viernes, 26 de septiembre de 2014

EDUARDO FERNÁNDEZ Viaje a Cúcuta


La fundación tiene un nombre interesante: “El cinco a las cinco” porque se reúne los días cinco de cada mes a las cinco de la tarde

Atendí una invitación que me hizo la Fundación Cultural “El cinco a las cinco” que funciona en Cúcuta, capital del departamento colombiano Norte de Santander, y que preside el académico e intelectual Patricio Ararat Díaz, ex rector de la Universidad de Santander.
La fundación tiene un nombre interesante: “El cinco a las cinco” porque se reúne los días cinco de cada mes a las cinco de la tarde para abordar la discusión de algún tema de interés público a partir de la presentación de un invitado especial.
Tuve el honor de ser el primer venezolano invitado a participar en ese foro. Antes que yo fueron invitados los ex presidentes colombianos Belisario Betancur y Ernesto Samper. El tema que me asignaron fue “La educación como instrumento para superar la pobreza”. Es un tema que he trabajado mucho, convencido de que la prioridad absoluta de nuestras naciones consiste en ganar la batalla de la educación, la ciencia, la cultura, la información, la informática y la tecnología. No hay nada más importante.
Me invitaron también para una entrevista en el diario La Opinión con el maestro Cicerón Flórez, figura muy representativa del periodismo en el vecino país. Estando en el diario leí el editorial de ese día, en el que se comentaba la decisión del gobierno del presidente Juan Manuel Santos de presentar un proyecto de presupuesto en el que, por primera vez, el gasto en educación será mayor que el gasto en armas de guerra.
Un gran paso civilizatorio. Sobre todo si tomamos en cuenta que Colombia es un país en guerra. Ojalá todos nuestros países reduzcamos el gasto en armas y aumentemos el gasto en educación. 
Además del conversatorio en la fundación fui invitado por la Academia de Historia del Departamento Norte de Santander. Allí conversamos sobre los ciclos en la historia de Venezuela. Visitamos la casa natal del general Francisco de Paula Santander, La Bagatela, e hicimos un recorrido por la Villa del Rosario.
Finalmente, tuvimos un grato encuentro en la Cámara de Comercio de Cúcuta con el presidente José Miguel González, y hablamos de las potencialidades económicas, sociales y culturales de la región fronteriza. En Colombia practican una envidiable política de cooperación entre el Gobierno y el sector privado.
Después, regresamos a Venezuela por la vieja carretera gomera que comunica a San Antonio con San Cristóbal.

@efernandezve

No hay comentarios: