martes, 29 de septiembre de 2015

EDDIE RAMÍREZ S, La Guardia Nacional a 12 años del 11 de abril de 2002

Numerosos oficiales de la Guardia Nacional han estado presos, se encuentran exiliados o han perdido su carrera por no estar de acuerdo con el régimen totalitario, por lo que no puede satanizarse a todo un cuerpo. 
Lamentablemente, un número  significativo de sus miembros  ha incurrido en  violaciones a los derechos humanos.  
No somos fiscales, ni jueces, por lo que solo seguimos insistiendo en que deben ser investigados y castigados de ser  culpables.

Entre los hechos criminales están  los asesinatos en los alrededores del liceo Fermín Toro  el 11 de abril del 2002.  Fueron  imputados el cabo Luis Alberto Carrero y los distinguidos Carlos Díaz Pérez, Elys José Navas y Luis Rodríguez Valera ,  pero después no se supo nada de ellos. A pesar de las evidencias fotográficas,  el general Eugenio Gutiérrez declaró: ¨Que yo sepa no hubo disparos por parte de la Guardia Nacional¨; el general Belisario Landis sostuvo  que : ¨Cuando una marcha se cambia de ruta no da tiempo para establecer un adecuado dispositivo de seguridad para proteger a la ciudadanía¨, o sea que unos ciudadanos a pie avanzan más rápido que unas tanquetas que han debido interceptar la marcha si es que querían evitar la masacre.

El 3 de diciembre del 2002 un contingente de la Guardia,  al mando de los generales  Jesús Villegas Solarte y Alexis Maneiro Gómez,  innecesariamente agredió con balas de plástico y lacrimógenas  a periodistas y a  petroleros   e inclusive al pundonoroso general Carlos Alfonzo Martínez. El general Eugenio Gutiérrez declaró que: ¨Los representantes de los medios casi golpean a los guardias, los desafiaban y provocaban¨.

El 1 de marzo del 2004, un pelotón de guardias nacionales facilitó el asesinato del técnico petrolero José Manuel Vilas en San Antonio de los Altos, perpetrado  por dos motorizados paramilitares rojos. A pesar de que fueron identificados por el CICPC, la  Fiscalía se ha negado a investigar.  El 4 de marzo del 2004 fue asesinada en Machiques  Evangelina Carrizo; por  este hecho fueron señalados  los entonces subtenientes Casañas y Ramzor Bracho. Este último y otros cinco miembros de la Guardia fueron asesinados  en diferentes sitios  en los sucesos del 2014, sin que haya imputados. ¿Quiénes les dispararon? ¿Acaso paramilitares rojos?  El 27 de febrero  del 2004 la Guardia repelió con ferocidad inusitada  a los manifestantes que marchábamos al Teresa Carreño a entregar documente al Grupo de  15 presidentes. La represión se extendió varios días fueron  asesinados cinco ciudadanos, 14 heridos de balas, 220 lesionados y 52 detenidos.

El 19 de febrero 2014 fue asesinado a golpes por guardias nacionales José Alejandro Márquez y el  22  fue asesinada Geraldine Moreno, investigándose a los guardias Franklin García López, Paola Marlene Barroso Ortiz y Albin Bonilla. La guardia Josneidy Castillo agredió brutalmente a la joven Marvinia Jiménez.
En los desalojos de campos residenciales petroleros de Oriente y Occidente  la Guardia y el ejecito cometieron innumerables  atropellos. En el desalojo de San Tomé el entonces capitán Gustavo Petit llegó a amenazar a niños y los insultó llamándolos ¨gusanitos escuálidos¨.
Este 25 de setiembre se cumplieron doce años de una de  las acciones más abominables cometidas por guardias nacionales, quienes en horas de la madrugada agredieron  a residentes en el campo petrolero de Los Semerucos, en Falcón.  A las 4: 41 am entraron al campo residencial unos 350 guardias y unos cien policías con gritos de guerra para atacar al ¨enemigo¨ integrado por niños, madres, abuelas y padres de familia. Lanzaron lacrimógenas dentro de las casas y  repartieron peinillazos. Amenazaron con violar a las mujeres, las llamaron putas y les decían ¨vengan que nosotros sí somos machos¨.

Nadie puede decir que no se enteró de estos hechos, ya que los mismos fueron vistos en vivo por la televisión, apreciándose a madres y abuelas corriendo despavoridas con niños en los brazos y protegiéndose de las bombas. Diecinueve ciudadanos fueron lesionados, cuatro de ellos con heridas de consideración, entre ellos varias damas,   36 niños tuvieron que ser atendidos por asfixia y 26 residentes, entre ellos dos damas, fueron detenidos.   Para vergüenza de los rojos, ninguno de sus  dirigentes protestó por estos cobardes atropellos. Los chacales que cometieron los desafueros  pertenecían al Destacamento 44 de la Guardia con sede en Punto Fijo y otros traídos desde Barquisimeto.

Hemos señalado que al respecto debe  investigarse al general Jesús Villegas Solarte, comandante general de la Guardia, a los entonces  teniente coronel Lenín González Trómpiz, comandante del Destacamento, al mayor Manuel Graterol, capitanes Giovanni Bianco y Raúl Milán, teniente Montilla, sargento Omar Luque Z., cabos julio Mireles y Bravo, y guardias Alirio Barradas, Bermúdez y Piña. Igualmente a los funcionarios de Pdvsa  Iván Hernández, gerente de la refinería,  Félix Rodríguez, gerente  de Occidente y teniente coronel (R)  Dionisio Durán,  gerente de prevención y control de pérdidas.
Ojalá, aunque tardíamente, algunos dirigentes rojos tuviesen la honestidad intelectual de reconocer estos atropellos y soliciten que se investiguen.  Ninguno de esos hechos debe quedar impune.

Como en botica: Maduro ladra a los presidentes  vecinos pero después les lame la mano. La ministra Desiré Santos y  William Castillo Director General de Conatel produjeron un vergonzoso  comunicado  en contra del excelente periodista César Miguel Rondón ¡Qué ruines!   ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!
eddiearamirez@hotmail.com 29/9/15 Noticiero Digital y Runrunes

No hay comentarios: