martes, 18 de octubre de 2016

Ha llegado el momento preciso para “El Cambio”. ¡Estamos en tiempos de Constituyente!..


Logo Alianza Constituyente texto BANDERA.jpg
La Alianza Nacional Constituyente
A LOS VENEZOLANOS

Nos dirigimos a todos los compatriotas, que angustiados por la situación económica, política  y moral actual, estén dispuestos a  identificar una solución que nos permita un cambio radical y la refundación del país y, a acordar su instrumentación  para que Venezuela, en libertad y en democracia marche reencontrándose con sus valores, tanto individuales como colectivos, en forma unida, en dirección hacia la modernidad.

DISEÑAR E INICIAR LA CONSTRUCCION DE NUESTRO PROPIO FUTURO

Nos dirigimos a los que anhelan vivir en un país distinto, independiente, auténticamente federal y descentralizado, libre, solidario, justo, participativo, desarrollado  y democrático. A los dispuestos  a luchar porque el destino de Venezuela este íntimamente ligado a un nuevo Proyecto de País que garantice el cambio radical y profundo al que aspiramos con desarrollo social e integral sostenible, para comenzar a transitar por el camino de la paz y la libertad, con reconciliación en justicia. 

A los que queremos vivir en  Democracia y Libertad, a los que queremos la eliminación de la reelección indefinida y apoyamos la doble vuelta para elegir al Presidente y al Vicepresidente,  restablecer el Senado, la participación paritaria de los sectores políticos y de la sociedad civil en los cargos de representación popular, la legítima y autentica  libertad de expresión, el respeto a los derechos humanos y políticos hoy conculcados. A los que creen en los valores de la ética y la confianza como soporte ciudadano y  en la actuación de los funcionarios públicos, a la despartidización de la administración pública y la eliminación la mentira, la propaganda soez y la  grosera  actuación de funcionarios públicos. 

Decirles que SI es posible tener una justicia, donde magistrados y jueces sean probos, de reconocida solvencia moral, ética, meritos y credenciales. Justicia  garante de la vigencia de la constitución y leyes. A quienes claman la justicia y seguridad jurídica descentralizada,  que respete nuestros derechos humanos y políticos con Cortes Supremas Regionales que den celeridad procesal,  humanice  y disponga de centros de  reclusión adecuados y vencer la impunidad que roba y desangra sin piedad.

A los venezolanos, que como  depositarios de la soberanía nacional SI podemos gozar de un seguro de salud de por vida; igual para la educación, que cubra todos sus niveles, incluido el post grado; como también a los cuatro millones de nuestras familias carentes y con   derecho a vivir en  viviendas dignas y adecuadas. Servicios todos, que deben depender de las regiones y municipios y no del gobierno nacional.

Decirles que SI es posible lograr mediante una autentica y legitima descentralización, que nuestros estados y municipios sean autónomos de planificar su desarrollo y administrar servicios y bienes que le son propios,  disponer de los recursos provenientes de un cambio en la distribución del situado y un nuevo régimen tributario para que los presupuestos regionales y municipales sean sustancialmente incrementados. Que sea el municipio la célula fundamental del ejercicio efectivo de la democracia y la ciudadanía. Municipalizar al país  mediante municipios fuertes y encaminarnos hacia la modernidad.

A quienes consideramos SI poder garantizar al trabajo y la propiedad privada, como  derechos para la superación personal, el desarrollo y progreso de nuestro país para lograr la producción de bienes y servicios que den fin al desabastecimiento. A los que han  emigrado en busca de mejores oportunidades o ser víctimas de la persecución política, que se reincorporen con plenas garantías al trabajo creador.

A los que creemos que Venezuela SI debe redefinir su posicionamiento internacional, la  defensa para hacer efectivo el resguardo  de nuestra soberanía,  la  reinstitucionalización, reingeniería y modernización profesional de la Fuerza Armada, para que estas retomen la razón de su existencia y que los ascensos militares no sean una dadiva político partidista del Presidente,  sino de una plural cámara del Senado. 

Todo esto y mucho más SI es posible alcanzar, si todos con fe en nuestras propias capacidades y disposición patriótica, ejercemos la soberanía de Venezuela, de la que somos depositarios y nos sobreponemos a esta crisis convocando a una Asamblea Nacional Constituyente de carácter Originario por iniciativa Popular, en acatamiento a los artículos 5, 70, 347, 348, 349 y 350 constitucionales y  darnos un nuevo pacto social que garantice el ejercicio libre y soberano de la ciudadanía. En fin...  a todos  para ratificarles que: 

Ha llegado el momento preciso para “El Cambio”.
¡Estamos en tiempos de Constituyente!..

LA  HORA DE LAS IDEAS, LA ESPERANZA, LA RECONCILIACION, Y LOS CIUDADANOS

En este crucial momento de nuestra historia, constituye un alerta para todos los habitantes, y formularlo acá es parte  de la obligación civilista  que nos asiste, para poder buscar el progreso, para no olvidar el pasado, para SI  recordar nuestro origen, para felicitar el noble esfuerzo de los pueblos, el de su desarrollo, el de su crecimiento, el de su trabajo, para aumentar la concordia humana, para buscar la justicia, para alcanzar la inclusión de todos, en una palabra, para glorificar la paz, esa sublime voluntad universal, que en el decir de Víctor Hugo: “la paz es la virtud de la civilización; la guerra es el crimen”; y en el decir de Juan Pablo II: “la justicia es el nuevo nombre de la paz”.
Y, en ese sentido y  dirección es que estamos dirigiéndonos a todos, a nuestros hermanos, a todos ustedes, a todos nosotros, hijos de Bolívar, expresión, que somos, de libertad, de democracia, de igualdad ante la ley, no de igualitarismos disminuyentes, desmoralizadores y destructores de la paz y la unidad nacional.
Son doscientos años de mora que tenemos con nosotros mismos y con nuestros hermanos de América. Son dos siglos que hemos sido consumidos, subyugados por DICTADORES, por CAUDILLOS y hombres MESIÁNICOS: que han querido instaurarse en el Poder, como dioses, aprovechando, la candidez de nuestra gente y la credulidad y buena fe que nos caracteriza y hasta la ignorancia de otros.
Pero ha llegado la hora. NO a la guerra que es el crimen, NO más buenos y malos; escuálidos y revolucionarios; campesinos; enemigos o patriotas cooperantes;   NO  más hombres mesiánicos que vienen a erigirse en pequeños emperadores del engaño, del atraco, del robo, del nepotismo, del narcotráfico, del terrorismo, de la confrontación, de la división, del odio entre los hombres y entre los pueblos.

DECIR LA VERDAD A LA GENTE, NO A LAS SALIDAS VIOLENTAS

Nos dirigimos a  los demócratas que atendiendo los llamados hechos por los factores opositores y en especial en los últimos 10 meses, hemos dado muestras contundentes y civilizadas de apoyo y respaldo a las alternativas democráticas presentadas como salidas a la crisis que sufrimos, sin que este apoyo se haya retribuido en solución a esos graves problemas. Por el contrario, dolorosamente se han agravado; la confrontación y el radicalismo ha  aumentado, el deterioro institucional social y económico se ha incrementado sustancialmente y la Asamblea Nacional, producto de un histórico respaldo electoral, luce lamentablemente anulada por un TSJ al servicio del poder ejecutivo, empeñado  en liquidarla.

La Alianza Nacional Constituyente, ha planteando en reiteradas oportunidades al país y sectores opositores de la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, que ante la necesidad de darnos una Solución Constitucional, electoral, pacifica, incluyente, democrática, participativa y de reconciliación en justicia, debemos acudir al pueblo soberano de Venezuela para convocar por iniciativa popular a una Asamblea Nacional Constituyente de carácter Originario, en donde todas las tendencias políticas y de la sociedad civil afectas o no al régimen participen. Al respecto, el 8 de marzo del presente año el Coordinador General de la MUD, Lic. Jesús Torrealba, anunciaba al país la ruta acordada para salir de la crisis donde señalaba: la renuncia de Nicolás Maduro, aprobar una Enmienda Constitucional, iniciar el proceso de Referendo Revocatorio y por último, por decisión unánime, un proceso Constituyente Originario. En este sentido indicó: “Reiteramos finalmente que, de persistir el gobierno en su práctica irresponsable de intentar bloquear los mecanismos constitucionales para la solución pacífica a la crisis, no dudaríamos en activar un proceso constituyente originario, que por su misma naturaleza estaría a salvo del saboteo de los poderes constituidos.”. Esta afirmación de la MUD hace un reconocimiento tácito a la condición supra constitucional de la iniciativa constituyente de carácter originario por iniciativa popular, haciendo de ella la solución  integral a la crisisy no la simple sustitución de un Presidente por otro, que no resuelve el fondo del problema,  sin exponer a la población a una confrontación con consecuencias impredecibles que la martiricen  y si beneficia al régimen que no dudaría en activar su brutal represión  y privación de libertad a mas venezolanos. Situación que rechazamos firmemente. Respetuosamente exigimos a los factores de la oposición el respeto a la ruta acordada y expresada públicamente por los representantes oficiales de la oposición venezolana agrupados en la Mesa de la Unidad DemocráticaNosotros lo haremos!

CONSTITUYENTE  PARA  CAMBIAR LOS PODERES PUBLICOS Y SUPERAR LA CRISIS

En este sentido, la Alianza Nacional Constituyente propone entonces, a todos los venezolanos sin excepción, que sea el Pueblo Soberano, depositario del Poder Originario, fuente natural de la soberanía,  que  intransferiblemente reside en él,  quien decida lo que por derecho le es propio y le corresponde hacer:  darse la solución que más convenga a Venezuela, mediante la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente de carácter Originario, por iniciativa popular; para cambiar los poderes públicos, convocar a elecciones y acordar un  nuevo Pacto Social,  traducido en un nuevo ordenamiento jurídico, transformando y refundando al Estado. Pacto Social que supere la polarización, la confrontación y priorice la reconciliación en justicia, convocado por el pueblo, con el pueblo y para el pueblo, realizada dentro del marco de un nuevo Proyecto País, proyecto perfectible que la Alianza Nacional Constituyente ha puesto a la consideración  de los más diversos sectores de la vida nacional,  que se traduzca, no en una Constitución mas, como casi todas las que hemos tenido, sino en una nueva Constitución en la que todos nos sintamos interpretados, que traiga al presente el futuro  y  sentir  venezolano del país que  aspiramos.

A LA SOCIEDAD CIVIL EN SU ACCION PROTAGONICA

Convocamos a todos, miembros de Academias, Federaciones, Gremios, Universidades, Sindicatos, Militares activos y en situación de retiro, Iglesias, Organizaciones no Gubernamentales, Asociaciones Civiles, Concejos Comunales y población en general,  asumir el deber patriótico de convocar a un Proceso Constituyente de carácter Originario por  iniciativa popular, no regulado ni codificado por  norma alguna, ni por los Poderes Constituidos, en acatamiento a los artículos 5, 70, 347, 348, 349 y 350 constitucionales. Razón por la que ante cualquier intento de desconocer o interferir la voluntad del pueblo activaremos sin dilación  las disposiciones contenidas en el Artículo 350 constitucional, contemplado como respuesta del soberano al desacato o bloqueo al proceso constituyente originario de ejercer el derecho humano y político que nos asiste de darnos un nuevo Pacto Social.

A LOS MILITARES ACTIVOS, A LOS MILITARES EN SITUACION DE RETIRO

En la certeza que nos asiste la razón, esta iniciativa superara ampliamente el 15% mínimo de manifestaciones de voluntad exigidas constitucionalmente  para su convocatoria. Por eso hacemos un llamado respetuoso a la Fuerza Armada Nacional,  que por disposición del pueblo son custodios de las armas de la república para su protección, la defensa de nuestra integridad territorial y la soberanía,  a que nos acompañen y hagan respetar esta iniciativa soberana eminentemente constitucional, de unidad nacional, democrática, justa y participativa. Dios y la Patria se los demandarán.

Venezolanos, fortalezcamos la fe en la libertad de Venezuela, muchas han sido las dificultades y sacrificios, las falsas promesas, egoísmos y traiciones a la  patria, pero invocando la tradición republicana y libertaria de este pueblo grande y generoso, la Alianza Nacional Constituyente convoca  a  que todos juntos seamos los constructores de nuestro propio destino y honremos con nuestra determinación,  la casa grande,  la casa bella donde cabemos todos: ¡Venezuela.!

Convoquemos con tu firma y tu defensa  la Constituyente Originaria por iniciativa Popular

“Gloria al bravo Pueblo que el yugo lanzo, la ley respetando, la virtud y honor”

Caracas, 17 de Octubre de 2016 

COORDINACIÓN NACIONAL DE LA ALIANZA NACIONAL CONSTITUYENTE



No hay comentarios: