martes, 16 de agosto de 2016

Cuando no hay Plan B Por Luis Manuel Aguana



Morir o vencer. Imagino que esa fue la disyuntiva de Hernán Cortés al quemar las naves en la costa de Yucatán, en un mensaje no dirigido precisamente a sus enemigos sino a sus propios compañeros. En palabras más recientes, Cortés hubiera dicho ¡aquí no hay Plan B! ¡Solo hay Plan A! ¡O morimos o vencemos!

Sin embargo hay muchas maneras de morir. Y algunas duran más de 55 años. Si no, que lo digan los cubanos que muy a su pesar “celebran” hoy los 90 años del vencedor de la Sierra Maestra.

Cuando le preguntas a los representantes de la oposición oficial que pasará cuando el régimen se eche al coleto el Referendo Revocatorio, responden con lo mismo: !aquí no hay Plan B! No sé si porque en realidad no han pensado lo que harán, o porque en realidad creen que el régimen le preocupa algo limpiar el piso con la Constitución de nuevo como normalmente lo hace, impidiendo el Revocatorio para el 2016, o el parecer de la comunidad internacional.

Estamos viviendo el país de la comiquita trágica donde un grupo (nosotros) insistimos en seguir jugando un libreto donde el gobierno (ellos) han devenido en un régimen que ignora absolutamente toda regla del juego democrático establecido en la Constitución, con el fin de perpetuarse en el poder. Incluso siguen un Plan de la Patria donde no existe establecido el respeto a los Derechos Humanos de los venezolanos.

Entonces nosotros estamos intentando “cercar” a ese régimen para que ellos “respeten” unas reglas que han decidido violar, con el apoyo de jueces venales y las armas de la República. Entre esas reglas se encuentran aquellas que estipulan ponerle fin a ese régimen violador, esto es, el Referendo Revocatorio. Y todavía hay quienes evitan decir que estamos en dictadura…

Si existiera esa figura en Cuba, ¿podrían los cubanos salir de los hermanos Castro? Me gustaría que alguien respondiera eso. En Cuba existe una oposición torturada en las cárceles por más de 55 años y a cuyo régimen le importó un rábano lo que alguien dijera fuera de Cuba. Incluso hasta los norteamericanos lo toleraron (y ahora tienen relaciones diplomáticas con ellos) y los europeos invirtieron capitales en ese país ignorando la violación expresa de los Derechos Humanos de los cubanos. Ese es el mundo de la política de las naciones donde no existen amigos sino intereses.

Entonces, ese vencer o morir no está tan claro entonces. Podrías morir, pero de la forma larga y tormentosa. A ese morir es a lo que estamos expuestos con el régimen castro-chavista-madurista sin ese Plan B, no al morir inmediato de Cortés, aunque ese también este planteado para quien se enfrente a ellos de una manera directa como ya hemos visto. Sin embargo, como nación –y es a ese morir es al que me quiero referir en esta nota- sucumbiríamos por muchos años a esto que ahora vivimos, pero agravado de tal forma que terminaríamos rogando por las tarjetas cubanas de racionamiento como un favor para poder comer. Eso es peor que morir de inmediato.

Algunos dirán que ya me estoy dando por derrotado en la “gesta” que comienza con la marcha del 1ro de Septiembre. No. Solo digo que una estrategia que comience diciendo que solo hay Plan A y que el régimen no le quedará otra que torcer el brazo y darle paso a la legalidad solo porque nosotros tenemos la razón, es suicida. Entre otras razones porque hasta ahora no ha pasado. El régimen se ha salido con la suya con ilegalidades y muertes. El año 2014 es un doloroso ejemplo de eso. Y aquellos que insisten en que el régimen no se sostendrá porque decida hacer lo que le de la gana con el Revocatorio, como siempre lo ha hecho, no se ha paseado porque Fidel Castro acaba de cumplir 90 años siendo dictador.

Ah, y no se molesten conmigo. Dirijan esa energía a otra cosa que les deseo comentar. Entre todo lo que se dijo que debía comenzar a partir del 1ro. de Septiembre hubo una que me pareció razonable, no suficientemente explicada y que no debería ni siquiera llegar a esa fecha: Resistencia Civil y Lucha No Violenta. No se trata de hacer una “marcha” en una fecha particular o “quedarse en las calles hasta que caigan”, lo que entre otras cosas es ingenuo si no se inserta en una estrategia bien desarrollada. Pero, ¿cómo se come eso?

Resistencia Civil y Lucha No Violenta es lo que se debió hacer desde el primer momento en que se detectó que el gobierno de Hugo Chávez se había convertido en una dictadura. Pero eso sí, si caracterizaste al gobierno como una dictadura, entonces comienza a actuar tratándola como tal. Para comenzar, no puedes ir a un proceso electoral con ellos porque los legitimas.

De acuerdo a la  Dra. Blanca Rosa Mármol de León, ex Magistrada Emérita del Tribunal Supremo de Justicia, ir a un Referendo Revocatorio con Maduro lo legitima. Y es por eso que ellos necesitan también el Revocatorio, pero no para este año. Y el año que viene existen muchas probabilidades de perderlo porque su principal fuente de sustentación es la aspiración de la mayoría de salir del castro-chavismo-madurismo, y esta se desvanecería si revocando a Maduro el 2017 queda intacto su gobierno.

Desde el año 2013 he venido insistiendo consistentemente en la necesidad de caracterizar de modo generalizado al régimen como una dictadura por parte de toda la oposición, así como la necesidad imperiosa de actuar en concordancia con ese criterio (ver, entre otros, Estado Mayor de Oposición “Oscar Yanes” http://ticsddhh.blogspot.com/2013/10/estado-mayor-de-oposicion-oscar-yanez.html, La hora de las definiciones http://ticsddhh.blogspot.com/2013/11/la-hora-de-las-definiciones.html).

Si lo que hizo Tibisay Lucena con el cierre definitivo de la posibilidad del Revocatorio este año, termina de convencer a la oposición de que esta situación no tiene otro curso de acción que irnos a la Resistencia Civil y a la Lucha No Violenta, nos habrán hecho un gran favor a los venezolanos porque todo el mundo terminaría cayendo en que no hay otra manera de actuar sino congregarse alrededor de una estrategia común anti-dictadura a través de una Resistencia Civil organizada con una Lucha No Violenta estructurada.

Y para hacer eso es necesario que absolutamente todas las fuerzas opositoras se unan bajo ese mismo criterio y propósito. Y para eso es imperativo que tal y como la experiencia teórica y práctica de este asunto indica, debemos contar con un Plan común con etapas, campañas, actividades para debilitar a la dictadura, atacando consistentemente sus pilares de sustentación. Esa es la manera adecuada de acabar con cualquier dictadura y conseguir la democracia. No hay otraLa lucha podrá ser larga –ya llevamos 18 años- pero por lo menos aseguraremos resultados positivos. Pero todos debemos caracterizarla como tal y actuar en consecuencia.

Decía en mi segunda nota del 2013 relativa a la Lucha No Violenta (1) (ver http://ticsddhh.blogspot.com/2013/01/apuntes-para-una-lucha-no-violenta-ii.htmlque de acuerdo a Gene Sharp, principal teórico en la materia, hay 4 tareas fundamentales que realizar: “a) Fortalecer a la población en su determinación de luchar, en la confianza en sí misma y en sus aptitudes para resistir; b) Fortalecer grupos sociales e instituciones independientes; c) Crear una fuerza poderosa de resistencia interna; y d) Desarrollar un amplio y concienzudo Plan Estratégico global para la liberación y ejecutarlo con destreza(subrayado nuestro)

Los puntos a), b) y c) ya están servidos desde el 6D-2015. La población está dispuesta a luchar y resistir, todos los grupos e instituciones están alineados para salir de esta pesadilla, y existe en nosotros la resistencia con la fuerza necesaria. ¿Qué falta? Un Plan Estratégico Global para la liberación diseñado entre todos.

Este Plan deberá incluir todos los pasos para la convocatoria al Poder Constituyente Originario, establecido en la Constitución, para comenzar a ensamblar el país de nuevo. Una Asamblea Nacional Constituyente de carácter Originario, no solo legitimaría la actuación de quienes ejecuten ese Plan Estratégico sino que convocaría a los venezolanos a un proceso nacional de Reconciliación y Reconstrucción.

Desde la Alianza Nacional Constituyente (http://ancoficial.blogspot.com/) podemos aportar en este tema que ponemos a la disposición de todos los venezolanos y en especial a los partidos de la oposición, si se escoge el camino de la Resistencia Civil y la Lucha No Violenta, como Plan B alternativo. Si se continúa por el camino de seguir legitimando al régimen no solo seguiremos entrampados en un Plan A, sino que de nada habrán valido la pena los muertos que dolorosamente han habido hasta ahora, porque nunca se tuvo un Plan B…

Caracas, 16 de Agosto de 2016

Twitter:@laguana

No hay comentarios: