jueves, 27 de febrero de 2014

Santiago José Guevara NO, NO ES SOLO EL CHAVISMO


NO, NO ES SOLO EL CHAVISMO
Santiago José Guevara García
sjguevaragarcia@gmail.com / @SJGuevaraG1


Antes de Chávez hubo una “matriz de ideas, modos y prácticas inapropiadas (en) toda nuestra historia y (una) democracia fallida –sí, fallida- (…), con su imaginario asociado”.
La devastación del país y sus instituciones y el militarismo derivados de la independencia produjeron muchos más años de gobiernos de militares que de civiles. Y un país pobre. Lo fuimos hasta la tercera década del siglo XX.
El petróleo, en ese contexto, generó enseguida una sociedad rentista. La “maldición de los recursos” es más instituciones débiles que otra cosa. De poco sirvieron las ideas de Adriani y otros, para la efectiva eclosión de un país productivo. Era –y aún es- el mundo de los grupos de intereses especiales. Que mediatizaron la democracia.

DR. RAFAEL CALDERA
Sin embargo, había nacido con muy buen material genético. Los jóvenes, estudiantes y la maceración de las ideas de Betancourt, como nombre destacado, no pudieron cimentar un proyecto democrático sostenible. El modelo nunca hizo explícito su proyecto de largo plazo. No oyeron a Picón Salas.
Sostengo la tesis –en contra de lo tanto dicho- de que el ciclo democrático iniciado en el ’58 se hizo regresivo desde el primer gobierno de Caldera. Luego, no hay que argumentar sino que nombrar evidencias. Los cuarenta años no valen lo mismo. No todos son defendibles.

Ese ciclo involucionó a un nuevo totalitarismo con Chávez. O sea, que la democracia que tuvimos no solo no consolidó, sino que fracasó. Toca redefinirla. En el ideario, para ir a un nuevo imaginario.

No hay comentarios: