martes, 5 de julio de 2016

EDDIE RAMÍREZ S. Mientras Del Pino construye el socialismo en Pdvsa, la producción y sus refinerías están en el suelo

     Pdvsa: la hecatombe
                                                                                                                                                
Pdvsa acaba de colocar en su página web una información chucuta que dice ser el  Informe de Gestión 2015 de la empresa. Según Eulogio Del Pino, su presidente, la presentación de estos resultados  fue posible ¨a pesar de la  guerra de precios por barril de petróleo, de la guerra económica, de las adversidades y de los enemigos de esta Patria¨  ¡Bravo por ese tenaz y valiente gerente capaz de publicar algunas cifras de su gestión  a pesar de tantas adversidades!  
Como logro, Del Pino destaca que   los ¨trabajadores y trabajadoras plantean la transformación y construcción del Socialismo en Pdvsa¨.  Mientras tanto, la producción continúa cayendo y las refinerías están en el suelo. El Informe  señala que la producción promedio  del 2015 fue de 2.863.000 barriles por día (b/d), incluyendo los líquidos del gas natural.  En sus Informes del 2014, 2013, 2012 y 2011, Pdvsa reportó 2.899.000 b/d, 3.015.000 b/d, 3.034.000 b/d y 3.129.000 b/d, respectivamente, de crudo más  los líquidos del gas natural. Es decir, que del 2011 al 2015 la producción de Pdvsa cayó 266.000 barriles por día (b/d), o sea que el año pasado la producción  fue de 97.090.000   barriles menos que en el 2011. ¿Cómo puede Del Pino afirmar que la producción está estable si su propio Informe indica que está en picada?
El Informe menciona que en la empresa laboran 114.259 trabajadores en Venezuela, pero oculta el número de contratados y el de trabajadores en actividades no petroleras, que en el 2014 eran 25.698 y 30.320, respectivamente. 
Los ingresos por venta de crudo y productos fueron de solo 55.339 millones de dólares y los costos y gastos de 61.511  millones de dólares,  es decir un  déficit de 6.172 millones de dólares, que fueron cubiertos con un ajuste contable, producto de la devaluación,   por un monto de 16.830 millones de dólares. Cabe mencionar que la empresa tuvo que desembolsar 22.965 millones de dólares para importar  petróleo crudo y sus productos,  parte de ellos adquiridos al  ¨imperio¨. 
En dicho Informe, los auditores dejan constancia de que ¨ Pdvsa realiza investigación sobre ciertos hechos de los cuales fue objeto en relación con su proceso de procura internacional de bienes y servicios que se realiza a través de una de sus filiales. Su posible efecto sobre los resultados de las operaciones y de la situación financiera no se puede determinar con suficiente precisión en este momento¨. Dicho en criollo, los casos de corrupción en Bariven detectados en Estados Unidos y de los cuales ya se declararon culpables los corruptores y dos empleados corruptos  de la empresa, pero  Pdvsa oculta los nombres de los directivos y gerentes involucrados.  
Sin necesidad de apelar a otras fuentes de información que ofrecen un panorama más grave, el mismo Informe de Pdvsa evidencia la hecatombe de la empresa. 
Como (había) en botica: Hoy, Día de la Independencia, cabe recordarle al Alto Mando Militar que con su aval los rojos permitieron a Guyana  la exploración petrolera en  aguas que reclama Venezuela. Si no hubiesen expulsado a la Exxon Mobil   de la Faja del Orinoco seguramente  esta empresa  no habría realizado actividades exploratorias en esas aguas,  con resultados positivos. Este Alto Mando no  defiende los intereses de la patria, pero  masifica los ascensos de oficiales. Solo en el ejército ascendieron 28 nuevos generales de división y 41 generales de brigada. La mayoría de la oficialidad seguramente rechaza esta proliferación de generales. Entre los nuevos  generales de brigada   del ejército,     ascendieron   J. M. T., J. M. B. y  M. F.,  quienes se graduaron en la Escuela Militar en los puestos 207, 189 y 184 de una  promoción de 214, respectivamente ¡Viva la meritocracia! Lamentamos el  fallecimiento de Elie Wiesel, sobreviviente del Holocausto y defensor de los Derechos Humanos. El vejamen a que sometieron a cuatro seminaristas en Mérida evidencia, una vez más, la baja calaña de los rojos. El hampa común ¿o política? asaltó la residencia y agredió al  distinguido amigo Alfredo Coronil Hartman a quien expresamos nuestra solidaridad   ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!
eddiearamirez@hotmail.com  5/7/16 Noticiero Digital, Runrunes

No hay comentarios: