sábado, 16 de enero de 2016

OÍDO EN LA CHATA Víctor José López TANTO NADAR MADURO, PARA MORIR EN LA ORILLA

TANTO NADAR,
PARA MORIR EN LA ORILLA

Víctor José López

EN TRES HORAS de humillación para un pueblo que esperaba soluciones a sus atribulaciones, por parte del Presidente de la República, fue a lo que se redujo la obligada presentación constitucional de la Memoria y Cuenta del señor Maduro. Tres horas de repetir lo que todos los días dice en largas y absurdas cadenas de radio y televisión *** HA SIDO una plañidera, no un Jefe de Estado el que se pasó en la tribuna de la Asamblea. Lo hizo sin un pañuelo con qué enjugar sus lágrimas, porque el General en Jefe Padrino López había hecho uso del único pañuelo seca lágrimas que tiene el Estado.  *** CREÍ que Maduro era un hombre con más imaginación, pero lo que es el Presidente es un sembrador de mentiras. Sin empacho, sudando y secándose la frente con un pañuelo  Nicolás no tiene empacho para recurrir a la fantasía. Es un forjador de imágenes y de situaciones inexistentes. Habla de la Salud Pública, Seguridad, la Fortaleza del Salario Mínimo, la Producción de Alimentos, Creación de Empleo, Hospitales y Centros de Salud Pública, Inflación y Guerra Económica como de realidades logradas por su administración y las coloca en el discurso de su Memoria que, en vez de ser una Cuenta, la convierte en primer mandatario en un obsceno Cuento. *** CUANDO RAMOS ALLUP le dijo que su discurso le recordaba a  Hugo Chávez, se sintió  halagado. No sabe que el diputado recurría a la metáfora  de los viejos evangelistas de “Imítame y tuyos serán mis defectos” *** EL INTENTO de imitación llega al colmo del recurso de la tacita. Con Chávez especulaban que se trataba de litio, como agente antimaníaco, aunque él decía que era café. Con Maduro no se sabe qué es. 

LAS HUMILLANTES tres horas de perorata fueron respondidas por  Henry Ramos Allup en media hora. Pudo ser menos si la cochinera que el régimen colocó en las barras no le hubiera interrumpido con sus chillidos. *** RAMOS se refirió a Maduro, pero también a Luis Salas que llegó al gabinete como llegan los importados de poder a los equipos de pelota profesional en Venezuela, cuando se está bajando el telón del campeonato. Luis Salas, genio marxista de la Economía está llamado a convertirse en el primer comunista en acertar en un proyecto económico en la historia de la humanidad. Salas, como Maduro, tiene una imaginación garciamarquiana. Se atreve decir que la inflación No existe!. Ojalá y Luis se lo diga a quienes todos los días tenemos que hacer largas y agotadoras colas para ver que hay en las escuálida despensa de la revolución. *** Y YA QUE nos referimos al beisbol, con lo de los importados de finales de temporada, Ramos Allup le ganó el juego a Nicolás Maduro, como pitcher cerrador: igual que El Kid Rodríguez, ponchó a Maduro al cierre del noveno episodio, dejando al presidente sudoroso y jadeante, incoherente y fuera de contexto. ¿No sería el pañuelito de Maduro, el mismo con el que Padrino López se secó las lágrimas que le produjo la salida de los retratos de Chávez del Capitolio? *** EN RESUMEN, y en criollo. Tanto que nadó Nicolás Maduro en su Memoria y Cuento, para ir a morir en la orilla…!


   

No hay comentarios: