lunes, 10 de noviembre de 2014

¿Dónde está el excremento? Por Luis Manuel Aguana



Disculpen antes que nada lo escatológico del título de la nota, pero es que no puede ser otro por lo que hacen ahora en la renovada Rotunda del Siglo XXI llamada Ramo Verde. Por eso es que hay que ponerle una lupa al fenómeno porque al parecer no solo el régimen nos está retrotrayendo a la calidad de vida del siglo 19 sino también a los métodos disuasivos que se le aplicaban entonces a los que disentían y que ahora están tan presos como los de antes. Los métodos de las dictaduras nunca cambian…

Una vez me tope con un video en la red titulado "¿Puede la muerte comenzar en el colon?" (verlo enhttp://goo.gl/uLLwy5), donde se explica con el detalle médico correspondiente que hace el organismo con los desechos cuando se trancan sus salidas naturales. Les invito a verlo, es muy educativo para la salud y podrán entender mejor lo que sigue.

Me acordé del mencionado video cuando me entere de lo que le estaban haciendo a Leopoldo López y demás presos políticos en Ramo Verde. En una comparación sistémica con lo que nos está pasando en el país, se puede concluir que esa cárcel no es más que el colon tapado de este régimen que nos impuso Chávez y que su heredero ha profundizado por su gracia Eterna.

De acuerdo con la información técnica, cuando el sistema corporal tiene problemas para sacar la basura del organismo, tanto la generada por el metabolismo celular como por los desechos de la digestión, automáticamente el organismo busca mecanismos alternativos. Y ese proceso resulta en un estrés traumático para la salud general, produciendo enfermedades, y tarde o temprano la muerte.

Un régimen que ha destruido todos los sistemas de supervivencia del cuerpo social, incluyendo el de disposición de los desechos, no es extraño que termine arrojando sus excrementos en la humanidad de todos, comenzando por los que tiene encerrados. Pero el problema de fondo es que en realidad el cuerpo enfermo del régimen esta buscándole a los excrementos una salida natural que no encuentra.

El episodio de Leopoldo no es más que un síntoma inequívoco que el régimen tiene tapadas las salidas y en realidad el verdadero excremento no es el que le arrojan encima a la humanidad de los presos políticos de Ramo verde, sino el que se está acumulando en Miraflores, que es donde se encuentra la cabeza de este organismo enfermo en nuestra comparación sencilla.

El progresivo deterioro de la situación, que incluye ese deplorable trato inhumano y violación de los derechos humanos elementales a los presos políticos, no visto en Venezuela desde la época de Juan Vicente Gómez, no es más que un indicio del envenenamiento por materia fecal del régimen y su consecuente muerte por causas naturales.

Lo lamentable de toda esta tragedia escatológica es que muchos serán cubiertos de excremento cuando la cabeza explote al no aguantar la presión de tanta materia fecal  acumulada. Políticos de este y de aquel lado, incluyendo militares, se verán cubiertos. Se equivocan quienes ensucian a Leopoldo creyendo que eso no les salpica a ellos y que se salvaran de la explosión mencionada porque a todos ellos les caerá parte de esa inmundicia. Están todavía a tiempo para reflexionar lo bajo que han caído en su odio y su resentimiento.

El organismo del régimen está enfermo e inevitablemente morirá. Y morirá envenenado  y cubierto de eso que les arrojan a los presos políticos en Ramo Verde. Total, al final nadie podrá negar que será una muerte con justicia divina y acorde con sus ejecutorias....

Caracas, 10 de Noviembre de 2014

Twitter:@laguana


No hay comentarios: