viernes, 25 de septiembre de 2015

EL CARACAS PRESS CLUB RECHAZA AGRESIONES CONTRA CESAR MIGUEL RONDON





El Caracas Press Club condena rotundamente el comunicado emitido por el Directorio de Responsabilidad Social de Conatel donde, bajo la figura de la presunción de un funcionario, se busca culpabilizar  a César Miguel Rondón de un delito hasta ahora nuevo para las leyes venezolanas: guardar silencio.

Igualmente lamentamos que el responsable del Directorio, William Castillo, utilice la xenofobia y la discriminación en contra de César Miguel Rondón, llamándolo "ciudadano mexicano-venezolano" con el único objetivo de  someterlo al escarnio público y desacreditarlo frente a su audiencia, irrespetando no solo a Rondón sino  a un país y a sus habitantes, con los cuales se supone que Venezuela mantiene excelentes relaciones. ¿O es que al presidente de Conatel le parece vergonzoso haber nacido en México?


De acuerdo con el numeral  9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA), los mensajes con fines intimidatorios, así como las presiones directas o indirectas, que pretenden silenciar la labor de los comunicadores sociales, violan los derechos fundamentales de las personas y coartan severamente la libertad de expresión.  Y esto es exactamente lo que ha hecho el Directorio de Responsabilidad Social y el director de Conatel, al utilizar como argumento contra  César Miguel Rondón  que " guardó un vergonzoso silencio, que hace presumir su completa adhesión a las infamias proferidas por el Alcalde de Cúcuta contra Venezuela".  Lo que equivale a entender que Rondón no solo ha sido difamado por supuestamente guardar silencio sino por las presunciones  que un funcionario del gobierno haya tenido en relación a los silencios del entrevistador, irrespetando la libertad del comunicador  de intervenir o no en la entrevista y manipulando  la realidad de lo ocurrido con el objetivo de acusar a Rondón y a la emisora por, según su entender, no defender los intereses nacionales.

En el Caracas Press Club rechazamos categóricamente las amenazas proferidas y respaldamos la conducta de César Miguel Rondón, un profesional con 41 años de impecable trayectoria y probidad intelectual, durante los cuales no ha hecho otra cosa que realizar su trabajo apegado a la ética, la responsabilidad, el equilibrio y honrando la verdad, algo sumamente difícil de realizar en los años que hemos vivido los profesionales de la comunicación, viendo cómo día tras días se conculcan los derechos fundamentales de los periodistas, se cierran fuentes de trabajo, se violan las mas elementales normas de las libertades ciudadanas, y los funcionarios del gobierno se niegan a dar información, objetiva y veraz, a los medios independientes que todavía sobreviven. Sin contar con que el gobierno y sus aliados se han apoderado masivamente de los medios masivos de comunicación, imponiendo su proyecto de hegemonía comunicacional, en circunstancias que aún permanecen oscuras para la mayoría de los venezolanos.
A todo eso se ha enfrentado con dignidad César Miguel Rondon y la mayoría de los profesionales respetables que aun siguen  dando su propia batalla en la defensa de las libertades.

Finalmente, desde el Caracas Press Club sugerimos al ciudadano William Castillo que solicite ser invitado al espacio diario de César Miguel Rondón y pueda ofrecer desde allí su versión de los hechos en relación a lo sucedido en la frontera. O al Ministro de la Defensa o al Ministro del Interior. En fin, que cualquiera de ellos den la cara y defiendan sus posturas.
Estamos seguros que, como al alcalde de Cúcuta, César Miguel Rondón les permitirá hablar sin ninguna restricción a su libre derecho de expresar sus opiniones.

No hay comentarios: