viernes, 12 de julio de 2013

OÍDO EN LA CHATA Aquí no se puede decir la verdad



VÍCTOR JOSÉ LÓPEZ
NELSON BOCARANDA, EL PECADO DE INFORMAR  CON LA VERDAD
Decir la verdad en Venezuela, es una falta tan grande que quien sea capaz de denunciar, comentar o alertar en base a la certidumbre de los hechos, se juega la vida.
 No se trata de un eufemismo, el ciudadano que en Venezuela hable con la verdad será sometido al escarnio público y a la agresión física por los grupos violentos que ha preparado el régimen chavista.


 Se trata de pelotones del terror, igual a los que actúan en Cuba y en Bielorrusia o como actuaban en la República Democrática Alemana cuando la Stasi y sus sapos políticos manejan la vida y las miserias de los ciudadanos.
Se trata de grupos agresivos que actuaron con gritos, consignas, ofensas y amenazas en contra de Nelson Bocaranda Sardi, cuando el periodista acudió a la Fiscalía para someterse a un interrogatorio de más de cuatro horas.- Mario Silva, que empantanó al chavismo con sus propios excrementos, apenas fue interrogado por 20 minutos.
El diputado Pedro Carreño quien no sabemos qué méritos acumula su capacidad para ser  presidente de la comisión de Contraloría, acusó a Nelson Bocaranda de generar violencia al usar "irresponsablemente" la red social Twitter durante los días posteriores a las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril.  Con esta afirmación del militar golpista, subalterno político de Diosdado Cabello, ignora que de no haber sido por la información permanente y constante de Bocaranda, la nación en estos momentos es posible que ignorara que Hugo Chávez está muerto, no estaría al tanto del fraude electoral que provocó la usurpación de poder de Nicolás Maduro.

Nelson Bocaranda con su profesionalismo, vocación como periodista y valentía ciudadana ha demostrado, otra vez, que en Venezuela no se debe decir la verdad, porque si se informa con oportuna veracidad el periodista y el ciudano se juega la vida.

LA STASI EN ACCIÓN

No hay comentarios: