Moog asesorándole en aspectos musicales y convirtiéndose en su mejor cliente. Esa colaboración cambiaría el curso de la música para siempre.
Walter Carlos en su primer disco usando las nuevas técnicas de grabación multipista, produjo, arregló e interpretó, el primer álbum de de la historia grabado totalmente con un sintetizador monofónico,  en vez de una orquesta, interpretando piezas barrocas de Johann Sebastian Bach. Su disco Switched-On Bach, (Columbia Records, 1968)  se convirtió en el mayor “best seller” de música clásica de todos los tiempos, y Walter Carlos se hizo leyenda. En 1970 recibió 3 premios Grammy como: Mejor Álbum de música clásica; Mejores Arreglos para Álbum Clásico; Mejor Interpretación como Solista Instrumental Clásico. Y en 1999  su disco Switched-On Bach entró en el Salón de la Fama de los Grammy.  Gracias a R. Moog y a W. Carlos quedó demostrado que los instrumentos musicales electrónicos habían llegado para quedarse.
Ahora bien, es cierto que el invento de Moog fue el padre de todos los sintetizadores, pero está históricamente comprobado que a su vez el Moog modular  también tuvo  su progenitor: el Thérémin
Es generalmente aceptado que los instrumentos musicales electrónicos fueron operativos a partir de la segunda mitad del siglo XX. Todos los desarrollos previos de la  música electrónica no sirvieron para nada y en el mejor de los casos su vida  fue muy breve, excepto el Thérémin, que no solo funcionó bien, sino que hoy es un instrumento de culto usado por los intérpretes y compositores, más importantes del siglo pasado y del actual, tanto sinfónicos como populares.
El Thérémin fue inventado en 1919 por el inventor judío  ruso Lev Termen (1896-1993). Fue el primer instrumento musical electrónico exitoso; además de su sonido muy especial, lo mágico es que el ejecutante no hace ningún contacto físico con él para sonarlo. Empezó como algo exótico para un tipo de música vanguardista “culta”, pero ha llegado a sonar hasta en los géneros más recónditos de la música.
Tras varias críticas contradictorias en diversos foros y conferencias de electrónica, Lev Termen logró mostrar su invento en 1921 nada menos que al líder bolchevique Vladimir Lenin, que quedó tan impresionado con él que aprendió a tocarlo, y le hizo un pedido de seiscientos instrumentos para distribuirlos en todos los Conservatorios de música de Rusia. Lenin además envió a Termen a un viaje alrededor del mundo para mostrar la invención de la música electrónica por la nueva tecnología soviética (sic).
Tras una dilatada gira por Europa, Termen llegó a los Estados Unidos, donde hábilmente patentó su invención en 1928 y concedió los derechos de producción y comercialización a la RCA con el nombre de “RCA Thereminvox”. Trató a personajes como Albert Einstein, y el cineasta Serguéi Eisenstein y conoció al ingeniero Robert Moog, con quién negoció posteriormente la licencia para fabricar de nuevo invento.
El Thérémin es un aparato sencillo que al principio pasó desapercibido, pero lentamente se introdujo hasta convertirse en un instrumento clásico o “vintage”, como se dice ahora, desde que Dmitri Shostákovich incluyo en sus composiciones partes para el Thérémin en piezas orquestales, y lo usó  en la banda sonora de la película de 1931, Odna.
Cuando los músicos y productores de rock y pop descubrieron el “sonido Thérémin” lo adoptaron y usaron en sus grabaciones como un toque de “clase”, era como usar actualmente un coche Bugatti. Vean apenas una somera lista de famosos que lo emplearon  y aún se sigue usándo:
Led Zeppelin, Pink Floyd (en Dogs), de The Rolling  Stones (en Please go home) Yoko Ono, Rita Lee, Jean Michel Jarre, Giorgio Moroder, Los Relámpagos, La Oreja de Van Gogh, Amaral, Estopa…
También el cine lo ha utilizado. En “Recuerda” (1945) de Alfred Hitchcock, el sonido del Thérémin aparecía cuando los pensamientos obsesivos se adueñaban de la voluntad del protagonista John Ballantine (Gregory Peck). En “Días sin huella” de Billy Wilder, en los momentos de embriaguez del alcohólico Don Birnam (Ray Milland) su delirium trémens se subrayaba con sonidos de un Thérémin. En la película “The Song Remains the Same” de Led Zeppelin, se ve a Jimmy Page improvisando efectos de sonido con un primitivo Thérémin en la canción Whole Lotta Love y con Robert Plant en “The Truth Explodes”.
La lista sería larga, pero quisiera que vieran y escucharan a Lev Termen haciendo magia con su invento: https://www.youtube.com/watch?v=w5qf9O6c20o  
Y en el resto de los enlaces una canción de los Beatles y el tema de “El mago de Oz”, Una demostración del fantástico sonido del modesto abuelo de los sintetizadores
“The long and winding road”. https://www.youtube.com/watch?v=_3EPtUPcs8s
“Over de Rainbow”                    https://www.youtube.com/watch?v=K6KbEnGnymk




No hay comentarios: